Personajes clave de Isaías







ISAÍAS


    Árboles y profetas poseen al menos una característica en común importante: ambos se plantan para el futuro. Aun así, a menudo se pasan por alto a los árboles y profetas jóvenes. Isaías es uno de los mejores ejemplos de esto. La gente de su tiempo podía haberse salvado por sus palabras. En vez de eso, se negó a creerle. Con el paso de los siglos, sin embargo, las palabras  de Isaías se han proyectado sobre toda la historia. 

    Isaías estuvo activo como profeta durante los reinados de cinco reyes, aunque no se proponía ser profeta. En la época que murió el rey Uzías, lo designaron escriba del palacio real de Jerusalén. Era una profesión respetable, pero Dios tenía otros planes para su siervo. La narración de Isaías acerca del llamado de Dio deja muy pocas dudas acerca de lo que motivó al profeta durante la siguiente mitad del siglo: Su visión fue inolvidable. 

    El encuentro con Dios impactó para siempre el carácter de Isaías. Reflejó al Dios que representaba. Los mensajes de Isaías, algunos consoladores y otros de confrontación, son tan distintos que algunos se han preguntado si acaso no pertenecen a diferente escritores. El testimonio de Isaías es que los mensajes procedían del Único capaz de ser perfecto en justicia y en misericordia: Dios mismo.    

    Cuando llamó a Isaías para ser profeta, Dios no lo alentó con predicciones de gran éxito. Le dijo que el pueblo no lo escucharía. Pero tenía que hablar y escribir sus mensajes de todas formas ya que a la larga alguien sí lo oiría. Dios comparó a su pueblo con un árbol que debe tratarse para que otro nuevo crezca de las viejas raíces (Isaías 6:13). 

    Nosotros, que somos parte de ese futuro, podemos ver cuántas de esas promesas que Dios nos dio mediante Isaías se han cumplido en Jesucristo. Además, también tenemos la esperanza de saber que Dios está activo en toda la historia, incluyendo la nuestra.  

Puntos fuertes y logros:
  • Considerado el profeta más grande del Antiguo Testamento
  • Citado el menos cincuenta veces en el Nuevo Testamento
  • Tuvo mensajes poderosos de juicio y esperanza
  • Llevó a cabo un sólido ministerio a pesar de la poca respuesta positiva de sus oyentes
  • Su ministerio abarcó los gobiernos de cinco reyes de Judá

Lecciones de su vida:
  • La ayuda de Dios es necesaria para enfrentar con eficacia el pecado de la gente, a la vez que se consuela
  • Uno de los resultados de experimentar el perdón es el deseo de anunciarlo a otros
  • Dios es puro y perfectamente santo, justo y amoroso

Datos generales:
  • Dónde: Jerusalén
  • Ocupaciones: Escriba, profeta
  • Familiares: Padre: Amoz. Hijos: Sear-jasub, Maher-salal-hasbaz
  • Contemporáneos: Uzías, Jotam, Acaz, Ezequías, Manasés, Miqueas

Versículo clave:
"Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí" (Isaías 6:8).

La historia de Isaías se relata en 2 Reyes 19:2-20:19. Se menciona también en 2 Crónicas 26:22; 32:20, 32; Mateo 3:3; 8:17-21; Juan 12:38; Romanos 10:16, 20, 21.