Estudio Inductivo de la Biblia

Buscar en este sitio

    Actividad reciente del sitio



    Romanos
    Ρωμαϊκός
    "Dios defiende su justicia"



    Romanos en varias versiones:  
    1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16

    Tiempo de Lectura= 1:00 / Contiene 16 capítulos, 433 versículos.

    1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Pablo

    2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO?  57-58 d.C.

    3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? Cristianos en Roma.

    4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO? desde Corintio

    MÉTODO  HISTÓRICO

    1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?

        Dos mil  anos antes de Cristo se fundó la ciudad, muchas historias acerca de su origen; Mitología, la historia de Romulo y Romelo criados por una loba en el origen de la ciudad. Situada al borde del río Tíbet; 510 a.C. comenzó la República Romana, Augusto Cesar fue el primer Cesar. Era el centro del mundo, eje económico, político, de todo el mundo de la época, un imperio; llena de gran lujo y de gran pobreza.

        En el tiempo de Pablo había un millón de personas, 20 a 30 mil judíos, como 20 sinagogas. Los cristianos muy numerosos, ¿cómo llega el Cristianismo?, no estas claro. En  el libro en el 1:8 dice: que ya habían cristianos y que eran famosos en el mundo. En 12:4-8, cargos en la iglesia, ósea una  iglesia establecidas. En esa época había muchos esclavos en Roma, los libertinos eran el grupo de esclavos que consiguió la libertad, y estos grupos estaban en la iglesia. Pablo estaba en Corinto en el año 58 D.C. cuando escribió esta carta a los cristianos que vivían en la capital del imperio, Roma. Considerado por muchos el escrito más importante de Pablo, Romanos es también uno de los libros más importantes de la Biblia. Su tema principal es la justificación por la fe. Había una controversia que estaba dividiendo a los cristianos judíos y gentiles. Algunos pensaban tener el primer lugar con respecto a los gentiles. Pablo señala  que Dios es justo. Siendo que “todos pecaron” (tanto judíos como gentiles), los judíos no son superiores ante los ojos de Dios.

      BEI. El evangelio que predicaba Pablo – el de la justificación solo por la fe – se hallaba entre la espada y la pared. En tanto que algunos se oponían abiertamente a este evangelio, había otros que lo torcían para acomodarlo a sus propias preferencias. Los judaizantes decían que, aun cuando la salvación fuera por gracia, el creyente dependía de la ley. Insistían en que la circuncisión era necesaria para la salvación. El otro extremo era el de los antinomistas, que enseñaban que uno podía ser salvo por la gracia y, con todo, seguir viviendo como mejor le pareciera, incluso continuar pecando. Solo una explicación clara del evangelio podría refutar tales errores. Pablo, ansioso de mostrar el poder del evangelio para salvar y santificar lo mismo a judíos que a gentiles, hace comparecer al evangelio para dar testimonio de sí mismo y, cual sabio abogado, lo somete a juicio desde todos los ángulos. El resultado de ese examen es la í a los Romanos, una obra maestra de la teología, escrita hacia el año 56 o 57 d. C.

    2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?  No se sabe en realidad cuando. Posiblemente después del día de Pentecostés; algunos de Roma estuvieron en el día de Pentecostés.

    3) ¿DE  QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA? de Judíos y  Gentiles

    4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES?  Fuerzas, iglesias maduras, alcanzando  a otros, en medio de persecución / Debilidades, problemas de división entre los judíos y los gentiles

    MÉTODO LITERARIO

    1) ¿QUÉ GÉNERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Literatura Discursiva y Lógica

    MÉTODO PANORÁMICO

    1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO? Es la obra maestra de Pablo, la esencia de su fe, es una joya de literatura. La idea es, lo que en realidad es la salvación en Cristo, y lo que somos en él "el justo por la fe vivirá"

    2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO? Por causa de los problemas de división que existían entre los judíos y los gentiles, Pablo explica la fe en  Jesús en esencia, y que somos uno en Él.

    PALABRAS CLAVE EN ROMANOS (RV1960): verdad, gracia, fe, ley, justificar, ira, juzgar, condenar, evangelio, creer, pecado, gentiles, Dios, Jesucristo, Espíritu. 

    Temas: Justicia, ley, pecado, justificación, santificación. 

    RECIPIENTES: La iglesia en Roma, que no fue fundada por Pablo ni bajo su jurisdicción, aunque él saluda a cuando menos veintiséis personas conocidas de él (16:3-16).

    OCASIÓN: Una combinación de tres factores: 
    1) La propuesta visita de Febe a Roma (16:1, 2; que empezaría la iglesia en la casa de los antiguos amigos Priscila y Aquila, 16:3-5); 
    2) La propia visita anticipada de Pablo a Roma y el deceso de que ellos lo ayuden con su propuesta misión a España (15:17-29).
    3) Información (aparentemente traída por visitantes) acerca de la tensión entre judíos y gentiles que había allí. 

    ÉNFASIS: Judíos y gentiles juntos como el pueblo de Dios; el papel de los judíos en la salvación de Dios mediante Cristo; la salvación por gracia solamente; recibida mediante la fe en Cristo Jesús y afectada por el Espíritu; el fracaso de la ley y el éxito del Espíritu al producir justicia verdadera; la necesidad de ser transformado en el mente (por el Espíritu) para vivir en unidad como pueblo de Dios en el presente. 






    Estructura de Romanos

    Título: “Libres de culpa por fe”

    Versículo Clave: 1:16,17 “Porque no me avergüenzo del evangelio porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree: al judío primeramente y también al Griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe como está escrito: mas el justo por la fe vivirá”.

     

    1:1 Justicia de los Hombres      32


    JUSTICIA E
     INJUSTICIA







    SALVACIÓN

    2:1 Juicios de Dios      29
    3:21 Justificados por la fe 4:25
    CULPABILIDAD
    5:1 Justificados por misericordia   21
    6:1 Plantados en su muerte 23


    REDENCIÓN

    7:1 ¿La ley  es pecado?   25
    8:1 Ninguna condenación    39
    9:1 Israelitas la adopción  33

    ISRAEL

    10:1 Ley de Moisés   21
    11:1 Israel 36
    12:1 Renovación de entendimiento 13:14

    AMOR SIN FINGIMIENTOS



    DEBERES CRISTIANOS
    14:1 No nos juzguemos      23
    15:1 Recibíos unos a otros 33
    16:1 Saludos y apartaos 27SALUDOS

     


    Autor y fecha

        Nadie disputa que el apóstol Pablo escribió Romanos. Al igual que el primer rey de Israel (Saúl era el nombre hebreo de Pablo; Pablo su nombre en griego), Pablo era de la tribu de Benjamín, (Fil 3:5). Él también era un ciudadano romano (Hch 16:37; 22:25). Pablo nació alrededor del tiempo del nacimiento de Cristo, en Tarso (Hch 9:11), una ciudad importante (Hch 21:39) en la provincia romana de Cilicia, localizada en Asia Menor (Turquía moderna). Él pasó parte de los primeros años de su vida en Jerusalén como un alumno del celebrado rabino Gamaliel (Hch 22:3). Al igual que su padre antes que él, Pablo era un fariseo (Hch 23:6), un miembro de la secta judía más estricta (Fil 3:5).    

        Milagrosamente convertido mientras iba camino a Damasco (33-34 d.C.) para arrestar a cristianos en esa ciudad, Pablo inmediatamente comenzó a proclamar el mensaje del evangelio (Hch 9:20). Después de haber escapado con mucha dificultad de que le quitaran la vida en Damasco (Hch 9:23-25; 2Co 11:32, 33) Pablo pasó tres años en Arabia Nabatea, al sureste del Mar Muerto (Gá 1:17, 18). Durante ese tiempo recibió gran parte de su doctrina como revelación directa de Dios (Gá 1:11, 12). 

        Más que cualquier otro individuo, Pablo fue responsable por el esparcimiento del cristianismo a lo largo del Imperio Romano. E hizo tres viajes misioneros por gran parte del mundo mediterráneo, predicando incansablemente el evangelio que él en un tiempo buscó destruir (Hch 26:9). Después de que regresó a Jerusalén llevando una ofrenda para los necesitados en la iglesia ahí, fue falsamente acusado por algunos judíos (Hch 21:27-29), salvajemente golpeado por una multitud enfurecida (Hch 21:30, 31), y arrestado por los romanos. Aunque los gobernantes romanos, Felíx y Festo, como también Herodes Agripa, no lo encontraron culpable de ningún crimen, la presión de los líderes judíos mantuvo a Pablo bajo custodia romana. Después de dos años, al apóstol usó su derecho como ciudadano romano y apeló su caso a César. Después de un turbulento viaje (Hch 27, 28), incluyendo una tormenta violenta de dos semanas en el mar, que culminó en un naufragio, Pablo llegó a Roma. Eventualmente soltado por un breve período de ministerio, fue arrestado una vez más y murió como un mártir en Roma alrededor del 65-67 d.C. (2 Ti 4:6). 

        Aunque físicamente no era impresionante (2 Co 10:10; Gá 4:14), Pablo poseyó una fortaleza interna que le fue otorgada a él a través del poder del Espíritu Santo (Fil 4:13). La gracia de Dios probó ser suficiente en proveer para toda necesidad que tuvo (2Co 12:9, 10), capacitando a este noble siervo de Cristo para terminar exitosamente su carrera espiritual (2Ti 4:7).

        Pablo escribió Romanos desde Corinto, como las referencias a Febe (Ro 16:1, Cencrea era el Puerto de Corinto), Gayo (Ro 16:23), y Erasto (Ro 16:23), quienes estaban asociados con Corinto, indican. El apóstol escribió la carta hacía el cierre de su tercer viaje misionero (lo más probable es que fue en el 56 d.C.), conforme se preparaba para partir a Palestina con una ofrenda para los creyentes pobres en la iglesia en Jerusalén (Ro 15:25). A Febe se le dio gran responsabilidad de entregar esta carta a los creyentes romanos (16:1, 2).



     

    Contexto Histórico de Romanos

        Roma era la capital y la ciudad más importante del Imperio Romano. Fue fundada en el 753 a.C. pero no es mencionada en las Escrituras, sino hasta los tiempos del NT. Roma está localizada a lo largo de las cuencas del río Tíber, alrededor de veinticuatro km del Mar Mediterráneo. Hasta que un puerto artificial fue construido cerca de Ostia, el principal puerto de Roma era Puteoli, a unos doscientos cuarenta km de distancia (Hech 28:13). En el día de Pablo, la ciudad tenía una población de más de un millón de personas, muchas de las cuales eran esclavas. Roma se jactaba de tener edificios colosales, tales como el Palacio del Emperador, el Circo Máximo, y el Foro, pero su belleza era manchada por los barrios en los que tantos vivían.  De acuerdo a la tradición, Pablo fue martirizado afuera de Roma en la Vía Ostiana durante el reinado de Nerón (54-68 d.C.).

        Algunos de aquellos que se convirtieron en el día de Pentecostés probablemente fundaron la iglesia en Roma (Hch 2:10). Pablo había buscado por mucho tiempo visitar la iglesia romana, pero se le había hecho imposible hacer eso (1:13). En la providencia de Dios, la incapacidad de Pablo de visitar Roma le dio al mundo esta obra maestra inspirada de doctrina del evangelio. 

        El propósito primordial de Pablo al escribir Romanos fue enseñar las grandes verdades del evangelio de la gracia a creyentes que nunca habían recibido instrucción apostólica. La carta también lo introdujo a una iglesia en donde él era personalmente desconocido, pero esperaba visitar pronto por varias razones importantes: edificar a los creyentes (1:11); predicar el evangelio (1:15); y conocer a los cristianos romanos, para que pudieran alentarlo a él (1:12; 15:32), orar mejor por él (15:30), y ayudarlo con su ministerio planificado en España (15:28). 

        A diferencia de algunas de las otras epístolas de Pablo (1, 2 Corintios, Gálatas), su propósito al escribir no era corregir teología aberrante o reprender vida impía. La iglesia romana era doctrinalmente sana, pero, como todas las iglesias, estaba en necesidad de la instrucción doctrinal rica y práctica que esta carta provee.         




    Características de Romanos

    1. De todas las cartas de Pablo. Romanos es la más sistemática. Puede leerse como un tratado teológico bien elaborado más que como una carta.
    2. Le da gran énfasis a la doctrina Cristiana. El número y la importancia de los temas teológicos que se tratan en esta carta son excepcionales: el pecado, la gracia, la elección, la salvación, la fe, la justificación, la santificación, la redención, la muerte y la resurrección.
    3. El uso extenso de citas del A.T. Aunque Pablo regularmente emplee citas del Antiguo Testamento en sus cartas, en Romanos estas citas sostienen el argumento (véase caps 9.11).
    4. Una preocupación intensa por Israel. Pablo escribe de la condición actual de este pueblo, de su relación con los gentiles y de su salvación final. 
    (Biblia de Estudio INV. p 1789)




    “Las preguntas en el libro de Romanos”

    (80 Preguntas)

     

    1.      2:3 = ¿Y piensas esto, oh hombre, tu que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tu escaparás del juicio de Dios? R: Retórica.

    2.      2:4 = ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento? R: Retórica.

    3.      2:21= ¿no te enseñas a ti mismo?  R: Retórica

    4.      2:21= ¿hurtas? R: Retórica

    5.      2:22= ¿adulteras? R: Retórica

    6.      2:22= ¿cometes sacrilegio? R: Retórica

    7.      2:23= ¿con infracción de la ley deshonras a Dios? R: Retórica

    8.      2:26= ¿no será tenida su incircuncisión como circuncisión? R: Retórica

    9.      3:1= ¿Qué ventaja tiene, pues el judío? R: Versículo 2

    10.  3:1= ¿o de que aprovecha la circuncisión? R: Retórica

    11.  3:3= ¿Pues que, si alguno de ellos han sido incrédulos? R: Retórica

    12.  3:3= ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios? R: Versículo 4

    13.  3:5= ¿qué  diremos? R: Retórica

    14.  3:5= ¿Será injusto Dios que da castigo? (Hablo como hombre) R: Versículo 6 

    15.  3:6= ¿cómo juzgará Dios al mundo? R: Retórica

    16.  3:7= ¿por qué aún soy juzgado como pecador? R: Retórica

    17.  3:8= ¿Y por que no decir (como se nos calumnia, y como algunos, cuya condenación es justa, afirman que nosotros decimos):¿Hagamos males para que vengan bienes? R: Retórica

    18.  3:9= ¿Qué pues? R: Retórica 

    19.  3:9= ¿Somos nosotros mejores que ellos? R: En ninguna manera; pues ya hemos acusado a Judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado,(9)

    20.  3:27= ¿Donde, pues esta la jactancia? R: Queda excluida (27)

    21.  3:27= ¿Por cual ley? R: (Enfatiza la pregunta en 27)

    22.  3:27= ¿Por las de las obras? R: No, sino por la ley de la fe (27)

    23.  3:29= ¿Es Dios solamente Dios de los judíos? R: Retórica

    24.  3:29= ¿No es también Dios de los Gentiles? R: Ciertamente, también de los gentiles (29)

    25.  3:31= ¿Luego por la fe invalidamos la ley? R: En ninguna manera, sino que confirmamos la ley. (31)

    26.  4:1= ¿Qué, pues, diremos que hallo Abraham, nuestro padre según la carne? R: Retórica

    27.  4:3= ¿qué dice la Escritura? R: Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. (3)

    28.  4:9= ¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o también para los de la incircuncisión? R: Retórica

    29.  4:10= ¿Cómo, pues, le fue contada? R: Retórica

    30.  4:10= ¿Estando en la circuncisión, o en la incircuncisión? R: No en la circuncisión, sino en la incircuncisión.  

    31.  6:1= ¿Qué, pues diremos? R: La siguiente pregunta (reafirmación.)

    32.  6:1= ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? R: En ninguna manera

    33.  6:2= ¿cómo viviremos aún en él? R: Retórica

    34.  6:3= ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? R: Versículo 4

    35.  6:15= ¿Qué, pues? R: reafirmación a la siguiente pregunta.

    36.  6:15= ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? R: En ninguna manera

    37.  6:16= ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea al pecado para muerte, o sea, de la obediencia para justicia? R: Retórica (y 17).

    38.  6:21= ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? R: Porque el fin de ellas es muerte.

    39.  7:1= ¿Acaso ignoráis, hermanos (pues hablo con los que conocen la ley), que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que este vive? R: Retórica (y 2) 

    40.  7:7= ¿Qué diremos pues?  R: Retórica para reafirmar

    41.  7:7= ¿La ley es pecado? R: En ninguna manera

    42.  7:13= ¿Luego lo que es bueno, vino a ser muerte para mí? R: En ninguna manera; sino que el pecado, para mostrase pecado, produjo en mi la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso.

    43.  8:24= ¿a qué esperarlo?

    44.  8:31= ¿Qué, pues, diremos a esto?

    45.  8:31= ¿quien contra nosotros?

    46.  8:31= ¿cómo no nos dará con el todas las cosas?

    47.  8:33= ¿Quien acusara a los escogidos de Dios?

    48.  8:34= ¿Quién es el que condenará?

    49.  8:35= ¿Quién nos separará del amor de Cristo?

    50.  8:35= ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

    51.  9:14= ¿Qué, pues, diremos?

    52.  9:14= ¿Qué hay injusticia en Dios?

    53.  9:19= ¿Por qué, pues, culpa?

    54.  9:19= ¿Quién ha resistido a su voluntad?

    55.  9:20= ¿Quien eres tu, para que alterques con Dios?

    56.  9:20= ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por que me has hecho así?

    57.  9:21= ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?

    58.  9:22 al 24= ¿Y que, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notoria las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de su misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los que también ha llamado, esto es, a nosotros, no solo de los judíos, sino también de los gentiles?

    59.  9:30= ¿Qué, pues, diremos?

    60.  9:32= ¿Por qué?

    61.  10:14= ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído?

    62.  10:14= ¿Y cómo creerán en  aquel de quien no han oído?

    63.  10:14= ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?

    64.  10:15= ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados?

    65.  10:18= ¿ No han oído?

    66.  10:19= ¿No ha conocido esto Israel?

    67.  11:1= ¿Ha desechado Dios a su pueblo?

    68.  11:2= ¿O no sabéis qué dice de Elías la Escritura, cómo invoca a Dios contra Israel, diciendo: Señor, a tus profetas han dado muerte, y tus altares han derribado; y solo yo he quedado, y procuran matarme?

    69.  11:4= ¿qué le dice la divina respuesta?

    70.  11:7= ¿Qué pues?

    71.  11:11= ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen?

    72.  11:12= ¿cuánto más su plena restauración?

    73.  11:15= ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?

    74.  11:24= ¿cuánto más èstos, que son que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo?

    75.  11:35= ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado?

    76.  13:3=  ¿Quieres, pues, no temer la autoridad?

    77.  14:4= ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno?

    78.  14:10= ¿por qué juzgas a tu hermano?

    79.  14:10= ¿por qué menosprecias a tú hermano?

    80.  14:22= ¿Tienes?

     


    Expresiones Claves de la Salvación en Romanos


        Pablo, en la epístola a los Romanos, intenta describir el plan de Dios de una manera concisa y clara. Al hacer eso, usa palabras griegas cuyos significados no son ampliamente conocidos hoy. Aquí hay un breve glosario de los términos claves de la salvación en este libro. 

     Español Griego Referencias Significado
     Fepistis 1:17; 4:9; 12:6  "creencia, confianza"; la fe es el medio por el cual los pecadores pueden experimentar y disfrutar de todas las bendiciones de la salvación. Es la confianza completa en Jesús, para la salvación del pecado y del juicio venidero.
     Evangelioevangelion 1:16; 11:28 "buenas nuevas"; Pablo usa esta palabra para referirse al mensaje maravilloso de perdón y vida eterna en Cristo. 
     Graciacaris  1:5; 5:2; 12:3 "el inmerecido favor de Dios"; este término se refiere a la inexplicable dádiva de Dios de las buenas cosas (especialmente la salvación) para lo hombres indignos, que nunca podrían ganarlas. La salvación es la dádiva gratuita hecha posible por la muerte de Cristo en nuestro favor. (nuestro lugar). 
     Justificación dikaíosis 4:25; 5:18"el acto de ser declarado justo"; un término legal que usa Pablo para describir la transacción espiritual por medio de la cual Dios (el Juez) declara aceptos delante de Él a aquellos que confían en Cristo y en lo que hizo por ellos en la cruz. Tal veredicto es posible sólo porque Cristo ha pagado todas las demandas de la Ley contra los pecadores.   
     Ley nomos  2:12; 4:13; 7:12; 10:4; 13:8"los mandamientos dados por Dios"; Pablo enfatiza tanto el carácter santo de la Ley como la incapacidad del hombre pecador para vivir conforme a ella. La Ley se convierte en una carga y una maldición, hasta que la dejamos en Cristo, quien cumple perfectamente todos sus requerimientos.  
     Propiciación jilastérion  3:25 "la satisfacción de la santa ira de Dios contra el pecado"; la rebelión contra Dios resulta en la ira de Dios y debe ser enfrentada con juicio. Al morir en nuestro lugar y tomar nuestros pecados sobre Él mismo, Jesús satisfizo la ira justa de Dios contra todos los que creen. 
     Redenciónapolutrosis 3:24; 8:23  "el acto de liberar a alguien por pagar un precio"; Pablo usa este término económico en un sentido teológico para describir como Cristo pagó el castigo requerido por Dios por nuestros pecados (es decir, la muerte) al dar su propia vida en la cruz. Cuando creemos, Jesús nos libera del pecado. 
     Justicia dikaiosune  3:5; 5:17; 9:30 "el nivel de pureza de Dios" o "la veracidad y fidelidad propia de Dios"; Dios es santo, por lo tanto no puede tolerar el pecado. Es a través de Jesucristo que podemos hallar la justicia que es agradable a Dios. Cristo no sólo se lleva nuestro pecado, sino que Él nos otorga su perfecta pureza. 
     Salvación sotería 1:16; 10:10 "liberación"; esta palabra suele usarse en la Biblia para describir a alguien que es rescatado del daño físico. Pablo usa la palabra mayormente para denotar la liberación del pecado y sus consecuencias mortales. 
     Pecado jamartia; jamartema 3:9; 5:12; 7:11; 8:2; 14:23 "perder el objetivo" o "desobedecer la ley de Dios"; Pablo suele usar variadas y diferentes palabras griegas para describir la tendencia de los humanos para rebelarnos contra Dios. El pecado puede ser ampliamente definido como cualquier actitud o acción que se oponga al carácter o la voluntad de Dios. El pecado es lo que trae la muerte; es decir, la separación de Dios.
     

     

     


    Retos de Interpretación

     

    •  Como la obra doctrinal preeminente en el NT, Romanos naturalmente contiene varios pasajes difíciles. La discusión de Pablo de la perpetuación del pecado de Adán (5:12-21) es uno de los pasajes teológicos más profundos de las Escrituras. La naturaleza de la humanidad con Adán, y como su pecado fue transferido a la raza humana siempre ha sido el tema de debate intenso.

     

    •  Estudiantes de la Biblia también están en desacuerdo en que 7:7-25 describe la experiencia de Pablo como un creyente o incrédulo, o es una herramienta literaria sin intención de ser autobiográfica.

     

    •  Las doctrinas cercanamente relacionadas con la elección (8:28-30) y la soberanía de Dios (9:6-29) han confundido a muchos creyentes.

     

    •  Otros cuestionan si los caps. 9-11 enseñan o no que Dios tiene un plan futuro para la nación de Israel.

     

    •  Algunos han ignorado la enseñanza de Pablo de la obediencia del creyente al gobierno humano (13:1-7) en el nombre de activismo cristiano, mientras que otros la han usado para defender la obediencia de esclavo a gobiernos totalitarios.

     


     

     

    Temas históricos y teológicos

     

    •  Debido a que Romanos es primordialmente una obra de doctrina, contiene poco material histórico. Pablo usa figuras conocidas del AT tales como Abraham (cap.4), David (4:6-8), Adán (5:12-21), Sara (9:9), Rebeca (9:10), Jacob y Esaú (9:1-13), y Faraón (9:17) como ilustraciones. Él también relata algo de la historia de Israel (caps. 9-11)El capítulo 16 provee vistazos interesantes de la naturaleza e identidad de la iglesia del primer siglo y de sus miembros. 

     

    •  El tema principal de Romanos es la justicia que viene de Dios: la gloriosa verdad que Dios justifica por gracia a pecadores culpables, condenados, únicamente a través de la fe en Cristo solamente. Los caps. 1-11 presentan las verdades teológicas de esa doctrina, mientras que los caps. 12-16 detallan su manifestación práctica en la vida de los creyentes individuales y la vida de la iglesia entera. Algunos temas específicos teológicos incluyen principios de liderazgo espiritual (1:8-15); la ira de Dios en contra de la humanidad pecadora (1:18-32); principios de juicio divino (2:1-16); la universalidad del pecado (3:9-20); una exposición y defensa de la justificación por la fe solamente (3:21-4:25); la seguridad de la salvación (5:1-11); la transferencia del pecado de Adán (5:12-21); santificación (caps. 6-8); elección soberana (cap. 9); el plan de Dios para Israel (cap. 11); dones espirituales y piedad práctica (cap. 12); la responsabilidad del creyente para con el gobierno humano (cap.13); y principios de libertad cristiana (14:1-15:12).

     

     

     

    Vista Panorámica de Romanos


    ¿Cómo puede una persona estar “en relación correcta” con Dios? ¿Cómo puede una persona tener perdonado el pecado que lo separa de Dios y gozar de aceptación completa por El? Esta es una pregunta muy antigua (Job 9:2) e importante, hoy y siempre, porque Dios creó al ser humano por esa misma razón: gozar de compañerismo con El. La respuesta más completa en la Biblia se encuentra en esta carta escrita a cristianos en Roma. El apóstol Pablo (1:1) escribió esta carta en el año 57 d.C. durante una breve estancia en Corinto, Grecia (16:1–2). La ciudad imperial de Roma era el centro urbano más grande e importante en esos días, y la vida bajo la mano pesada de los emperadores romanos (Claudio 41–54 d.C. y Nerón 54–68 d.C.) era a veces opresiva. Los cristianos confrontaron la opresión al tener prohibido reunirse abiertamente para adorar. Pablo, un judío cristiano y ciudadano romano, tenía una profunda preocupación por los cristianos de Roma, y por todos los que necesitan la respuesta correcta a esta pregunta. En el saludo introductorio (1:1–15), él describe su gran deseo de ser de ayuda.
    ¿Hay alguna manera para estar en la correcta relación con Dios por el esfuerzo personal, ya sea por logros seculares o fervor religioso? La respuesta es un resonante ¡NO! El apóstol Pablo demuestra que ni los gentiles ni los judíos tienen mérito alguno delante de un Dios santo, ni justicia propia con la cual puedan satisfacerle (1:18–3:20).
    Si alguien va a estar “en relación correcta”, Dios mismo tiene que proporcionar gratuitamente la justicia necesaria, que debe recibirse por la fe (3:21–31). Abraham fue justificado o “declarado justo” de esta manera: por gracia por medio de la fe (cap. 4). Ya sea que alguien haya vivido antes que la ley de Dios fuera dada por Moisés, como Abraham, o después, todos son justificados de la misma manera (cap. 5), a fin de que “la gracia reine por medio de la justicia para vida eterna, mediante Jesucristo nuestro Señor.”
    Puesto que estar en relación correcta con Dios proviene por medio de la fe en el don gratuito de un salvador, Jesucristo, ¿importará cómo viva un creyente? ¿“Continuaremos en pecado para que la gracia abunde?” “¡De ningún modo!”, es la respuesta (6:2). Los capítulos seis y siete enseñan cómo el individuo justificado por la fe puede experimentar victoria sobre el pecado en la vida diaria. Pablo reconoce la lucha interior entre la pecaminosa naturaleza humana y la nueva naturaleza recibida por la fe (cap. 7). De inmediato, él indica que la presencia misma de la lucha es evidencia de que la obra santificadora de Dios está en acción. El creyente continuamente está siendo conformado a la semejanza de Cristo. A causa de la correcta relación con Dios, el cristiano es inmune a la condenación de Dios, a la acusación de Satanás y a la separación del amor de Cristo (cap. 8).
    Muchos de los primeros lectores de esta carta eran cristianos provenientes del judaísmo, quienes se preguntarían, “¿Estas noticias libertadoras acerca de la justificación por la fe para los individuos, ya sean judíos o gentiles, nulifican las promesas de bendición de Dios a Israel?” (11:25–29). Pablo trata esta cuestión en los capítulos 9–11. La elección por Dios de Israel en el pasado, sigue firme (cap. 9). El rechazo de Cristo como el Mesías por Israel, dio oportunidad de ser salvos por medio de la fetanto a gentiles como a judíos, y llegar a ser descendientes espirituales de Abraham (cap. 10). En el plan soberano de Dios, vendrá un tiempo cuando “todo Israel será salvo” por medio del Libertador, Jesucristo (cap. 11).
    La persona que está en la correcta relación con Dios (justificado por gracia por medio de la fe) tiene la responsabilidad de servir a otros en la iglesia, usando los dones que el Espíritu Santo da (cap. 12). Los cristianos deben ser ejemplo de sumisión a las autoridades públicas (cap. 13). Pablo instruye también a sus lectores a vivir en paz con creyentes cuyas convicciones puedan diferir de las suyas en las cosas donde la Biblia no es específica (caps. 14–15:21). Después de expresar su esperanza de ver a los cristianos en Roma, quizás por primera vez (1:10–11), Pablo menciona por nombre a 34 personas (cap. 16) que lo estimularon en la extensión del evangelio: las buenas noticias acerca de cómo se puede tener una relación correcta con Dios.
    Hernández, E. A., & Lockman Foundation (La Habra, C. (2003). Biblia de estudio : LBLA. (Ro). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.


    Conexiones


        Pablo utiliza a varios personajes y eventos del Antiguo Testamento como ilustraciones de las gloriosas verdades en el libro de Romanos. Abraham creyó y fue justificado por su fe, no por sus obras (Romanos 4:1-5). En Romanos 4:6-9, 6-8 Pablo se refiere a David quien reitera la misma verdad: “Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.” Pablo usa a Adán para explicar a los Romanos la doctrina de la herencia del pecado y usa la historia de Sara e Isaac, el hijo de la promesa, para ilustrar el principio de que los cristianos son los hijos de la promesa de la gracia divina de Dios a través de Cristo. En los capítulos 9—11, Pablo resume la historia de la nación de Israel y declara que Dios no ha rechazado completa y definitivamente a Israel (Romanos 11:11-12), pero sí ha permitido que ellos “tropiecen” solo hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles para salvación.






    Importancia en la Biblia


        Pablo tenía la intención de ir pronto a España pasando por Roma y respaldado económicamente por los romanos ( 15.24 , 28s ; cf. 1.9–15 ). Así que esta carta pretendía disponerlos para acoger su evangelio; o sea, su manera cristocéntrica de presentar las buenas nuevas. La carta anterior a los → GÁLATAS había sido un ensayo sobre el mismo tema, pero en el tono polémico que le imponían las actividades de los → JUDAIZANTES . 

        El tono de Romanos es más tranquilo y noble, aunque siempre enérgico y vivaz. Esta epístola, que parece ser una presentación casi sistemática, no es un simple tratado de teología. Como las demás epístolas, se origina en las necesidades de sus destinatarios. En este caso Aquila y Priscila pueden haber sido fuente de la información precisa que parece traslucirse en ciertas alusiones. Pablo, siempre fascinado en los últimos años de su apostolado por la significancia del Imperio Romano, intuyó quizá la importancia de la comunidad cristiana de la ciudad capital y quiso dejar con ella esta comprensible exposición de la predicación primitiva. Su tema es: «la salvación divina, aportada por el esparcimiento del evangelio, primero a los judíos y después a los gentiles», el poder de Dios apropiado por la fe ( 1.1s , 16s ).




    Extras de Romanos


     "Aquí la historia de Dios llega a ser contada en su expresión teológica esencial. El amor de Dios por todos, Judíos y gentiles por igual, encuentra  expresión en la muerte y resurrección de Cristo, el don del Espíritu hace que todo funcione en la vida cotidiana"