Personas clave en Génesis


ADÁN


    Es difícil imaginarnos cómo se sentiría Adán siendo la primera y única persona en la tierra, una cosa es que nosotros nos sintamos solos; para Adán, que nunca había conocido a otro ser humano, era otra cosa. Él se perdió de muchas cosas que nos hicieron como somos ahora: no tuvo niñez. ni padres, ni familia, ni amigos. Tuvo que aprender a ser humano por su cuenta. Afortunadamente. Dios no permitió que luchará demasiado tiempo antes de presentarle una ayuda y compañera idónea: Eva. Formaron una unidad completa, inocente y abierta, sin una pizca de vergüenza en nada. 

    Una de las primeras conversaciones de Adán con su agradabilísima y bella compañera debieron haber sido las reglas del huerto. Antes de que Dios creara a Eva, ya le había dado a Adán completa libertad en el huerto, junto con la responsabilidad de vigilarlo y cuidarlo. Sin embargo. un árbol estaba fuera de los límites: el árbol del conocimiento del bien y del mal. Adán debió haber hablado con Eva sobre todo esto. Ella sabía, cuando Satanás se le acercó, que el fruto de ese árbol no se debía comer. Sin embargo, decidió comer el fruto prohibido. Más tarde se lo ofreció a Adán. 

    En ese momento. el destino de la creación estuvo en peligro. Tristemente. Adán no se detuvo a considerar las consecuencias. Siguió adelante y lo comió. En ese momento de pequeña rebelión algo grande, hermoso y puro se resquebrajó: la perfecta creación de Dios. El hombre se vio separado de Dios por querer actuar por su cuenta. Sea que se lance un guijarro o una piedra grande hacia una ventana de vidrio, el efecto es el mismo. Nunca podrán volver a reunirse los miles de fragmentos. 

    Sin embargo, en el caso del pecado del hombre, Dios ya había puesto en marcha un plan para vencer los efectos de la rebelión. La Biblia entera es la historia de cómo se desarrolla ese plan, con la visita de Dios a la tierra a través de su Hijo Jesús como parte esencial. La vida sin pecado de Jesús y su muerte hicieron posible que Dios ofreciera el perdón a todos los que lo quisieran. Nuestras acciones de rebelión, ya sean pequeñas o grandes, demuestran que somos descendientes de Adán. Únicamente el pedir el perdón de Jesucristo nos hace hijos de Dios. 

Puntos fuertes y logros: 
• Fue el primer zoólogo: le dio nombre a los animales 
• Fue el primer diseñador de jardines, a cargo de vigilar y cuidar de él 
• Es el padre de la raza humana 
• Fue la primera persona hecha a la imagen de Dios y primer humano que tuvo una relación íntima y personal con Él 

Debilidades y errores: 
• Evadió la responsabilidad y culpó a otros; prefirió esconderse a enfrentarse; se excusó en lugar de confesar la verdad 
• Su más grande error: hacerse cómplice de Eva para traer el pecado al mundo 

Lecciones de su vida: 
• Como descendientes de Adán, todos reflejamos hasta cierto grado la imagen de Dios 
• Dios quiere que las personas, aunque tienen libertad de hacer el mal, opten por amarlo a Él. 
• No debemos culpar a los demás de nuestras propias faltas 
• No podemos escondernos de Dios 

Datos generales: 
• Dónde: Huerto de Edén 
• Ocupación: Guardián, jardinero y granjero 
• Familiares: Esposa: Eva. Hijos: Caín, Abel, Set y muchos otros hijos más. El único hombre que nunca tuvo padre ni madre terrenales 

Versículos clave: 
«La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí» (Génesis 3.12). 
«Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados» (1 Corintios 15.21 Lucas 3.38; Romanos 5.14; 1 Corintios 15.22 45. 
La historia de Adán se relata en Génesis 1.26 -5:5. También se menciona en 1 Crónicas 1:1; Lucas 3:38; Romanos 5:14; 1 Corintios 15:22, 45; 1 Timoteo 2;13.14. 


EVA


    Sabemos muy poco de Eva, la primera mujer. Sin embargo, es la madre de todos nosotros. Fue la pieza final en el intrincado y sorprendente rompecabezas de la creación de Dios. Adán tenía ya otro ser humano con quien tener compañerismo, alguien con una porción igual de la imagen de Dios. Aquí había alguien lo suficientemente parecido para tener amistad y a la vez lo suficientemente diferente para tener relaciones. Estando juntos eran mejores que estando solos. 

    Satanás se acercó a Eva en el huerto del Edén, donde ella y Adán vivían. Satanás cuestionó su contentamiento. ¿Cómo podía ella ser feliz si no se le permitía comer de uno de los árboles frutales? Satanás ayudó a Eva a que dejara de centrar su atención en las cosas que Dios había hecho y le había dado, y la enfocara en la única cosa que Él había prohibido. Y Eva estuvo dispuesta a aceptar el punto de vista de Satanás sin consultarlo con Dios. 

    ¿Le suena extraño? Demasiado a menudo desviamos nuestra atención de lo mucho que es nuestro para fijarnos en lo poco que no lo es. Pensamos «tengo que conseguirlo». Eva era como nosotros, y constantemente demostramos ser sus descendientes al repetir sus errores. Nuestros deseos, como los de Eva, pueden ser igualmente fáciles de manipular. No son las mejores bases para nuestras acciones. Al tomar decisiones debemos permanecer siempre en Dios. Su Palabra, la Biblia, es nuestra guía al tomar decisiones. 

Puntos fuertes y logros: 
• Fue la primera esposa y la primera madre 
• Fue la primera mujer. Como tal sostuvo una relación especial con Dios, compartió con Adán la responsabilidad de sojuzgar la creación y mostró ciertas características de Dios 

Debilidades y errores: 
• Permitió que Satanás minará su contentamiento 
• Actuó impulsivamente sin ni siquiera hablar con Dios y su compañero 
• No sólo pecó, sino que incitó a su compañero a pecar 
• Cuando se le llamó a cuentas, culpó a otros 

Lecciones de su vida: 
• La mujer posee también la imagen de Dios 
• Los ingredientes necesarios para un matrimonio sólido son la entrega mutua, el compañerismo, la completa unidad, la ausencia de vergüenza (2.24,25) 
• La tendencia básica humana a pecar se remonta al comienzo de la raza humana 

Datos generales: 
• Dónde: Huerto de Edén. 
• Ocupación: Esposa, ayudante, compañera, coadministradora del Edén 
• Familiares: Esposo: Adán. Hijos: Caín, Abel, Set y muchos más 

Versículo clave: 
«Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él» (Génesis 2.18). 

La historia de Eva se relata en Génesis 2.19-4.26. Su muerte no se menciona en las Escrituras. 



ABEL


    Abel fue el segundo hijo nacido en el mundo, pero el primero que obedeció a Dios. Todo lo que sabemos acerca de este hombre es que sus padres fueron Adán y Eva, que era pastor, que presentaba sacrificios agradables a Dios y que su corta vida terminó en manos de Caín, su celoso hermano mayor. 

    La Biblia no nos dice por qué Dios se agradó de la ofrenda de Abel y no de la de Caín, pero ambos sabían lo que Dios esperaba. Únicamente Abel obedeció. A lo largo de la historia, a Abel se le recuerda por su obediencia y fe (Hebreos 11.4). Se le llama «justo» (Mateo 23.35). 

    La Biblia está repleta de los principios y expectativas de Dios en cuanto a nuestra vida. También está llena de instrucciones más específicas. Como Abel, debemos obedecer sin mirar el precio y confiar en que Dios ha de enderezar las cosas. 

Puntos fuertes y logros: 
• Primer miembro del Salón de la Fe en Hebreos 11 
• Primer pastor • Primer mártir de la verdad (Mateo 23.35) 

Lecciones de su vida: 
• Dios escucha a los que acuden a Él 
• Dios reconoce a la persona inocente y tarde o temprano castiga al culpable 

Datos generales: 
• Dónde: Fuera del Edén 
• Ocupación: Pastor 
• Familiares: Padres: Adán y Eva. Hermano: Caín 

Versículo clave: 
«Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella» (Hebreos 11.4). 

La historia de Abel se relata en Génesis 4.1-8. También se menciona en Mateo 23.35; Lucas 11.51; Hebreos 11.4 y 12.24. 




CAÍN


    A pesar de las preocupaciones y esfuerzos de los padres, parecen ser inevitables los conflictos que surgen entre los hijos en una familia. Las relaciones entre hermanos estimulan la competencia y la cooperación. En la mayoría de los casos la mezcla de amor y competencia a la larga origina un lazo fuerte entre los hermanos. Sin embargo, no es poco usual escuchar a los padres decir: «Pelean tanto que espero que no se maten antes de llegar a adultos». En el caso de Caín, el potencial de incomodidad se convirtió en tragedia. Y aun cuando no conocemos muchos detalles de la vida de este primogénito, su historia todavía puede enseñarnos algo. 

    Caín se enojó. Estaba furioso. Tanto él como su hermano Abel presentaron sacrificios a Dios, y el suyo había sido rechazado. La reacción de Caín parece indicar que desde el principio tuvo una mala actitud. Caín tenía que tomar una decisión: podía corregir su actitud acerca de su ofrenda a Dios, o podía descargar su ira en su hermano. Su decisión es un recordatorio claro de cuán a menudo estamos conscientes de que enfrentamos opciones contrarias, y aún así elegimos el mal como lo hizo Caín. Quizá no tengamos la intención de matar, pero intencionalmente elegimos mal. 

    Los sentimientos que motivan nuestro comportamiento siempre se pueden cambiar por medio de la fuerza de pensamiento. Pero en esto podemos comenzar a experimentar la disposición de Dios a ayudarnos. El pedirle ayuda para hacer lo que es correcto puede evitar que hagamos cosas de las que más tarde nos lamentaremos. 

Puntos fuertes y logros: 
• Primer niño 
• Primero en seguir la profesión de su padre: granjero 

Debilidades y errores: 
• Cuando se desilusionaba, reaccionaba con ira 
• Elegía la opción negativa aun cuando se le presentara una posibilidad positiva 
• Fue el primer asesino 

Lecciones de su vida: 
• El enojo no necesariamente es pecado, pero las acciones motivadas por el enojo pueden ser pecaminosas. El enojo debe movernos a una acción correcta, no a una mala 
• Lo que ofrecemos a Dios debe brotar del corazón: lo mejor que seamos y tengamos 
• Las consecuencias del pecado algunas veces son permanentes 

Datos generales: 
• Dónde: Cerca del Edén, posiblemente en la región que hoy ocupan Irán o Irak 
• Familiares: Padres: Adán y Eva. Hermanos: Abel y Set, y otros no mencionados por nombre 
• Ocupación: granjero, después nómada 

Versículo clave: 
"Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él» (Génesis 4.7). 

La historia de Caín se relata en Génesis 4.1-17. También se menciona en Hebreos 11.4; 1 Juan 3.12; Judas 11. 



NOÉ


    La historia de Noé no incluye sólo una sino dos grandes y trágicas inundaciones. El mundo en los días de Noé estaba inundado de maldad. El número de los que recordaban al Dios de la creación, de la perfección y del amor se había reducido a uno. Del pueblo de Dios, sólo quedaba Noé. La respuesta de Dios a esta severa situación fue una última oportunidad que duró ciento veinte años, durante la cual hizo que Noé construyera un arca y presentará así una lección objetiva del importante mensaje que proclamaba. ¡Nada llama la atención como construir un gran barco en tierra seca! Para Noé, la obediencia significó comprometerse en un proyecto a largo plazo. 

    Muchos de nosotros tenemos problemas para perseverar en cualquier proyecto, ya sea que Dios lo dirija o no. Es interesante que la duración de la obediencia de Noé fue superior a la expectativa de vida actual. Nuestro único proyecto a largo plazo comparable con aquel es nuestra propia vida. Pero quizá este sea uno de los grandes retos que nos dejó la vida de Noé: vivir, bajo la aceptación de la gracia de Dios, una vida entera de obediencia y gratitud. 

Puntos fuertes y logros: 
• Único seguidor de Dios que quedaba en su generación 
• Segundo padre de la raza humana 
• Hombre de paciencia, constancia y obediencia 
• El primer más grande constructor de barcos de la historia 

Debilidades y errores: 
• Se embriagó y se rebajó moralmente ante sus hijos 

Lecciones de su vida: 
• Dios es fiel con los que le obedecen 
• Dios no siempre nos protege de los problemas, pero se ocupa de nosotros a pesar de ellos 
• La obediencia es un compromiso a largo plazo 
• Un hombre puede ser fiel, pero su naturaleza pecaminosa permanece en él. 

Datos generales: 
• Dónde: No se menciona a qué distancia del huerto de Edén se estableció el pueblo 
• Ocupación: Granjero, constructor de barcos, predicador 
• Familiares: Abuelo: Matusalén. Padre: Lamec. Hijos: Cam, Sem y Jafet 

Versículo clave: 
«Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó» (Génesis 6.22). 

La historia de Noé se relata en Génesis 5.29-10.32. También se menciona en 1 Crónicas 1.3; Isaías 54.9; Ezequiel 14.14,20; Mateo 24.37,38; Lucas 3.36; 17.26,27; Hebreos 11.7; 1 Pedro 3.20; 2 Pedro 2.5. 



LOT


    Algunas personas simplemente viven a la deriva. Sus alternativas, cuando pueden reunir suficiente voluntad para tomar decisiones, tienden a seguir la ley del menor esfuerzo. Lot, el sobrino de Abram, era ese tipo de persona. 

    Cuando era joven, Lot perdió a su padre. Aun cuando esto debió haber sido duro para él, contó con el ejemplo de su abuelo Taré y de su tío Abram, los que lo criaron. Aún así, Lot no desarrolló el sentido de propósito que aquellos tenían. Estaba tan atrapado en el momento presente que era incapaz de ver las consecuencias de sus acciones. Es difícil imaginar lo que habría sido de su vida sin la atención esmerada de Abram y la intervención de Dios. 

    En el momento en que Lot fue sacado de esa situación su vida había dado un horrible giro. Había estado tan mezclado con la cultura de sus días que no quería dejarla. Luego sus hijas cometieron incesto con él. Su vida sin rumbo lo llevó finalmente a un camino muy definido: la destrucción. 

    Sin embargo, Lot es llamado «justo» en el Nuevo Testamento (2 Pedro 2.7). Rut, la descendiente de Moab, fue un antepasado de Jesucristo, aun cuando Moab fue el resultado de la relación incestuosa de Lot con una de sus hijas. Esto nos da esperanza en el sentido de que Dios perdona y a menudo saca circunstancias positivas del mal. 

    ¿Qué dirección lleva su vida? ¿Va usted hacia Dios o se aleja de Él? Si su vida va a la deriva, decidirse por Dios puede parecerle difícil, pero es la única decisión que pone todas las demás decisiones en una luz diferente. 

Puntos fuertes y logros: 
• Era un hombre de negocios exitoso 
• Pedro lo llamó un hombre justo (2 Pedro 2.7,8) 

Debilidades y errores: 
• Cuando tenía que tomar alguna decisión, tendía a posponerla, luego elegía el curso de acción más fácil 
• Cuando se le daba a elegir, su primera reacción era pensar en sí mismo 

Lección de su vida: 
• Dios quiere que hagamos algo más que vivir a la deriva: quiere que seamos una influencia a su favor. 

Datos generales: 
• Dónde: Vivió primero en Ur de los caldeos, luego se trasladó a Canaán con Abram. A la larga, se mudó a la malvada ciudad de Sodoma 
• Ocupación: Ganadero rico (ganado bovino y ovino). Además, funcionario de la ciudad. 
• Familiares: Padre: Harán. Adoptado por Abram cuando murió su padre. No se menciona el nombre de su esposa, que se convirtió en una estatua de sal 

Versículo clave: 
«Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad» (Génesis 19.16). La historia de Lot se relata en Génesis 11-14; 19. También se menciona en Deuteronomio 2.9; Lucas 17.28-32; 2 Pedro 2.7,8. 



MELQUISEDEC


    ¿Le gustan los misterios? ¡La historia está repleta de misterios! Por lo general siempre tienen que ver con personas. Uno de los personajes más misteriosos de la Biblia es el Rey de Paz, Melquisedec. Apareció un día en la vida de Abraham (en ese entonces Abram) y nunca más se volvió a saber de él. Sin embargo, lo que sucedió ese día iba a ser recordado a lo largo de la historia y a la larga iba a ser tema en una de las cartas del Nuevo Testamento (Hebreos). 

    Este encuentro entre Abram y Melquisedec fue de lo más singular. Aún cuando ambos eran extranjeros y no se conocían, poseían una característica muy importante: ambos adoraban y servían al único Dios que creó los cielos y la tierra. Este fue un gran momento de triunfo para Abram. Acababa de derrotar un ejército y recuperaba la libertad de un grupo numeroso de esclavos. Por si tenía alguna duda en cuanto a quién pertenecía la victoria, Melquisedec se lo aclaró bien: «Bendito sea el Dios Altísimo que entregó a tus enemigos en tu mano» (Génesis 14.20). Abram reconoció que aquel hombre adoraba al mismo Dios. 

    Melquisedec pertenecía a un pequeño grupo de gente honorable a lo largo del Antiguo Testamento que tuvo contacto con los judíos (israelitas), sin ser él mismo un judío. Esto indica que el requisito para ser un seguidor de Dios no es genético sino que se basa en obedecer con fidelidad sus enseñanzas y reconocer su grandeza. 

    ¿Permite usted que Dios le hable por medio de otras personas? Cuando evalúa a otros, ¿lo hace considerando el impacto de Dios en sus vidas? ¿Se ha dado cuenta de las similitudes entre usted y otros que adoran a Dios, aun cuando la forma de adorar de ellos difiera bastante de la suya? 

    ¿Conoce usted lo suficiente al Dios de la Biblia para saber si lo está adorando de veras? Permita que Melquisedec, Abraham, David y Jesús, junto con muchos otros personajes de la Biblia, le muestren sobre este gran Dios, Creador del cielo y de la tierra. Dios quiere que usted sepa cuánto lo ama. Quiere que lo conozca personalmente. 

Puntos fuertes y logros: 
• Primer rey sacerdote de las Escrituras, líder con el corazón en sintonía con Dios 
• Sabía animar a los demás a servir a Dios con toda sinceridad 
• Su carácter reflejaba su amor por Dios 
• Nos hace recordar a Jesús; algunos hasta creen que era el mismo Jesús 

Lecciones de su vida: 
• Viva para Dios y es probable que usted esté donde tiene que estar en el momento preciso. Examínese. ¿A quién o a qué es usted fiel por encima de todo? Si contestó con sinceridad que a Dios, usted vive para Él. 

Datos generales: 
• Dónde: Gobernó Salem, lugar de la futura Jerusalén 
• Ocupación: Rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo 

Versículos clave: 
«Porque este Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo[...] Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín» (Hebreos 7.1,4). 

La historia de Melquisedec se relata en Génesis 14.17-20. También se menciona en Salmo 110.4, Hebreos 5-7. 



ISMAEL


    ¿Se ha preguntado usted alguna vez que habría pasado si hubiera nacido en la familia donde no debía haber nacido? No sabemos mucho de la perspectiva de la vida que tenía lsmael, pero esta pregunta debió haberle perseguido en muchas ocasiones. Su vida, su nombre y su posición se vio afectada por el conflicto entre dos mujeres celosas. Sara (Sarai), impaciente con la demora de Dios en darle un hijo, había tomado el asunto en sus manos, y se le ocurrió tener un hijo por medio de otra mujer. Agar, su sierva, fue sumisa y se prestó para tal propósito. Pero la preñez de Agar dio a luz sentimientos muy fuertes de superioridad ante Sara. En aquella tensa atmósfera, nació lsmael. 

    Durante trece años, Abraham pensó que el nacimiento de Ismael era el cumplimiento de la promesa de Dios. Se sorprendió cuando escuchó a Dios decir que el hijo de la promesa nacería de él y Sara. La preñez de Sara y el nacimiento de Isaac debieron haber tenido un impacto devastador en Ismael. Hasta ese entonces, lo habían tratado como el heredero, pero esta llegada posterior hizo su futuro incierto. Durante la celebración del destete de Isaac, Sara sorprendió a lsmael importunando a su medio hermano. Como resultado, Agar e Ismael fueron expulsados de la familia de Abraham. 

    No puede atribuírsele a Ismael la culpa de la mayor parte de lo que sucedió a lo largo de su vida. Se vio atrapado en un proceso mucho mayor que él mismo. Sin embargo, sus propias acciones demostraron que había decidido ser parte del problema y no parte de la solución. Decidió vivir bajo sus circunstancias y no por encima de ellas. 

    La decisión que tomó es la que todos deberíamos tomar. Hay circunstancias que están fuera de nuestras manos (por ejemplo, la herencia), pero existen otras que sí están en nuestras manos (las decisiones que tomamos). La raíz del problema es la naturaleza pecaminosa que hemos heredado. Uno puede dominarla parcialmente por el esfuerzo humano, pero no superarla. En el contexto de la historia, la vida de Ismael representa el desorden que provocamos cuando no tratamos de cambiar las cosas que podemos cambiar. El Dios-de la Biblia nos ha ofrecido la solución. Su solución no es dominar la vida, sino transformarla. Para esto ponga sus ojos en Dios, confíe en que Él perdonará su pasado pecaminoso y comience a cambiar de actitud hacia Él y hacia los demás. 

Puntos fuertes y logros: 
• Fue uno de los primeros en adquirir la señal física del pacto de Dios: la circuncisión 
• Se le conocía como un excelente arquero y cazador 
• Fue padre de doce hijos que llegaron a ser líderes de tribus guerreras 

Debilidades y errores: 
• No reconoció la posición de su medio hermano, Isaac, y se burló de él 

Lección de su vida: 
• En sus planes, Dios utiliza los errores de la gente 

Datos generales: 
• Dónde: Canaán y Egipto • Ocupación: Arquero, cazador, guerrero 
• Familiares: Padres: Agar y Abraham. Medio hermano: Isaac 

Versículos clave: 
«Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: ¿Qué tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está. Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación» (Génesis 21.17,18). 

La historia de lsmael se relata en Génesis 16-17; 25.12-18, 28.8,9; 36.1-3. También se menciona en 1 Crónicas 1.28-31; Romanos 9.7-9; Gálatas 4.21-31. 


ABRAHAM


    Todos sabernos que cualquier cosa que hagamos trae aparejada una consecuencia. Lo que hacernos puede desencadenar una serie de sucesos que pueden continuar aun después de que nos hayamos ido. Desafortunadamente, cuando tornamos una decisión, por lo general sólo pensamos en las consecuencias inmediatas. Estas a menudo son engañosas ya que son efímeras. 

    Abraham tenía que tomar una decisión. Tenía que elegir entre establecerse con su familia y sus pertenencias en lugares desconocidos o permanecer donde estaba. Tenía que elegir entre la seguridad de lo que ya tenía y la incertidumbre de viajar bajo la dirección de Dios. Lo único que lo podía llevar a trasladarse era la promesa de Dios de que lo guiaría y bendeciría. Lo menos que podía imaginar Abraham era cuánto dependía el futuro de su decisión de quedarse o de continuar. Su obediencia afectó la historia del mundo. Su decisión de seguir a Dios puso en marcha el desarrollo de la nación que a la larga Dios utilizaría como propia al venir a vivir a la tierra. Cuando Jesucristo vino a la tierra, se cumplió la promesa de Dios: por medio de Abraham fue bendecido todo el mundo. 

    Quizá usted desconozca los efectos a largo plazo que tienen las decisiones que toma hoy. Pero. el hecho de saber que tendrán consecuencias posteriores debería hacerlo pensar cuidadosamente y buscar la dirección de Dios al tomar decisiones y llevarlas a cabo. 

Puntos fuertes y logros: 
• Su fe agradó a Dios • Fue el fundador de la nación judía 
• Logró el respeto de los demás y fue valiente al defender a su familia a cualquier precio 
• No sólo fue un padre responsable para con su familia, sino que además practicó la hospitalidad 
• Fue un ganadero rico y exitoso 
• Por lo general evitaba los conflictos, pero cuando eran inevitables, permitía que su oponente estableciera las reglas para aclarar las disputas 

Debilidades y errores: 
• En medio de los aprietos, distorsionaba la verdad 

Lecciones de su vida: 
• Dios desea dependencia, confianza y fe en Él, pero no una fe en nuestra facultad de complacerlo 
• Desde el principio el plan de Dios ha sido darse a conocer a todo el mundo 

Datos generales: 
• Dónde: Nació en Ur de los caldeos; pasó la mayor parte de su vida en Canaán 
• Ocupación: Un próspero ganadero 
• Familiares: Hermanos: Nacor y Harán. Padre: Taré. Esposa: Sara. Sobrino: Lot. Hijos: Ismael e Isaac 
• Contemporáneos: Abimelec y Melquisedec 

Versículo clave: 
«Y [Abram] creyó a Jehová, y le fue contado por justicia» (Génesis 15.6). La historia de Abraham se relata en Génesis 11-25. También se menciona en Éxodo 2.24; Hechos 7.2-8; Romanos 4; Gálatas 3; Hebreos 2,6,7,11. 




SARA


    Quizá no haya nada más difícil que esperar ya sea que estemos esperando algo bueno, malo o desconocido. 

    Una de las formas en las que a veces nos enfrentamos a una espera larga (o incluso corta) es cuando comenzamos a ayudar a Dios a poner su plan en acción. Sara trató de hacer esto. Ella era demasiado vieja para creer que podía tener un hijo propio, así que pensó que Dios debería tener algo más en mente. Desde el punto de vista limitado de Sara, esto sólo podía pasar dándole a Abraham un hijo por medio de otra mujer, una costumbre común en esos días. El plan parecía completamente inofensivo. Abraham dormiría con la esclava de Sara para concebir un hijo. Sara tomaría al niño como suyo. El plan se desarrolló maravillosamente, al principio. Pero conforme leemos sobre lo que ocurrió luego, nos sorprendemos de la cantidad de veces en las que Sara se arrepintió del día en el que decidió apresurar el programa de Dios. 

    Otra forma en la que enfrentamos una larga espera es cuando gradualmente concluimos que lo que aguardamos que acontezca nunca ocurrirá. ¡Sara esperó noventa años por un bebé! Cuando Dios le dijo finalmente que iba a tener un hijo propio, se rió, no tanto por falta de fe en lo que Dios podía hacer, sino por la duda de lo que Él podía hacer a través de ella. Cuando se le reprendió por su risa, mintió como lo había visto hacer a su esposo en algunas ocasiones. Probablemente no quería dar a conocer sus verdaderos sentimientos. 

    ¿Qué situaciones de su vida parecen estar «en espera» en este momento? ¿Comprende que esto puede ser parte del plan de Dios para usted? La Biblia contiene muchas instrucciones claras para mantenernos ocupados mientras esperamos que se lleve a cabo algo en particular de nuestra vida. 

Puntos fuertes y logros: 
• Fue intensamente fiel a su hijo 
• Llegó a ser la madre de una nación y antepasada de Jesús 
• Fue una mujer de fe, la primera que se menciona en el Salón de la Fe de Hebreos 11. 

Debilidades y errores: 
• Le fue difícil creer en la promesa de Dios 
• Intentó resolver los problemas por su cuenta, sin consultar a Dios 
• Trató de cubrir su propias faltas culpando a los demás 

Lecciones de su vida: 
• Dios responde a la fe aun en medio de los fracasos 
• Dios no se encuentra limitado a lo que ocurre siempre. Él puede ampliar los límites y hacer que sucedan cosas increíbles 

Datos generales: 
• Dónde: Se casó con Abram en Ur de los caldeos, luego se trasladó con él a Canaán 
• Ocupación: Esposa, madre, ama de casa 
• Familiares: Padre: Taré. Esposo: Abraham. Medio hermanos: Nacor y Harán. Sobrino: Lot. Hijo: Isaac. 

Versículo clave: 
«Por fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerzas para concebir; y dio a luz fuera de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido» (Hebreos 11.11). 

La historia de Sara se relata en Génesis 11-25. También se menciona en Isaías 51.2; Romanos 4.19, 9.9: Hebreos 11.11; 1 Pedro 3.6. 



ISAAC


    Un nombre es algo bien importante. Te distingue de los demás. Evoca recuerdos. Cuando oímos el nuestro, nos llama la atención dondequiera que estemos. 

    Muchos nombres bíblicos logran aun mucho más. Eran por lo general descripciones de hechos importantes del pasado y las esperanzas del futuro para uno. El nombre Isaac, «risa», debe haber provocado a Abraham y Sara muchísimos sentimientos cada vez que lo pronunciaban. En ocasiones debe haber traído a la memoria la risa nerviosa de Sara cuando Dios les anunció que serían padres a su avanzada edad. En otras ocasiones, debe haberles hecho volver a sentir el gozo de recibir la respuesta tan esperada a la oración por un hijo. Pero aún más importante, era el testimonio del poder de Dios al hacer realidad su promesa. 

    En una familia de emprendedores vigorosos, Isaac era tranquilo y no le gustaba meterse en las cosas ajenas a menos que se le pidiera que actuara. Desde que Sara echó a Ismael hasta que Abraham arregló su matrimonio con Rebeca, Isaac fue el hijo consentido. En su propia familia, Isaac tenía la posición de patriarca, pero Rebeca tenía el poder. En lugar de mantenerse firme, Isaac halló más fácil transigir o mentir para evadir las disputas. 

    A pesar de estas fallas, Isaac fue parte del plan de Dios. El modelo que su padre le había dado incluía un gran regalo de fe en el único Dios verdadero. La promesa de Dios de crear una gran nación a través de la cual serían bendecidas todas las naciones del mundo pasó a través de Isaac a sus dos hijos mellizos. 

    Por lo general no es muy difícil identificarnos con Isaac en sus debilidades. Pero considere por un momento que Dios obra en su pueblo a pesar de las fallas y, a menudo, por medio de ellas. Cuando usted ore, ponga en palabras su deseo de estar disponible para Dios. Descubrirá que la disposición de Dios a utilizarlo es aún mayor que el deseo que tiene usted de ser utilizado. 

Puntos fuertes y logros: 
• Fue el fruto del milagro que ocurrió en Sara cuando tenía noventa años y en Abraham cuando tenía cien 
• Fue el primer descendiente en cumplimiento de la promesa que Dios hizo a Abraham 
• Parece que fue un esposo responsable y cuidadoso, al menos hasta que sus hijos nacieron 
• Demostró una gran paciencia 

Debilidades y errores: 
• Bajo presión tenía la tendencia a mentir 
• En los conflictos evitaba los pleitos 
• Tenía favoritismos entre sus hijos y esto lo alejó un tanto de su esposa 

Lecciones de su vida: 
• La paciencia siempre trae su recompensa 
• Tanto los planes de Dios como sus promesas son más grandes que la gente 
• ¡Dios cumple sus promesas! Permanece fiel aun cuando seamos infieles 
• El tener favoritismos provoca conflictos en la familia 

Datos generales: 
• Dónde: El área llamada Neguev, al sur de Palestina, entre Cades y Shur (Génesis 20.1) 
• Ocupación: Próspero ganadero 
• Familiares: Padres: Abraham y Sara. Medio hermano: Ismael. Esposa: Rebeca. Hijos: Jacob y Esaú 

Versículo clave: 
«Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y lo llamarás Isaac; y confirmaré mi pacto con él y como pacto perpetuo para sus descendientes después de él» (Génesis 17.19). 

La historia de Isaac se relata en Génesis 17.15-35.29. También se menciona en Romanos 9.7,8; Hebreos 11.17-20; Santiago 2.21-24. 



AGAR


    Escapar de nuestros problemas es por lo general la solución más tentadora. Es más, se puede convertir en un hábito. Agar era una persona que utilizaba ese recurso. Cuando algo salía mal, por lo general echaba a andar... en otra dirección. 

    Sin embargo, vale la pena apuntar que los grandes retos que Agar enfrentó surgieron de las decisiones de otros. Sara la eligió para que le diera un hijo a Abraham, y probablemente Agar no pudo decir nada al respecto. 

    No es difícil entenderla cuando, al quedar en estado, Agar miraba a Sara con desdén. A Sara le dolió tanto que la castigó. Esto motivó su primera huida. Cuando regresó a la familia y dio a luz a Ismael, la continua esterilidad de Sara debió haber contribuido a amargarlas a ambas. 

    Cuando por fin nació Isaac, Sara buscó un pretexto para despedir a Agar y a Ismael. Lo encontró cuando sorprendió a Ismael molestando a Isaac. En el desierto, sin agua y ante la posibilidad de la muerte de su hijo, Agar trató de escapar una vez más. Huyó para no ver morir a su hijo. Una vez más, Dios intervino misericordiosamente. 

    ¿Ha notado usted con cuánta paciencia obra Dios para hacer que fracasen nuestros intentos de escape? ¿Ha comenzado a aprender que huir es sólo una solución temporal? El deseo continuo de Dios es que enfrentemos nuestros problemas con su ayuda. Experimentamos con mayor claridad la ayuda divina cuando estamos en medio de conflictos y dificultades, no fuera de ellos. ¿Son los problemas que hay en su vida lo que lo hacen utilizar la «solución de Agar»? Tome uno de esos problemas, pida ayuda a Dios y comience a enfrentarlo hoy. 

Puntos fuertes y logros: 
• Madre del primer hijo de Abraham, Ismael, quien llegó a ser fundador de las naciones árabes 

Debilidades y errores: 
• Cuando tenía que enfrentar los problemas, tenía la tendencia a huir 
• Su preñez provocó en ella fuertes sentimientos de orgullo y arrogancia 

Lecciones de su vida: 
• Dios es fiel a sus planes y promesas, aun cuando los seres humanos compliquen el proceso 
• Dios muestra que nos conoce y que quiere que lo conozcamos 
• En el Nuevo Testamento se habla de Agar como tipo de los que buscan el favor de Dios por sus propios esfuerzos, en vez de confiar en Su misericordia y perdón 

Datos generales: 
• Dónde: Canaán y Egipto 
• Ocupación: sierva, madre 
• Familiares: Hijo: Ismael 

Versículo clave: 
«Y le dijo el ángel de Jehová: Vuélvete a tu señora y ponte sumisa bajo su mano» (Génesis 16.9). 

La historia de Agar se relata en Génesis 16-21. También se menciona en Gálatas 4.24,25. 



REBECA


    Algunas personas son emprendedoras. Ayudan a echar a andar las cosas. Rebeca se distinguiría muy fácilmente en este grupo. Su vida se caracterizaba por la iniciativa. Cuando veía una necesidad poma manos a la obra, aun cuando la acción no fuera siempre la correcta. 

    Fue la iniciativa de Rebeca lo que primeramente llamó la atención de Eliezer, el siervo que Abraham envió para buscar esposa para Isaac. Era una cortesía común dar de beber a un extraño, pero se requería de carácter para ir a buscar agua para diez camellos sedientos. Más tarde después de escuchar los detalles de la misión de Eliezer, Rebeca estuvo dispuesta de inmediato a ser la esposa de Isaac. 

    Algunos sucesos posteriores nos ayudan a ver cómo una iniciativa puede ir mal encaminada. Rebeca estaba consciente de que el plan de Dios sería canalizado a través de Jacob, no de Esaú (Génesis 25.23). Así que no sólo convirtió a Jacob en su favorito, sino que hasta planeó la forma de asegurar que este fuera más importante que su hermano mellizo mayor. Isaac prefería a Esaú. Esto creo un conflicto en la pareja. Rebeca se sintió con derecho a engañar a su esposo cuando llegó el momento de bendecir a sus hijos, y su ingenioso plan se ejecutó a la perfección. 

    Casi siempre tratamos de justificar nuestras acciones. A menudo tratamos de añadir la aprobación de Dios a nuestras acciones. Si bien es cierto que nuestras acciones no obstaculizan el plan de Dios, también es cierto que somos responsables de nuestras acciones y siempre debemos de tener cuidado con nuestros motivos. Cuando medita en un plan de accion. ¿esta usted simplemente buscando el sello de la aprobación de Dios en algo que ya decidió hacer, o está dispuesto a declinar ese plan si los principios y mandamientos de la Palabra de Dios se contraponen a esa acción? La iniciativa y la acción son admirables y correctas cuando son controladas por la sabiduría de Dios. 

Puntos fuertes y logros: 
• Cuando vela una necesidad, actuaba inmediatamente 
• Siempre estaba orientada a la perfección 

Debilidades y errores: 
• Su iniciativa no siempre se encontraba balanceada con su sabiduría 
• Favoreció a uno de sus hijos 
• Engañó a su esposo 

Lecciones de su vida: 
• Nuestras acciones deben ser guiadas por la Palabra de Dios 
• Dios utiliza en sus planes hasta nuestros errores 
• El favoritismo de los padres daña a la familia 

Datos generales: 
• Donde: Harán. Canaán 
• Ocupación: Esposa, madre, ama de casa 
• Familiares: Abuelos: Nacor y Milca. Padre: Betuel. Esposo: Isaac. Hermano: Labán. Hijos mellizos: Esaú y Jacob 

Versículos clave: 
«Y la trajo Isaac a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca por mujer, y la amó; y se consoló Isaac después de la muerte de su madre» (Génesis 24.67). «Y amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza: mas Rebeca amaba a Jacob» (Génesis 25.28) 

La historia de Rebeca se relata en Génesis 24-29. También se menciona en Romanos 9.10. 



ESAÚ


    El sentido común no es muy común. Es más, lo común de muchas decisiones es que no tienen sentido. La vida de Esaú estuvo llena de decisiones de las cuales debió haberse arrepentido amargamente. Parece haber sido una persona a la que le resultaba difícil considerar las consecuencias. Reaccionaba a la necesidad del momento sin percatarse de lo que estaba arriesgando para satisfacer esa necesidad. Cambiar su primogenitura por un guiso de lentejas fue la demostración más clara de esta debilidad. Además eligió esposas en oposición directa a los deseos de sus padres. Aprendió a la mala. 

    ¿Qué estaría usted dispuesto a entregar por las cosas que ambiciona? ¿Se ve a veces tentado a dar cualquier cosa por lo que cree necesitar en ese preciso momento? ¿Se ven incluidas su familia, su esposa, su integridad o su alma en este tipo de tratos? ¿Siente usted a veces que los momentos importantes de la vida se le han escapado mientras está aferrado a otra cosa? 

    Si es así, su reacción inicial, como la de Esaú, puede ser de profunda ira. Esto no es malo en sí, siempre y cuando usted dirija la energía de esa ira hacia una solución y no hacia usted mismo ni hacia los demás como causantes del problema. Su necesidad más grande es encontrar otro centro de interés que no sea «lo que necesito ahora». El único centro de interés que vale la pena es Dios. Una relación con Él no sólo le dará un propósito definido a su vida, sino que además será una guía diaria para vivir. Encuentre a Dios en las páginas de la Biblia. 

Puntos fuertes y logros: 
• Antepasado de los edomitas 
• Conocido como buen arquero 
• Capaz de perdonar después de explotar en ira 

Debilidades y errores: 
• Cuando se enfrentaba a decisiones importantes, tendía a decidir de acuerdo con sus necesidades inmediatas y no tomando en cuenta los efectos a largo plazo 
• Airó a sus padres por sus malas elecciones matrimoniales 

Lecciones de su vida: 
• Dios permite que sucedan ciertos hechos en nuestra vida para lograr sus propósitos generales, pero seguimos siendo responsables de nuestras acciones 
• Es importante considerar las consecuencias 
• Es posible airearse profundamente y no pecar 

Datos generales: 
• Dónde: Canaán. 
• Ocupación: Diestro cazador 
• Familiares: Padres: Isaac y Rebeca. Hermano: Jacob Esposas: Judit, Mahalat y Basemat 

Versículos clave: 
"Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas» (Hebreos 12.14-17). 

La historia de Esaú se relata en Génesis 25-36. También se menciona en Malaquías 1.2,3; Romanos 9.13; Hebreos 12.16,17. 



JACOB


    Abraham, Isaac y Jacob están entre los personajes más sobresalientes del Antiguo Testamento. Es bueno observar que su relevancia no se basa en su carácter, sino en el carácter de Dios. Fueron hombres que se ganaron el respeto a pesar de la envidia y hasta el temor de sus contemporáneos. Aunque eran ricos y poderosos, fueron egoístas, capaces de mentir y engañar. No fueron los héroes perfectos que podíamos haber esperado. Eran como nosotros: trataban de complacer a Dios, pero fallaban a menudo. 

    Jacob fue el tercer eslabón en el plan de Dios para comenzar una nación a partir de Abraham. El plan dio resultado más a pesar de Jacob que debido a Jacob. Antes de que naciera Jacob, Dios prometió que su plan se llevaría a cabo por medio de él y no de su hermano mellizo Esaú. Aun cuando los métodos de Jacob no fueron del todo respetables, debemos admirar su habilidad, determinación y paciencia. Cuando estudiamos su vida, desde su nacimiento hasta su muerte, podernos ver la obra de Dios en él. 

La vida de Jacob tuvo cuatro etapas, cada una de ellas marcada por un encuentro personal con Dios. En la primera etapa, vivió conforme a su nombre: «el que toma por el calcañar, o el que suplanta» (en sentido figurado, «el que engaña»). Tomó por el calcañar a Esaú al nacer, y poco antes de huir de su casa agarró también la primogenitura y la bendición de su hermano. En su huida, Dios se le apareció por vez primera. No sólo le confirmó su bendición, sino que despertó en él un conocimiento personal de sí mismo. En la segunda etapa, Jacob experimentó la vida desde el lado opuesto, al ser víctima del engaño de Labán. Pero observamos aquí un cambio curioso: el Jacob de la primera etapa simplemente habría dejado a Labán; mientras que el Jacob de la segunda etapa, luego de haber tomado la decisión de partir, esperó seis años a que Dios le diera permiso. En la tercera etapa, Jacob volvió a asirse. Esta vez, junto al río Jordán, se asió de Dios y no lo dejaba ir. Se dio cuenta de que dependía del Dios que había continuado bendiciéndolo. Su relación con Dios se volvió esencial en su vida y Dios le dio un nuevo nombre: Israel, '<el que lucha con Dios». En la última etapa de la vida de Jacob, Dios fue el que lo agarró: Dios tomó firmemente a Jacob. Cuando José lo invitó a trasladarse a Egipto, Jacob no dio un paso sin la aprobación del Señor. 

    ¿Se le ha revelado Dios alguna vez? ¿Procura encontrarse con Él al estudiar la Biblia? ¿Qué diferencia han hecho esas experiencias en su vida? ¿Es usted como el joven Jacob, que trata de obligar a Dios a seguirlo al desierto de sus propios planes y errores, o como el Jacob que sometió sus deseos y planes a Dios para aprobación antes de ejecutarlos? 

Puntos fuertes y logros: 
• Padre de las doce tribus de Israel 
• Tercero en la línea abrahámica de los planes de Dios 
• Determinado, dispuesto a trabajar por largo tiempo y arduamente para conseguir lo que quería 
• Buen hombre de negocios 

Debilidades y errores: 
• Cuando se enfrentaba a un conflicto, confiaba en sus propios recursos y no pedía ayuda a Dios 
• Tendía a acumular riqueza para beneficio propio 

Lecciones de su vida: 
• La seguridad no radica en la acumulación de bienes 
• Todas la intenciones y acciones humanas, para bien o para mal, Dios las entreteje en el curso de sus planes 

Datos generales: 
• Dónde: Canaán 
• Ocupación: Pastor, ganadero 
• Familiares: Padres: Isaac y Rebeca. Hermano: Esaú. Suegro: Labán. Esposas: Raquel y Lea. Doce hijos y una hija nombrados en la Biblia 

Versículo clave: 
«He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho» (Génesis 28.15). 

La historia de Jacob se relata en Génesis 25-50. También se menciona en Oseas 12.2-5; Mateo 1.2; 22.32; Hechos 3.13; 7.46; Romanos 9.11-13; 11,26; Hebreos 11.9, 20, 21. 



RAQUEL


    Parece ser que la historia se repite aquí. Una vez más el pozo de una ciudad de Harán fue el sitio de sucesos importantes en la historia de una familia. Aquí fue donde Rebeca encontró a Eliezer, el siervo de Abraham, el que había ido a buscar esposa para Isaac. Casi cuarenta años después, Jacob el hijo de Rebeca, devolvió el favor al dar de beber a su prima Raquel y a sus ovejas del mismo pozo. La relación que se originó entre ellos no sólo nos recuerda que el algunas lecciones sobre la paciencia y el amor. romance no es un invento moderno, sino que además nos enseña al 

    El amor de Jacob por Raquel era paciente y práctico. Tuvo la paciencia de esperar siete años por ella, pero se mantuvo ocupado mientras tanto, Su compromiso con Raquel motivó una fuerte lealtad dentro de ella. Es más, su lealtad hacia Jacob se descontroló y se volvió autodestructiva. Se sentía frustrada por su esterilidad y desesperada por estar compitiendo con su hermana por el afecto de Jacob, Luchaba por obtener de Jacob lo que ya este le había dado: su amor incondicional. 

    Los intentos de Raquel por comprar lo que no se puede comprar son un ejemplo de un error mayor que todos podemos cometer. Como ella, nos sorprendemos a veces tratando de comprar, de una forma u otra, el amor: el amor de Dios. Sí dejamos fuera la Biblia, concluimos con una de dos ideas falsas: o pensamos que hemos sido buenos y merecemos su amor, o que no podemos comprar su amor y damos por sentado que no puede ser Si la Biblia enfatiza algo es esto: píos nos ama! Su amor no tiene principio ni fin. Dios es increíblemente paciente. Lo único que tenemos que hacer es aceptarlo, sin tratar de comprar lo que se nos ofrece gratuitamente. Dios lo ha dicho de muchas formas: "Te amo. He demostrado ese amor con todo lo que he hecho por ti. Hasta he sacrificado a mi Hijo, Jesús, para pagar el precio de remoción de lo que es inaceptable en ti: tu pecado. Ahora, vive por mí amor. Acéptame; ámame con todo tu ser; entrégate a mí en acción de gracias, no como un pago". Vive una vida plena en la libertad que te da el saber que eres amado. 

Puntos fuertes y logros: 
• Mostró gran lealtad a su familia 
• Fue madre de José y Benjamín después de haber sido estéril por muchos años 

Debilidades y errores: 
• Su envidia e instinto de competencia estropearon su relación con su hermana Lea 
• Podía ser deshonesta cuando se extralimitaba en su lealtad 
• No podía comprender que la devoción de Jacob no dependía de su capacidad de darle hijos 

Lecciones de su vida: 
• La lealtad debe ajustarse a lo que es verdadero y correcto 
• El amor acepta, no se compra 

Datos generales: 
• Dónde: Harán 
• Ocupación: Pastora, ama de casa. 
• Familiares: Padre: Labán. Tía: Rebeca. Hermana: Lea. Esposo: Jacob. Hijos José y Benjamín.

Versículo clave: 
"Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba» (Génesis 29:20)

La historia de Raquel se relata en Génesis 29-35:20. También se la menciona en Rut 4:11. 



LABÁN


    Todos somos egoístas, pero algunos de nosotros exageramos esta debilidad. La vida entera de Labán se encontraba marcada por el egocentrismo. Su nieta principal era cuidarse a sí mismo. La manera en que trataba a los demás se veía afectada por esa meta. Le sacó ventaja al matrimonio de su hermana Rebeca con Isaac y utilizó la vida de sus hijas para negociar. A la larga, Jacob fue mejor estratega que Labán, pero este no estuvo dispuesto a reconocer su derrota. Cuando vio que ya no podía dominar a Jacob, intentó tener la última palabra y quiso que Jacob le prometiera que se iría para siempre. Se había dado cuenta de que Jacob y el Dios de Jacob eran más de lo que él podía manejar. 

    En la superficie, nos puede parecer difícil identificarnos con Labán. Pero el egoísmo es algo que todos tenemos en común. Como él, a menudo tenemos una fuerte tendencia a controlar a los demás y las circunstancias para provecho nuestro. Las excusas que nos damos para tratar a los demás como lo hacemos pueden no ser más que un fino disfraz de nuestros motivos egoístas. Sin embargo, quizá no reconozcamos nuestro egoísmo. Una manera de notarlo es examinar nuestra disposición a reconocer que estamos equivocados. Labán no podía hacerlo. Si alguna vez le sorprende lo que dice y hace para no enfrentar las cosas malas que ha hecho, está vislumbrando su egoísmo en acción. Reconocer el egoísmo es doloroso, pero es el primer paso en el camino de regreso a Dios. 

Puntos fuertes y logros: 
• Influenció a dos generaciones de matrimonios en la familia abrahámica (Rebeca, Raquel, Lea) 
• Poseía un ingenio agudo 

Debilidades y errores: 
• Manipulaba y utilizaba a los demás para su propio beneficio 
• No estaba dispuesto a reconocer que había hecho mal 
• Se benefició económicamente de Jacob, pero nunca recibió el beneficio completo que pudo haber tenido si hubiera conocido y adorado al Dios de Jacob 

Lecciones de su vida: 
• Los que tratan de aprovecharse de los demás a la larga se dan cuenta de que se han aprovechado de ellos 
• No se puede obstaculizar el plan de Dios 

Datos generales: 
• Dónde: Harán • Ocupación: Próspero criador de ovejas 
• Familiares: Padre: Betuel. Hermana: Rebeca. Cuñado: Isaac. Hijas: Raquel y Lea. Yerno: Jacob 

Versículo clave: 
“Si el Dios de mi padre, Dios de Abraham y temor de Isaac, no estuviera conmigo, de cierto me enviarías ahora con las manos vacías; pero Dios vio mi aflicción y el trabajo de mis manos, y te reprendió anoche» (Génesis 31.42). 

La historia de Labán se relata en Génesis 24.1-31.55. 



JOSÉ


    Como adolescente. José era demasiado confiado. Su confianza propia, incrementada por ser el hijo favorito de Jacob y por conocer los designios de Dios para su vida, resultaba insoportable para sus hermanos mayores, los que a la larga conspiraron contra él. Pero esa seguridad, moldeada por el sufrimiento y combinada con un conocimiento personal de Dios, permitió que sobreviviera y prosperara donde muchos hubieran fracasado. Cuando añadió sabiduría a su confianza, se fue ganando el corazón de todo aquel que conocía: Potifar, el carcelero, otros prisioneros. el rey y, después de muchos años, hasta aquellos diez hermanos. 

    Quizá usted se pueda identificar con una o más de estas penurias por las que pasó José: lo traicionaron y expulsaron de su familia, se vio en una tentación sexual, lo castigaron por hacer lo correcto. sobrellevó un largo encarcelamiento, se olvidaron de él las personas que ayudó. Cuando usted lea la historia, observe lo que José hizo en cada caso. Su respuesta positiva transformó cada caída en un paso hacia adelante. Nunca pasó mucho tiempo preguntándose ¿por qué? Siempre se decía: «¿Qué debo hacer ahora?» Los que lo conocieron vieron que en todas las cosa que José hacía y en todos los lugares donde iba, Dios estaba con él. Cuando usted este enfrentado un revés, adopte una actitud como la de José, y esté consciente de que Dios está con usted. No hay nada como la realidad de la presencia de Dios para dar una nueva luz a una situación oscura. 

Puntos fuertes y logros: 
• De esclavo se levantó hasta ser gobernador de Egipto 
• Se le conocía por su integridad 
• Era un hombre con sensibilidad espiritual 
• Preparó a una nación para sobreponerse a una hambruna 

Debilidades y errores: 
• Su orgullo juvenil le causó fricción con sus hermanos 

Lecciones de su vida: 
• Lo que importa no son los sucesos ni las circunstancias de la vida, sino nuestra manera de actuar ante ellos 
• Con la ayuda de Dios, cada situación puede ser usada para bien, aun cuando otros pretendan causarnos daño 

Datos generales: 
• Dónde: Canaán, Egipto 
• Ocupación: Pastor, esclavo, convicto, gobernador. 
• Familiares: Padres: Jacob y Raquel. Once hermanos y una hermana mencionados en la Biblia. Esposa: Asenat. Hijos: Manasés y Efraín. 

Versículo clave: 
«Y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios? (Génesis 4138). 

La historia de José se relata en Génesis 30-50. También se menciona en Hebreos 11.22. 



RUBÉN


    Los padres suelen ser los mejores jueces del carácter de sus hijos. Jacob resumió el carácter de su hijo Rubén al compararlo con el agua. Excepto cuando está congelada, el agua no tiene una forma estable propia. Siempre se amolda al recipiente o al ambiente. Rubén por lo común tenia buenas intenciones, pero le faltaba firmeza frente a los demás. Su inestabilidad propiciaba que no confiaran en él. Tenía valores públicos y privados, pero estos se contradecían. Colaboró con sus hermanos en su acción en contra de José esperando contrarrestar el mal en privado. El plan fracasó. Cuando uno transige con el mal destruye sus convicciones. Sin convicciones, la falta de dirección destruye la vida. El que durmiera con la concubina de su padre demuestra cuán poco le quedaba de aquella integridad que tenía al principio de su vida. 

    ¿Qué tan firme es su vida pública y privada? Podemos pensar que están separadas, pero no podemos negar que una afecta a la otra. ¿Qué convicciones están presentes en su vida en todos los momentos? ¿Se asemeja la descripción que Jacob hizo de su hijo a usted: «impetuoso como las aguas»? 

Puntos fuertes y logros: 
• Salvó la vida de José al convencer a sus hermanos de que no lo mataran 
• Mostró un intenso amor por su padre al ofrecer a sus propios hijos como garantía de que se respetaría la vida de Benjamín 

Debilidades y errores: 
• Se rendía con facilidad ante la presión de un grupo 
• No protegió directamente a José de sus hermanos, aun cuando como hermano mayor tenía la autoridad para hacerlo 
• Durmió con la concubina de su padre 

Lecciones de su vida: 
• La integridad pública y la privada tienen que ser igual, o una destruirá a la otra 
• El castigo del pecado puede no ser inmediato, pero llega 

Datos generales: 
• Dónde: Canaán, Egipto 
• Ocupación: Pastor 
• Familiares: Padres: Jacob y Lea. Once hermanos y una hermana 

Versículos clave: 
«Rubén, tú eres mi primogénito, mi fortaleza, y el principio de mi vigor; principal en dignidad, principal en poder. Impetuoso como las aguas, no serás el principal, por cuanto subiste al lecho de tu padre; entonces te envileciste, subiendo a mi estrado» (Génesis 49.3,4). 

La historia de Rubén se relata en Génesis 29-50. 



JUDÁ


    Las personas que son lideres siempre sobresalen. Quizás no se destacan ni actúan de una determinada manera hasta que surge la necesidad de entrar en acción. Entre sus cualidades estará la franqueza, la decisión, la acción y el control. Estas cualidades pueden utilizarlas lo mismo para hacer mucho bien que para hacer mucho mal. El cuarto hijo de Jacob, Judá, era un líder natural. Los sucesos de su vida le proporcionaron varias oportunidades de ejercitar esas cualidades. Desafortunadamente. las decisiones de Judá siempre reflejaban más la presión del momento que un deseo consciente de cooperar con el plan de Dios. Pero cuando se daba cuenta de sus errores, estaba dispuesto a reconocerlos. Su experiencia con Tamar y la confrontación final con José son ejemplos de la disposición de Judá a reconocer su culpa cuando lo confrontaban. Fue una de las cualidades que transmitió a su descendiente David. 

    Ya sea que tengamos o no cualidades naturales de líder como Judá, tenemos en común con él la tendencia a cegarnos ante nuestro propio pecado. Pero no muy a menudo tenemos la misma disposición a reconocer nuestros errores. Podemos aprender de Judá que no es sabio esperar a que nuestros errores nos fuercen a reconocer que actuamos mal. Es mucho mejor que abiertamente confesemos nuestros errores, carguemos con nuestra culpa y busquemos el perdón.

Puntos fuertes y logros: 
• Era un líder natural, franco y decidido 
• Pensaba con claridad y sabía actuar bajo mucha presión 
• Estaba dispuesto a cumplir su palabra y afrontar las consecuencias si era necesario 
• Era el cuarto de doce hijos. De su descendencia Dios haría nacer al rey David y a Jesús, el Mesías 

Debilidades y errores: 
• Sugirió a sus hermanos que vendieran como esclavo a José 
• No cumplió su deber con su nuera Tamar 

Lecciones de su vida: 
• Dios lo tiene todo bajo control a pesar de la situación inmediata 
• La indecisión a menudo empeora las situaciones 
• El ofrecimiento de Judá de dar su vida por la de Benjamín es un ejemplo de lo que su descendiente Jesús haría por la humanidad 

Datos generales: 
• Dónde: Canaán y Egipto 
• Ocupación: Pastor 
• Familiares: Padres: Jacob y Lea. Esposa: la hija de Súa (1 Crónicas 2.3). Nuera: Tamar. Once hermanos, al menos una hermana, y por lo menos cinco hijos 

Versículos clave: 
"Judá, te alabarán tus hermanos: tu mano en la cerviz de tus enemigos: los hijos de tu padre se inclinarán a ti. Cachorro de león, Judá; de la presa subiste, hijo mio. Se encorvó, se echó como león, así como león viejo: ¿quién lo despertará?» (Génesis 49.8-10). 

La historia de Judá se relata en Génesis 29.35-50.26. También se menciona en 1 Crónicas 2-4.