Personas clave de Jeremías


JEREMÍAS

    La resistencia no es una cualidad común. Muchos carecen de compromisos, interés y disposición a largo plazo que son vitales para cumplir una tarea a pesar de las posibilidades. Sin embargo, Jeremías fue un profeta que resistió. 

    El llamado de Jeremías nos enseña cuán íntimamente Dios nos conoce. Nos evalúa antes que nadie sepa que existiremos. Nos cuida mientras estamos en el vientre de nuestra madre. Planea nuestras vidas mientras se forman nuestros cuerpos. Nos valora mucho más de lo que nos autovaloramos. 

    Jeremías tuvo que depender del amor de Dios para soportar. Por lo general, sus oyentes aran antagónicos o apáticos a sus mensajes. Lo despreciaron y a menudo lo amenazaron de muerte. Pudo presenciar tanto el entusiasmo del despertar espiritual como la tristeza por el regreso de una nación a la idolatría. A excepción del rey Josías, que fue bueno, Jeremías observó que un rey tras otro olvidaban sus advertencias y apartaban de Dios al pueblo. Vio cómo asesinaban a otros compañeros profetas. A él mismo lo persiguieron con rigor. Por último,observó la derrota de Judá a manos de los babilonios. 

    Jeremías respondió a todo esto con el mensaje de Dios y con lágrimas humanas. Sintió el amor directo de Dios por su pueblo y el rechazo del pueblo a ese amor. Pero aun cuando se enojaba con Dios y se sentía tentado a renunciar a todo, Jeremías supo que debía seguir adelante. Dios lo llamó para que resistiera. Expresó sentimientos profundos, pero además vio más allá, al Dios que pronto ejercería su justicia, pero que después de todo administraría su misericordia.

    Quizás nos resulte fácil identificarnos con las frustraciones y el desaliento de Jeremías, pero debemos darnos cuenta que la vida de este profeta también nos alienta a ser fieles.  

Puntos fuertes y logros:
  • Escribió dos libros del Antiguo Testamento: Jeremías y Lamentaciones
  • Ministró durante los reinados de los últimos cinco reyes de Judá
  • Fue un catalizador en la gran reforma espiritual ocurrida durante el gobierno de Josías
  • Actuó como mensajero de Dios, a pesar de los atentados que hubo en su contra
  • Sufrió tanto por la condición caída de Israel que ganó el título de "profeta llorón"

Lecciones de su vida:
  • La opinión de la mayoría no es necesariamente la voluntad de Dios
  • Si bien el castigo por el pecado es severo, hay esperanza en la misericordia de Dios
  • Dios no aceptará la adoración hueca e hipócrita
  • Servir a Dios no garantiza la seguridad en la tierra

Datos generales:
  • Dónde: Anatot 
  • Ocupación: Profeta
  • Familiares: Padre: Hilcías
  • Contemporáneos: Josías, Joacaz, Joacim, Joaquín, Sedequías, Baruc   

Versículo clave:
"Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. Y me dijo Jehová: No digas: Soy niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová" (Jeremías 1:6-8).

La historia de Jeremías se narra en el libro de Jeremías. Además se menciona en Esdras 1:1; Daniel 9:2; Mateo 2:17; 16:14; 27:9. Véase también 2 Crónicas 34, 35 para la historia del avivamiento espiritual bajo el reinado de Josías.