Personas clave de 1 Reyes


BETSABÉ

    
    Betsabé fue el vínculo menos esperado entre los dos reyes más famosos de Israel: David y Salomón. Fue amante y esposa de uno y madre del otro. Su adulterio con David casi terminó con la familia por medio de la cual Dios planeó entrar físicamente al mundo. A partir de las cenizas de ese pecado, sin embargo, Dios trajo bien. A la larga Jesucristo, la salvación de la humanidad, nació de un descendiente de David y Betsabé. 

    La historia de David y Betsabé ilustra que pequeñas decisiones erróneas a menudo llevan a errores más grandes. Es probable que ninguno de ellos dos estuvieran donde debía estar. Betsabé pudo haber sido imprudente al bañarse donde la pudiera ver David, él debía haber estado en la guerra con su ejército. Cada una de estas decisiones contribuyó al comienzo de una serie de sucesos muy tristes. 

    Betsabé debió haberse sentido devastada por la cadena de hechos: infidelidad hacia su esposo, descubrimiento de su embarazo, la muerte de su esposo, la muerte de su hijo. Se nos dice que David la consoló (2 Samuel 12.24), y vivió para ver a otro de sus hijos, Salomón, sentado en el trono. 

Desprendemos de su vida que las pequeñas decisiones diarias que tomamos son muy importantes. Nos preparan para tomar las decisiones correctas cuando llega el momento de las grandes decisiones. La sabiduría de tomar las decisiones correctas en asuntos pequeños y grandes es un don de Dios. El entender esto nos hará más conscientes de las decisiones que tomamos y más dispuestos a incluir a Dios en nuestra toma de decisiones. ¿Ha pedido la ayuda de Dios en las decisiones de hoy? 

Puntos fuertes y logros: 
• Llegó a influir en el palacio a favor de su hijo, el rey Salomón 
• Fue la madre del rey más sabio de Israel y el antepasado de Jesucristo 

Debilidades y errores: 
• Cometió adulterio 

Lecciones de su vida: 
• A pesar de que podemos vernos atrapados en una cadena de acontecimientos, seguimos siendo responsables por la forma en la que participamos en ellos 
• Un pecado puede parecerse a una pequeña semilla, pero la cosecha de consecuencias no se puede medir 
• En las peores situaciones posibles, Dios sigue siendo capaz de sacar el bien cuando la gente se vuelve a Él de corazón 
• Aun cuando debemos vivir con las consecuencias naturales de nuestros pecados, el perdón del pecado proveniente de Dios es completo 

Datos generales: 
• Dónde: Jerusalén 
• Ocupaciones: Reina y reina madre 
• Familiares: Padre: Elim. Esposos: Urías y David. Hijo: Salomón 
• Contemporáneos: Natán, Joab, Adonías 

Versículos clave: 
«Oyendo la mujer de Urías que su marido Urías era muerto, hizo duelo por su marido. Y pasado el luto, envió David y la trajo a su casa; y fue ella su mujer, y le dio a luz un hijo. Mas esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová» (2 Samuel 11.26.27). 

Su historia se relata en 2 Samuel 11,12 y 1 Reyes 1,2. Un pasaje relacionado es Salmo 51. 



SALOMÓN

    La sabiduría sólo es efectiva cuando se pone en práctica. En los primeros años de su vida, Salomón tuvo el sentido para reconocer su necesidad de sabiduría. Pero con el tiempo Salomón pidió sabiduría para gobernar su reino, ya había comenzado un hábito que haría que su sabiduría fuera ineficaz para su propia vida: selló un pacto con Egipto al casarse con la de Faraón. Fue la primera de cientos de esposas con las que se casó por razones políticas. Al hacer esto, Salomón fue en contra, no sólo de las últimas palabras de su padre, sino además de las órdenes directas de Dios. Sus acciones nos recuerdan cuán fácil es saber lo que es correcto y aun así no hacerlo. 

    Es claro que el regalo de sabiduría que Dios le dio a Salomón no significaba que no pudiera cometer errores. Se le habían otorgado grandes posibilidades como el rey del pueblo escogido de Dios, pero con ellas vinieron grandes responsabilidades. Desafortunadamente, tuvo la tendencia a perseguir las primeras y a olvidarse de las últimas. A pesar de que se volvió un famoso arquitecto de templos y palacios, su fama se perdió como líder ya que fijó impuestos y trabajos excesivos a su pueblo. Llegaban visitantes de tierras distantes para admirar al re sabio, mientras que su propio pueblo gradualmente se iba alejando de él.  

    En la Biblia, se menciona muy poco acerca de la última década del reinado de Salomón. Eclesiastés registra probablemente las últimas reflexiones de su vida. En ese libro encontramos un hombre que demuestra a través de experiencias amargas que el querer encontrar significado a una vida lejos de Dios es una meta vana. La seguridad y el contentamiento sólo se encuentran en una relación personal con Dios. El contentamiento que encontramos en las oportunidades y en los éxitos de esta vida es temporal. Mientras más esperemos que sean permanentes, más rápido se esfumarán. Asegúrese de equilibrar su búsqueda de Posibilidades en la vida con un cumplimiento confiable de sus responsabilidades. 

Puntos fuertes y logros: 
• Tercer rey de Israel, heredero escogido por David 
• El hombre más sabio que haya existido en todos los tiempos 
• Autor de Eclesiastés y Cantar de los cantares, así como también de muchos de los proverbios y salmos 
• Construyó el templo de Dios en Jerusalén 
• Diplomático, comerciante, recolector, patrocinador de las artes 

Debilidades y errores: 
• Llevó a cabo muchos acuerdos con naciones extranjeras al casarse con mujeres paganas 
• Permitió que sus esposas afectarán su lealtad a Dios 
• Fijó impuestos excesivos a su pueblo y los hizo una fuerza laboral y militar 

Lecciones de su vida: 
• Un liderazgo eficaz puede ser anulado por una vida personal deficiente 
• Salomón falló al obedecer a Dios, pero no aprendió la lección de arrepentimiento hasta los últimos días de su vida 
• El conocer qué acciones debemos llevar a cabo significa muy poco sin la voluntad para llevarlas a cabo 

Datos generales: 
• Dónde: Jerusalén 
• Ocupación: Rey de Israel 
• Familiares: Padre: David. Madre: Betsabé. Hermanos: Absalón, Adonías. Hermana: Tatuar. Hijo: Roboam 

Versículo clave: 
«¿No pecó por esto Salomón, rey de Israel? Bien que en muchas naciones no hubo rey como él, que era amado de su Dios, y Dios lo había puesto por rey sobre todo Israel, aun a él le hicieron pecar las mujeres extranjeras» (Nehemías 13.26). 

La historia de Salomón se relata en 2 Samuel 12:24--1 Reyes 11:43. Además se lo menciona en 1 Crónicas 28,29; 2 Crónicas 1-10; Nehemías 13:26; Salmo 72 y Mateo 6:29; 12:42. 




JEROBOAM


    Hasta las advertencias más claras son difíciles de obedecer. La Biblia está llena de personas que tuvieron la instrucción de Dios y aun así decidieron hacer las cosas a su modo. Su desobediencia muy rara vez se debía a la ignorancia de lo que Dios quería. Por el contrario ere por un egoísmo necio. Jeroboam fue un ejemplo de estas peculiaridades tan humanas. 

    Durante la construcción, Salomón notó en el joven Jeroboam habilidades naturales de liderazgo y lo hizo capataz especial del proyecto. Muy pronto después de esto, Dios hizo contacto con Jeroboam por medio del profeta Ahías. Le dijo que castigaría la dinastía de David quitándoles el reino al hijo de Salomón y que Jeroboam gobernaría las diez tribus del norte. y Dios dejó muy claro que el mismo destino destruiría la familia de Jeroboam si se negaban a obedecerlo. Aparentemente, Salomón supo de estos hechos y trató de matar a Jeroboam. El futuro rey escapó a Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Salomón. 
    
    Cuando Roboam, heredero de Salomón, tomó el trono, Jeroboam regresó. Representaba al pueblo al demandar que el siguiente rey fuera más misericordioso que su padre. La decisión necia de Roboam de rechazar la petición de su pueblo hizo que este lo rechazara como rey. Sólo Judá y la tribu anexa de Benjamín permanecieron leales a la dinastía de David. Las otras diez tribus hicieron a Jeroboam su rey. 

    En vez de ver el cumplimiento de la promesa de Dios como una motivación para obedecerlo, Jeroboam decidió hacer lo que pudo para asegurar su posición. Llevó a su pueblo a apartarse de Dios que había sido quien le permitía reinar. Dios ya le había advertido cuáles serían las consecuencias de esta acción. Su familia fue eliminada a la larga. Jeroboam desencadenó hechos que llevarían a la destrucción del reino del norte. 

    Las consecuencias del pecado están garantizadas en la Palabra de Dios, es difícil predecir el tiempo en que se darán esas consecuencias. Cuando hacemos algo que se opone directamente a sus mandatos, y no hay un desastre inmediato, a menudo nos engañamos al creer que nos salimos con la nuestra al desobedecerlo. Pero ese pensamiento es peligroso. La vida de Jeroboam nos debe hacer reconocer nuestra necesidad frecuente de admitir nuestra desobediencia y pedir a Dios que nos perdone. 

Puntos fuertes y logros: 
• Un líder eficaz y organizador 
• Primer rey de las diez tribus de Israel en el reino dividido 
• Un líder carismático con mucho apoyo popular 

Debilidades y errores
• Erigió ídolos en Israel para mantener a su pueblo lejos del templo en Jerusalén 
• Designó sacerdotes que no pertenecían a la tribu de Leví 
• Dependió más de su propia astucia que de las promesas de Dios 

Lecciones de su vida: 
• Las grandes oportunidades son a menudo destruidas por pequeñas decisiones 
• Los esfuerzos negligentes que se hacen para corregir los errores de otros, a menudo conducen a los mismos errores • Siempre se comenten errores cuando intentamos tomar el papel de Dios en una situación 

Datos generales: 
• Dónde: El reino del norte de Israel 
• Ocupaciones: Capataz especial de proyectos, rey de Israel 
• Familiares: Padre: Nabat. Madre: Zerúa. Hijos: Abías y Nadab 
• Contemporáneos: Salomón, Natán, Ahías, Roboam 

Versículos clave: 
«Con todo esto. no se apartó Jeroboam de su mal camino, sino que volvió a hacer sacerdotes de los lugares altos de entre el pueblo, y a quien quería lo consagraba para que fuese de los sacerdotes de los lugares altos. Y esto fue causa de pecado a la casa de Jeroboam,i por lo cual fue cortada y raída de sobre la faz de la tierra» (1 Reyes 13.33,34). 

La historia de Jeroboam se relata en 1 Reyes 11:26-14:20. Además se menciona en 2 Crónicas 10-13. 

    




ELÍAS

    El compromiso leal de Elías con Dios nos impresiona y nos presenta un reto. Fue enviado para confrontar, no consolar, y habló las palabras de Dios a un rey que a menudo rechazó su mensaje sólo porque era Elías el que lo traía. El profeta escogió seguir adelante solo con su ministerio para Dios y pagó por esta decisión experimentando el aislamiento de otros que también eran fieles a Dios. 

    Es interesante pensar en los sorprendentes milagros que Dios llevó a cabo por medio de Elías, pero haremos bien si nos centramos en la relación que tenían ambos. Todo lo que sucedió en la vida de Elías comenzó con el mismo milagro que está a nuestro alcance: él respondió al milagro de poder conocer a Dios. 

    Por ejemplo, después de que Dios llevó a cabo un milagro grandioso por medio de Elías. al derrotar a los profetas de Baal, la reina Jezabel se vengó amenazando la vida de Elías, y Elías huyó. Sintió miedo, abandono y se deprimió. A pesar de la provisión de comida y abrigo en el desierto, Elías deseaba morir. Así que Dios se ie presentó en una «demostración audiovisual» y con el mensaje que él necesitaba escuchar. Elías presenció una tormenta de viento, un terremoto y fuego. Pero el Señor no estaba en ninguna de esas manifestaciones poderosas. Por el contrario, Dios mostró su presencia en un suave susurro. 

    Elías, como nosotros, luchó con sus sentimientos aun después de este mensaje de consuelo de parte de Dios. Así que Dios confrontó las emociones de Elías y lo mandó a actuar. Le dijo lo que ahora tenía que hacer y le informó que parte de su soledad estaba basada en la ignorancia: todavía había en Israel siete mil personas que seguían siendo fieles a Dios. 

    Aún en la actualidad, Dios a menudo nos habla por medio de la quietud y de lo obvio, y no por lo espectacular e inusual. Dios tiene trabajo para nosotros aun cuando sintamos miedo o temor a fracasar. Dios siempre tiene más recursos y personas de las que nosotros conocemos. Si bien podemos desear hacer grandes milagros para Dios, en cambio debemos concentrarnos en tener una relación personal con Él. El milagro real de la vida de Elías fue su verdadera relación personal con Dios. Ese milagro sigue estando a nuestro alcance. 

Puntos fuertes y logros: 
• Fue el profeta de Israel más famoso y dramático 
• Predijo el comienzo y el final de una sequía de tres años 
• Fue usado por Dios para resucitar a un niño 
• Representó a Dios en una prueba de fuerzas con los sacerdotes de Baal y Asera 
• Apareció con Moisés y Jesús en la escena de la transfiguración en el Nuevo Testamento 

Debilidades y errores: 
• Decidió trabajar solo y pagó por ello con el aislamiento y la soledad 
• Huyó con pavor de Jezabel cuando amenazó su vida 

Lecciones de su vida: 
• Nunca estamos tan cerca del fracaso como en nuestros momentos de mayor victoria 
• Nunca estamos tan solos como parece que nos sentimos. Dios siempre está con nosotros 
• Dios habla con mayor frecuencia en susurros persistentes, que a gritos 

Datos generales: 
• Dónde: Galaad 
• Ocupación: Profeta 
• Contemporáneos: Acab, Jezabel, Ocozías, Abdías, Jehú, Hazael 

Versículos clave: 
«Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres el Dios en Israel, y que Yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú, vuelves a ti el corazón de ellos. Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las Piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja» (1 Reyes 18.36-38). 

La historia de Elías se relata en 1 Reyes 17:1-2 Reyes 2:11. Además se lo menciona en 2 Crónicas 21:12-15; Malaquías 4:5,6; Mateo 11:14; 16.14; 17:3-13; 27:47-49; Lucas 1:17; 4:25,26; Juan 1:19-25; Romanos 11:2-4; Santiago 5:17,18. 



ACAB


    Los reyes de Israel, tanto buenos como malos, tenían profetas enviados por. Dios para aconsejarlos, enfrentarlos y ayudarlos. El rey David tuvo un gran amigo en la persona del profeta de Dios, Natán; Acab pudo haber tenido igualmente un amigo en Elías. Pero si bien David escuchó a Natán, y estuvo dispuesto a ,arrepentirse de sus pecados, Acab vio a Elías como enemigo. ¿Por qué? Porque Elías siempre le traía malas nuevas. Pero Acab se negó a reconocer que era su constante desobediencia a Dios y su persistente idolatría lo que había acarreado el mal a la nación y no las profecías de Elías. Culpó a Elías por llevar las profecías de juicio, en vez de aceptar su consejo y volverse de sus malos caminos. 

    Acab quedó atrapado por sus propias decisiones y no estuvo dispuesto a tomar la acción correcta. Como rey, era responsable ante Dios y su profeta Elías, pero estaba casado con una mujer malvada que lo incitó a la idolatría. Era un hombre infantil que rezongaba durante días si no podía salirse con la suya. Aceptó el consejo de su malvada esposa, escuchó sólo a los «profetas» que le traían buenas nuevas, y se rodeó de gente que lo animaba a hacer lo que quería. Pero el valor del consejo no puede ser juzgado por el número de personas que estén a favor o en contra. Acab decidió con firmeza seguir la opinión de la mayoría que lo rodeaba, y eso lo llevó a la muerte. 

    Puede parecer agradable tener a alguien que nos anime a hacer lo que queremos, porque el consejo que va en contra de nuestros deseos es difícil de aceptar. Sin embargo, nuestras decisiones deben estar basadas en la calidad del consejo, no en la opinión de la mayoría de nuestros amigos. Dios nos alienta a obtener consejos de gente sabia, ¿pero cómo podemos evaluar el consejo que recibimos? El consejo que va de acuerdo con la Palabra de Dios es confiable. Siempre debemos separar el consejo de nuestros propios deseos, de la opinión de la mayoría o de cualquier cosa que parezca «mejor» a nuestra perspectiva limitada, y enfrentarlo a los mandatos de Dios. Nunca nos llevará a que hagamos lo que está prohibido en su Palabra. No debemos actuar como Acab, sino que debemos confiar en consejeros santos y tener el valor de levantarnos en contra de aquellos que quisieran hacernos ir en contra de los mandatos de Dios. 

Puntos fuertes y logros: 
• Octavo rey de Israel 
• Líder capaz y estratega militar 

Debilidades y errores: 
• El rey más malvado de Israel 
• Se casó con Jezabel, una mujer pagana, y permitió que promoviera la adoración a Baal 
• Se encaprichó por no poder apropiarse de un pedazo de tierra, por eso su esposa mandó matar a su dueño Nabot. 
• Estaba acostumbrado a salirse con la suya, y se deprimía cuando no lo lograba 

Lecciones de su vida: 
• La elección de la pareja tendrá un efecto significativo en la vida: en lo físico, espiritual y emocional 
• El egoísmo, si no se lo controla, puede llevar a una gran maldad 

Datos generales: 
• Dónde: Reino del norte de Israel 
• Ocupación: Rey 
• Familiares: Esposa: Jezabel. Padre: Omri. Hijos: Ocozías, Joram 
• Contemporáneos: Elías, Nabot, Jehú, Ben-adad y Josafat 

Versículos clave: 
"Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes que él[...] y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró. E hizo altar a Baal, en el templo de Baal que él edificó en Samaria. Hizo también Acab una imagen de Asera, haciendo así Acaba más que todos los reyes de Israel que reinaron antes que él, para provocar la ira de Jehová Dios de Israel» (1 Reyes 16.30-33) 

La historia de Acab se relata en 1 Reyes 16:28-22:40. Además se menciona en 2 Crónicas 18---22; Miqueas 6:16. 



JEZABEL


    La Biblia es tan sincera acerca de la vida de sus héroes como lo es acerca de aquellos que rechazaron a Dios. Algunos personajes bíblicos descubrieron lo que Dios puede hacer con los fracasos cuando se vuelven a Él. Muchos otros, sin embargo, no admitieron sus errores, ni se volvieron a Dios. 

    Jezabel figura como la mujer más perversa de la Biblia. Las Escrituras hasta utiliza su nombre como un ejemplo de la gente que rechaza completamente a Dios (Apocalipsis 2.20,21). Muchas mujeres paganas se casaron con israelitas sin reconocer al Dios que sus esposos adoraban. Trajeron sus religiones con ellas. Pero ninguna fue tan determinada como Jezabel a hacer que todo Israel adorara a sus ídolos. Para el profeta Elías, parecía que ella había tenido éxito. El sintió que era el único que aún seguía siendo fiel a Dios hasta que Él le dijo que todavía había siete mil que no habían abandonado la fe. El único «éxito» de Jezabel fue contribuir a la causa de la caída final del reino del norte: la idolatría. Dios castigó a las tribus del norte por su idolatría al hacer que fueran llevados en cautiverio. 

    Jezabel tenía un gran poder. No sólo manejaba a su esposo, el rey Acab, sino que además tenía un surtido de ochocientos cincuenta sacerdotes paganos bajo su control. Estaba comprometida con sus dioses y decidida a obtener lo que quería. Creía que el rey tenía el derecho y la libertad de poseer lo que quisiera. Cuando Nabot se negó a vender su viña a Acab, Jezabel lo mandó matar con crueldad y tomó posesión de la tierra. El plan de Jezabel de acabar con el culto a Dios en Israel ocasionó graves consecuencias. Antes de morir, Jezabel sufrió la pérdida de su esposo en combate y de su hijo en manos de Jehú, que tomó el trono por la fuerza. Murió de la misma manera desafiante y despectiva en la que vivió. 

    Cuando comparamos a Jezabel y a Elías, tenemos que admirar la fuerza del compromiso de cada uno de ellos. La gran diferencia era con quién estaban comprometidos. Jezabel estaba comprometida con ella misma y con sus dioses falsos. Elías estaba totalmente comprometido al único Dios verdadero. Al final, Dios demostró que Elías estaba en lo correcto. ¿Con qué o con quién está usted más comprometido? ¿Cómo evaluaría Dios su compromiso? 

Debilidades y errores: 
• Eliminaba sistemáticamente a los representantes de Dios en Israel 
• Promovió y fundó el culto a Baal 
• Amenazó con matar a Elías 
• Creía que los reyes podían hacer o tener legalmente todo lo que quisieran 
• Usó sus fuertes convicciones para salirse con la suya 

Lecciones de su vida: 
• No basta con ser comprometido o sincero. Lo que hace la diferencia es en dónde yace nuestro compromiso 
• El rechazar a Dios siempre lleva al desastre 

Datos generales: 
• Dónde: Sidón, Samaria 
• Ocupación: Reina de Israel 
• Familiares: Esposo: Acab. Padre: Et-baal. Hijos: Joram y Ocozías • Contemporáneos: Elías, Jehú 

Versículo clave: 
«A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba» (1 Reyes 21.25). 

La historia de Jezabel se relata en 1 Reyes 16:31-2 Reyes 9:37. Su nombre se utiliza en Apocalipsis 2:20 como sinónimo de gran perversión.