Comentario de los Salmos



Contenidos

  1. 1 SALMO 1
  2. 2 SALMO 2
  3. 3  SALMO 3
  4. 4 SALMO 4
  5. 5 SALMO 5
  6. 6 SALMO 6
  7. 7 SALMO 7
  8. 8 SALMO 8
  9. 9 SALMO 9
  10. 10 SALMO 10
  11. 11 SALMO 11
  12. 12 SALMO 12, 13
  13. 13 SALMO 14
  14. 14 SALMO 15
  15. 15 SALMO 16
  16. 16 SALMO 17
  17. 17 SALMO 18
  18. 18 SALMO 19
  19. 19 SALMOS 20
  20. 20 SALMOS 21
  21. 21 SALMO 22
  22. 22 SALMO 23
  23. 23 SALMO 25
  24. 24 SALMO 26
  25. 25 SALMO 27
  26. 26 SALMO 28
  27. 27 SALMO 29
  28. 28 SALMO 30
  29. 29 SALMO 31
  30. 30 SALMO 32
  31. 31 SALMO 33
  32. 32 SALMO 34
  33. 33 SALMO 35
  34. 34 SALMO 36
  35. 35 SALMO 37
  36. 36 SALMO 38
  37. 37 SALMO 39
  38. 38 SALMO 40
  39. 39 SALMO 41
  40. 40 SALMOS 42, 43
  41. 41 SALMO 44
  42. 42 SALMO 45
  43. 43 SALMO 46
  44. 44 SALMOS 47, 48
  45. 45 SALMO 49
  46. 46 SALMO 50
  47. 47 SALMO 51
  48. 48 SALMO 52
  49. 49 SALMO 53
  50. 50 SALMO 54
  51. 51 SALMO 55
  52. 52 SALMO 56
  53. 53 SALMO 57
  54. 54 SALMO 58
  55. 55 SALMO 59
  56. 56 SALMO 60
  57. 57 SALMO 61
  58. 58 SALMO 62
  59. 59 SALMO 63
  60. 60 SALMO 64
  61. 61 SALMO 65
  62. 62 SALMO 66
  63. 63 SALMO 67
  64. 64 SALMO 68
  65. 65 SALMO 69
  66. 66 SALMO 70
  67. 67 SALMO 71
  68. 68 SALMO 72
  69. 69 SALMO 73 
  70. 70 SALMO 74
  71. 71 SALMO 75
  72. 72 SALMO 76 
  73. 73 SALMO 77
  74. 74 SALMO 78
  75. 75 SALMO 79
  76. 76 SALMO 80
  77. 77 SALMO 81
  78. 78 SALMO 82
  79. 79 SALMO 83
  80. 80 SALMO 84
  81. 81 SALMO 85
  82. 82 SALMO 86
  83. 83 SALMO 87
  84. 84 Salmo 88
  85. 85 SALMO 89
  86. 86 SALMO 90
  87. 87 SALMO 91 
  88. 88 SALMO 92 
  89. 89 SALMO 93
  90. 90 SALMO 94
  91. 91 SALMOS 95-100
  92. 92 SALMO 95
  93. 93 SALMO 96
  94. 94 SALMO 97
  95. 95 SALMO 98
  96. 96 SALMO 99
  97. 97 SALMO 100
  98. 98 SALMO 101
  99. 99 SALMO 102
  100. 100 SALMO 103
  101. 101 SALMO 104
  102. 102 SALMO 105
  103. 103 SALMO 106
  104. 104 SALMO 107
  105. 105 SALMO 108
  106. 106 SALMO 109
  107. 107 SALMO 110
  108. 108 SALMO 111
  109. 109 SALMO 112
  110. 110 SALMO 113-118
  111. 111 SALMO 113
  112. 112 SALMO 114
  113. 113 SALMO 115
  114. 114 SALMO 116
  115. 115 SALMO 117
  116. 116 SALMO 118
  117. 117 SALMO 119
  118. 118 SALMO 120-134
  119. 119 SALMO 120
  120. 120 SALMO 121
  121. 121 SALMO 122
  122. 122 SALMO 123
  123. 123 SALMO 124
  124. 124 SALMO 125
  125. 125 SALMO 126
  126. 126 SALMO 127
  127. 127 SALMO 128
  128. 128 SALMO 129
  129. 129 SALMO 130
  130. 130 SALMO 131
  131. 131 SALMO 132
  132. 132 SALMO 133, 134
  133. 133 SALMO 135
  134. 134 SALMO 137
  135. 135 SALMO 138
  136. 136 SALMO 139
  137. 137 SALMO 140
  138. 138 SALMO 142
  139. 139 SALMO 143
  140. 140 SALMO 145
  141. 141 SALMO 146-150
  142. 142 SALMO 146
  143. 143 SALMO 147
  144. 144 SALMO 148
  145. 145 SALMO 149
  146. 146 SALMO 150

Cantos de Confianza

  • Llamado en Hebreo el "Libro de las Alabanzas"
  • 150 Poemas para ser Cantados en el Culto
  • El Himnario y Libro de Oraciones de Israel
  • Para uso en la Vida Particular y en el Culto Público
  • El Libro Más amado del Antiguo Testamento
  • La Joya Literaria de la Edad de Oro de Israel
  • De 283 citas del A.T en el N.T, 116 son de los Salmos.
    
Paternidad Literaria de los Salmos
    Los títulos de los Salmos atribuyen 73 a David; 12 a Asaf; 11 a los hijos de Coré; 2 a Salomón (72, 127); 1 a Moisés (90); 1 a Etán (89); y 50 anónimos. Se cree que algunos de los anónimos pueden atribuirse al autor del salmo anterior. Sin duda David fue autor de algunos de estos salmos anónimos. 
    Los títulos no son indicio indispensable de su paternidad. En hebreo, una misma palabra significa "de" "a" y "para." Un salmo "de" David puede haber sido escrito por él mismo, o para él, o dedicado a él.
    Sin embargo, los títulos son muy antiguos, y la suposición más natural es que indican paternidad. La tradición más antigua universal y no interrumpida es que David fue el autor principal de los Salmos. Algunos críticos modernos han hecho un esfuerzo desesperado para eliminar del cuadro a David. Pero toda la razón está a favor de aceptar los Salmos como obra en gran parte de David, y ninguna objeción de peso hay para ponerlo en duda. El Nuevo Testamento así lo reconoce.  
    Hablamos pues de los Salmos, como Salmos de David, por cuanto él fue su autor o compositor principal. Se reconoce generalmente que algunos pocos ya existían antes de los días en que él vivió, y que formaban el núcleo de un himnario para el culto. Este fue ampliado notablemente por David, aumentado de generación en generación, y completado en su forma actual por Esdras. 
    David fue un guerrero de valentía extraordinaria, un genio militar, y un estadista que llevó a su nación al pináculo de su poder. Era también poeta y músico, y amante de Dios con todo su corazón. Su creación de los Salmos, fue en realidad una obra mucho más grandiosa que la organización del reino. Es unos de los monumentos más noble de los siglos. En estos Salmos se nos presenta el carácter verdadero de David; y en ellos el pueblo de Dios generalmente contempla un cuadro bastante exacto de sí mismo, con sus luchas, sus pecados, sus dolores, sus aspiraciones, sus gozos y sus victorias. Por los Salmos, hasta los siglos sin fin, David jamás dejará de ser acreedor a la gratitud de millones de los redimidos de Dios.   


Jesús Amaba los Salmos
    Al tal extremo, que llegaron a ser parte de Su mentalidad misma, de manera que expresó en citas de ellos Su agonía mortal sobre la cruz (22:1; 31:5; Mat 27:46; Luc 23:46) Dijo que muchas cosas en los Salmos fueron escritas de Él (Lucas. 24:44)

Dijo de los Salmos W.E.Gladstone:
"Todas las maravillas de la civilización griegas juntas son menos maravillosas que este sencillo libro de los Salmos". 

Los Salmos se Escribieron para Ser Cantados
    Moisés cantaba, y enseñó a cantar al pueblo (Ex 15; Deut 32, 33). Israel cantó en el camino hacia la Tierra Prometida  (Núm 21:17). Débora y Barak cantaron (Jueces 5). David era músico de cuerpo y alma, y cantaba con todo el corazón (2 Sam 6:5, 14, 16). Los cantores de Ezequías cantaban las palabras de David al son de las trompetas (2 Cr 29:28-30). Los cantores de Nehemías elevaron sus voces en la dedicación del muro (Neh 12:42). Pablo y Silas cantaron en la cárcel (Hech 16:5). En el amanecer de la creación "las estrellas todas del alba alababan, y se regocijaron los hijos de Dios" (Job 38:7). En el cielo, millones de millones de ángeles cantan, y la creación redimida entera se une en el coro (Apoc 1:11-13). En el cielo todos cantarán, y jamás, durante edades sin fin, se cansarán de cantar las alabanzas de Dios. 

Títulos Litúrgicos y Musicales
    El significado de ciertas palabras que aparecen en los títulos de algunos salmos no se sabe a punto fijo. Son anteriores a la Septuaginta, y muy antiguas. Damos una lista alfabética de estos títulos, y referencias acerca de su posible significado.    
  • Ajelet-sahar, véase bajo el Salmo 22.
  • Alamot, Salmo 46.
  • HIgaion, Salmo 9.
  • Jedutún, Salmo 39.
  • Jonatelem-rechokim, Salmo 56.
  • Mahalat, Samo 53.
  • Mahalat-Leanot,  Salmo 88.
  • Masquil, Salmo 32.
  • Mictam, Salmo 56.
  • Mut-laben, Salmo 9.
  • Neginot, Salmo 4.
  • Nehilot, Samo 5.
  • Selah, Samo 3.
  • Seminit, Salmo 6
  • Sigaión, Salmo 7
  • Sosanim, Salmo 45
  • Susan-Hedut, Salmo 60
  • 55 Salmos se encabezan, "Al Músico Principal".

Instrumentos Musicales 
  •     Había instrumentos de cuerda, principalmente el arpa y el salterio; de viento la flauta, pífano, cuerno y trompeta; y de percusión el pandero y el címbalo. David tuvo una orquesta de 4.000 músicos (1 Cr 23:5).   


Clasificación de los Salmos
    Se dividen en cinco libros:
  1. 1-41
  2. 42-72
  3. 73-89
  4. 90-106
  5. 107-150
    Esta subdivisión se indicaba desde tiempos muy antiguos, tanto en el hebreo como en la Septuaginta; quizás en imitación de los cinco libros del Pentateuco. Cada libro termina con un doxología. El último Salmo es un doxología en sí mismo.


Subdivisiones Adicionales
  • Salmos de los Hijos de Coré, 42-49, véase bajo el Salmo 32
  • Salmos de Asaf, 73-83. Salmo 37
  • Salmos Mictan, 50-60.Salmo 56
  • Cánticos Graduales o de Subidas, 120-134, Salmo 120
    Estos grupos menores parecen haber sido formados de tiempo en tiempo, y luego incorporados en las divisiones principales. 


Otras Clasificaciones
    En cuanto a su forma y contenido:
  • Mesiánicos, véase bajo el Salmo 2
  • Históricos, Salmo 78
  • Penitenciales, Salmo 32
  • Imprecatorios, Salmo 35
  • Acrósticos o Alfabéticos, Salmo 9
  • Teocráticos, Salmo 95
  • Halel, Salmo 113
  • Aleluyas, Salmo 146
    Algunos Salmos son muy extensos, y otros muy breves. Es una Biblia común y corriente, cada salmo promedia un media página. El Salmo 119 es el más extenso y es el capítulo más largo de la Biblia; el 117 es el más corto, y a la vez el capitulo más breve, y el centro de la Biblia. El versículo céntrico de la Biblia es el 118:8; un buen versículo por cierto. 

Pensamientos Prominentes de los Salmos
    "Confiad", la idea primera y más prominente del libro, se repite vez tras vez. En toda ocasión, sea cual fuere, de gozo o de sufrimiento, David siempre recurre a Dios. A pesar de sus flaquezas, David vivía en Dios. 
    La "alabanza" estaba siempre en sus labios. Siempre estaba pidiendo algo a Dios, y siempre dándole gracias de todo corazón por  las contestaciones a sus oraciones. 
    El "gozo" es otra palabra favorita suya. Ni aun las pruebas incesantes de David pudieron nunca empeñar su gozo en Dios. Una y otra ves dice, "Cantad," y "clamad de gozo".
    La "Misericordia" aparece centenares de veces. David habló a menudo de la justicia, la rectitud y la ira de Dios; pero en lo que él se gloriaba era en la "misericordia" de Dios. 
    "Los malos". La prevalecencia de la maldad perturbaba grandemente a David. Para él, así como para otros escritores bíblicos, solamente había dos clases: los buenos y los malos, aun cuando muchos tratan de ser ambas cosas a la vez.
    "Enemigos". Sorprende la referencia incesante a enemigos. Nos preguntamos por qué un rey bueno y justo como David estuvo siempre rodeado de enemigos. Aquello a quienes serían en algunos casos, enemigos personales; otras veces, de Israel, o de Dios. 


SALMO 1

La bienaventuranza de los que se deleitan en la Palabra de Dios. Si David amaba tanto los breves escritos que en su día formaban la Palabra de Dios, !cuánto más no debiéramos amarla ahora, completa y ordenada alrededor de la bella historia de Cristo! !Y cuán hermosa la promesa de que aquellos que toman de la Palabra de Dios sus ideas para la vida serán como árbol plantado juntos a arroyos de aguas! De esta manera comienza el libro de los Salmos alabando la Palabra de Dios. Son también salmos de la Palabra el 19 y el 119.  

SALMO 2

    Un himno del Mesías venidero, Su deidad, y Su reino universal. Este es el primero de los salmos mesiánicos.

Los Salmos Mesiánicos 
    Muchos salmos contienen referencias a Cristo, escritos mil años antes de Su venida pero del todo inaplicables a ninguna otra persona. Algunas expresiones de los Salmos parecen referirse a David en un sentido secundario e incompleto, pero cuyo evidente propósito divino fue señalar hacia aquella Persona Única de la familia de David en la cual las promesas de Dios para con David, de un trono eterno, hallarían su cumplimiento final (véase 2 Sam 7). Además de aquellos pasajes que son a todas luces mesiánicos, hay en los Salmos muchas otras expresiones que parecen ser, de manera menos directa, alusiones encubiertas al Mesías. 
    
    Los Salmos más obviamente mesiánicos son: 2, la deidad y el reino universal del Ungido de Dios; 8, en la persona del Mesías, el hombre es hecho dueño de todo lo creado; 16 Su resurrección de entre los muertos; 22, Sus padecimientos; 45, Su esposa real, y trono eterno; 69, Sus padecimientos; 72, gloria y eternidad de Su reino; 89, el juramento divino de la eternidad de Su trono; 110, el Rey y Sacerdote eterno; 118, rechazado por los dirigentes de Su nación; 132, el Heredero eterno del trono de David.

Pasajes Mesiánicos
    El Nuevo Testamento afirma explícitamente que los siguientes pasajes de los Salmos se refieren a Cristo (véase además bajo Mat 2:22):
  • "Mi hijo eres tú; yo te engendré hoy" (2:7; Hech 13:33)
  • "Todo lo pusiste debajo de sus pies" (8:6; Heb 2:6-10)
  • "No dejarás mi alma en el sepulcro, ni permitirás que tu santo vea corrupción" (16:10; Hech 2:27)
  • "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?" (22:1; Mat 27:46)
  • "Remítese a Jehová; líbrelo" (22:8; Mat 27:43)
  • "Horadaron mis manos y mis pies" (22:16; Juan 20:25)
  • "Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes" (22:18; Juan 19:24)
  • "He aquí, vengo ... para hacer tu voluntad" (40:7, 8; Heb 10:7)
  • "El hombre de mi paz, que de mi pan comía, alzó contra mí el calcañar" (41:9; Juan 13:18)
  • "Tu trono, oh Dios, eterno y para siempre" (45:6; Heb 1:8)
  • "Me consumió el celo de tu casa" (69:9; Juan 2:17) 
  • "Pusiéron hiel por comida, y en mi sed me dieron a beber vinagre" (69:21; Mat 27:34, 48)
  • "Tome otro su oficio" (109:8; Hech 1:20)
  • "Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, en tanto que ponga tus enemigos por estrado de tus pies" (110:1 ; Mat 22:44)
  • "Juró Jehová ... Eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec" (110:4 ; Heb 7:17)
  • "La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo" (118:22 ; Mat 21:42)
  • "Bendito el que viene en nombre de Jehová" (118:26 ; Mat 21:9) 
  • Véase además 2 Samuel 7 y  Mateo 2:22  

 SALMO 3

    La confianza de David en Dios, al tiempo de la rebelión de Absalom (2 Sam 15), Podía dormir por cuanto "la mano de Dios era su almohada".
    "Selah" v. 2 Esta palabra ocurre 71 veces en los Salmos. Se cree que haya significado un interludio orquestal. 

SALMO 4

    Otro himno de confianza, cuando David se retiró para dormir, por así decirlo, en el seno de Dios.
"Neginot" en los títulos de los Salmos 4, 6, y 61 significa instrumentos de cuerda.   

SALMO 5

    Una oración matutina. Cercado por enemigos traicioneros David ora, y clama de gozo, en la confianza de que Dios le defenderá.
    "Nehilot", en el título, significa un acompañamiento de instrumentos de viento. 

SALMO 6

    El grito de un corazón herido, en tiempo de enfermedad,humillación y vergüenza, posiblemente con motivo del pecado de David con Betsabé. Este es el primero de los salmos penitenciales (véase bajo Salmo 32) 
    "Seminit" en el título de este y del salmo 12, significa "octava" y probablemente quiere decir para bajos, o voces de varones.

SALMO 7

    Otra petición de protección contra enemigos malos, como el Salmo 5. David protesta su propia justicia (véase bajo Salmo 32).
    "Cus", en el título, quizás sea el nombre de algún oficial de Saúl que perseguía a David (véase bajo Salmo 54) o una alusión a Cis padre de Saúl. "Sigaión", en el título, es probablemente el nombre de la melodía.  

SALMO 8

    El hombre se enseñorea de la creación (6). Esto sucederá en el día del reinado triunfante de Cristo (Heb 2:6-10. Véase bajo Salmo 2).
    "Gitit", en los títulos de este y de los Salmos 81, 84; posiblemente el nombre de un instrumento musical o melodía de Gat.  

SALMO 9

    Un salmo de gracias por sus victorias. Dios es Rey sobre el trono para siempre; que las naciones conozcan que no son sino hombres. Este salmo y el 10 forman un acróstico.
    En loas salmos acrósticos o alfabéticos, las letras iniciales de los versículos sucesivos siguen el orden del alfabeto hebreo. Los demás salmos acrósticos son los 25, 34, 37, 111, 112, 119 y 145.
"Mut-labén", en el título, es probablemente el nombre de una melodía; "Higaión", versículo 16, una nota musical.

SALMO 10

    Oración de David pidiendo socorro, mientras combate la maldad, la opresión y el robo, aparentemente dentro de su propio reino. 

SALMO 11

    La suerte de los malos. Dios no es indiferente; sobre los malos lloverá fuego, azufre y torbellinos ardientes. 

SALMO 12, 13

    Los malos rodean por todos lados. Pero David, aunque en hondo dolor, confía del resultado y se regocija en Dios.

SALMO 14

    La maldad universal de los hombres. Similar al Salmo 53: citado en Rom 3:10-12 para mostrar la necesidad de un Salvador.

SALMO 15

    El ciudadano verdadero de Sión. Thomas Jefferson llamó este salmo "el retrato de un verdadero caballero"

SALMO 16

    Un Salmo de la Resurrección. David parece hablar de sí mismo, y sin embargo, de alguna manera aparecen en su boca palabras místicas de Rey Davídico venidero (10). Esto se cita en el N.T. como profecía de la resurrección de Cristo (Hech 2:27; véase bajo Salmo 2).

SALMO 17

    Rodeado de enemigos malignos, David ora, y protesta su propia justicia. Véase bajo Salmo 32.

SALMO 18

    Se creo que sea el himno de gracias de David cuando ascendió al trono. El ser "cabecera de gentes" era cierto de David solamente en un sentido limitado. Aquí se mira más allá de los días de David, hacia el trono de su Hijo Mayor (véase bajo Salmo 2).

SALMO 19

    Las glorias de la creación y la perfección de las leyes de Dios. El Dios de la naturaleza se da a conocer el hombre por medio de Su Palabra escrita. Los pensamientos acerca de la Palabra de Dios (7-14) se amplían grandemente en el Salmo 119. Este Salmo, así como los 24, 27 y 36, quizás sea una combinación de dos poemas. 

SALMOS 20

    Un Salmo de confianza. Se cree que puede haberse contado para entrar en batalla. Algunos consideran que contiene alusiones al Rey Mesías, tales como se hallan en los Salmos 2, 18, 21, 45, 61, 72, 89, 110, 132.    

SALMOS 21

    Acción de gracias por la victoria que se había pedido en el Salmo 20 antes de comenzar la batalla. Sus referencias mesiánicas son más claras que las del Salmo 20. El aspecto eterno del reinado de este Rey ha de referirse a Cristo más bien que a David.

SALMO 22

    Un Salmo de la Crucifixión escrito mil años antes de que sucediera, y tan vivo que uno creería que el escritor en persona estaba presente en la cruz; las palabras de Jesús al expiar, la mofa de Sus enemigos, las manos y los pies horadados, y las ropas repartidas por suerte. Algunas de estas expresiones no son aplicables  a David, ni a ningún incidente conocido en la historia, fuera de la crucifixión de Jesús. Véase bajo Salmo 2.
"Ajelet-sahar", en el título, significa literalmente "ciervo de la mañana". Quizás sea el nombre de la melodía, o  una nota explicativa del tiempo.  

SALMO 23

    El Salmo del Pastor. El capítulo amado del A.T. Beecher ha dicho que "Este Salmo ha volado como ave por toda la tierra,  cantando la canción más dulce que jamás se haya escuchado. Ha a acallado más tristezas que toda la filosofía del mundo.  Seguirá cantando para los hijos vuestros y los míos, y para los hijos de ellos, hasta el fin del tiempo. Y cuando su obra se haya acabado, volará de nuevo al seno de Dios, plegará sus alas, y seguirá cantando para siempre en el coro feliz de aquellos que ayudó a llevar allá".

SALOMO 24
    Llegada del Rey a Sión. Quizás se haya escrito para la ceremonia de la llegada del arca a Jerusalén (2 Sam 6:12-15). Quizás lo cantemos nosotros para dar la bienvenida al Rey que regrese, en aquel día glorioso en que El venga otra vez. Es similar en parte al Salmo 15.

SALMO 25

    La oración de una alma oprimida por el pecado (7, 11, 18). Aquí David no protesta su justicia. Véase bajo Salmo 32.

SALMO 26

    En este, David afirma su justicia en términos bastante positivos, muy diferente al del Salmo anterior. Véase bajo Salomo 32.

SALMO 27

    El amor hacia la Casa de Dios. Si David amaba con tanta devoción al Templo de entonces, lugar de sacrificios de animales, !cuánto no debiéramos nosotros amar Su casa ahora, en donde se nos cuenta una y otra vez la bella historia del Salvador!  

SALMO 28

    Una oración, y gracias por su contestación. David confiaba en Dios, y recibía Su ayuda. Por esto canta, y se regocija. 

SALMO 29

    La voz de Dios en la tormenta. Dios se siente como Rey sobre el diluvio; está sentado como Rey para siempre

SALMO 30

    Canto de alabanza de David en la dedicación de su palacio (2 Sam 5:11; 7:2). David siempre alaba a Dios. 

SALMO 31

    Un Salmo de padecimiento y de victoria. Jesús amaba este salmo, y citó de él Sus postreras palabras (5; Lucas 23:46).

SALMO 32

    Un Salmo de penitencia, confesión y perdón, nacido sin duda del pecado de David con Betsabé ( 2 Sam 11:12). No halla palabras con que expresar su vergüenza y su humillación.1- Sin embargo, este es el mismo David que tan a menudo afirma su justicia (S. 7:3, 8; 17:1-5; 18:20-24; 26:1-4). ¿Cómo reconciliar estos aspectos paradójicos de la vida de David?
  1. Los Salmos de "justicia" pueden haberse escrito antes de que David tuviera tan tremenda caída.
  2. Un hombre puede sentir su pecaminosidad más en una época que en otra.
  3. La justicia de David era relativa y no absoluta. Comparada con la generalidad de los hombres, David era un santo de primera categoría; comparado con Dios, su justicia era como trapos inmundos.
  4. Un hombre bueno puede pecar, y sin embargo ser un hombre bueno; véase bajo 2 Sam 11. Hay una diferencia tan amplia como el mar entre el hombre bueno, aunque a veces ceda a las tentaciones carnales, y el malo que deliberadamente y de propósito hace escarnio de todas las leyes de la decencia. Véase bajo 1 Juan 3.
    Se dice que Agustín escribió este Salmo en la pared frente a su cama y lo leía incesantemente, llorando mientras leía.    
    Son también penitenciales los salmos 6, 25, 38, 51, 102, 130 y 143. Se cree que "Masquil" en los títulos de este y de los Salmos 42, 44, 45, 52, 53, 54, 55, 74, 78, 88, 89 y 142 indica un poema didáctico o meditativo. 

SALMO 33

    Un Salmo d gozo y de alabanza. La idea de una "canción nueva" (3) aparece a menudo: 40:3; 96:1; 98:1; 144:9. Hay cantos antiguos que jamás envejecen; para el pueblo de Dios en el camino de la vida, hay a cada momento nuevas liberaciones y nuevos gozos que dan nuevo significado al mismo canto, que hallará al final su clímax en nuevos derroches de gozo en el amanecer de las glorias celestiales (Apoc 5:9; 14:3).

SALMO 34

    David da gracias y alabanzas por haber sido librado de los filisteos, en contestación a la oración del Salmo 54. David llevaba toda dificultad directamente a Dios. Cada vez que era librado, al momento elevaba a Dios sus gracias  y alabanzas.  Alguien ha dicho: "Da gracias a Dios por la luz de las estrellas, y te dará  la de la luna. Dale  gracias por la luz de la luna, y te dará la del sol. Dale gracias por el sol, luego te llevará adonde EL mismo es la Luz".   

SALMO 35

    Un salmo imprecatorio; así también los 52, 58, 59, 69, 109, 137. Respiran venganza contra los enemigos. No son pronunciamientos de la ira de Dios contra los malos, sino las peticiones de un hombre, de venganza contra sus enemigos; todo lo contrario a las enseñanzas de Jesús, de que hemos de amar a nuestros enemigos. ¿Cómo lo explicaremos? En el A.T. el propósito de Dios era mantener en el mundo una nación que preparara el camino para la venida de Cristo. Debía servirse de los hombres tales como eran, y no aprobaba, necesariamente, todo lo que dijeron o hicieron aún Sus siervos más consagrados. Algunos de estos Salmos eran cantos de batalla, expresiones del más intenso patriotismo, escritos para que pudiera sobrevivir la nación en sus luchas de vida o muerte contra enemigos poderosos. Con la venida de Cristo se completó la revelación divina del significado de la vida humana y sus normas de conducta; y Dios cambió el énfasis de Su obra, del mantenimiento de una nación a la transformación de individuos en hombres tales como El quiere que seamos. Ahora Dios no excusará algunas cosas que entonces pasaba por alto. En los tiempos del A.T. Dios a veces condescendía en acomodarse a las ideas de los hombres; en los del N.T., comenzó a tratar con ellos de acuerdo con las ideas de El. Véase bajo Lucas 6:27.    

SALMO 36

    Una meditación acerca de la maldad de los hombres, y la justicia , fidelidad, misericordia y bondad de Dios. 

SALMO 37

    En el mundo, pero no del mundo. Este es uno de los salmos más amados. David, siempre preocupado por la prevalencia de la maldad, expone aquí su filosofía acerca de cómo vivir en medio de aquellos que aborrecen a Dios y a las cosas que él amaba, Haz el bien; confía en Dios ; no turbes. Nos recuerda Juan 15:19 y Fil 2:15. 

SALMO 38

    Un salmo de gran angustia; uno de los salmos penitenciales (véase bajo Salmo 32). Pareciera que a causa de su pecado, David haya padecido una enfermedad asquerosa con motivo de la cual sus amigos y parientes cercanos se habían alejado, y sus enemigos se habían multiplicado y envalentonado grandemente. Nos muestra como el "varón conforme al corazón de Dios" a veces llegó hasta las profundidades del dolor por su pecado. 

SALMO 39

    Una elegía sobre la brevedad, fragilidad y vanidad de la vida. "Jedutún", en este título y en los de los Salmos 62, y 77, eran uno de los tres directores musicales de David, siendo los otros Asaf y Hemán (1 Cr 16:37-42). Según 2 Cr 35:15 era el "vidente del rey". 

SALMO 40

    Alabanzas por una gran liberación. La Ley de Dios estaba en su corazón (8), y sin embargo le aplastaba el peso de sus iniquidades (2). La última parte de este Salmo es igual al Salmo 70.  

SALMO 41

    Oración de David, pidiendo ser librado. Se cree que sea del tiempo de la rebelión de Absalón (2 Sam 15), cuando la enfermedad de David (3-8) dio la oportunidad para que madurara el complot. El "hombre de mi paz" (9) debe de haber sido Aquitofel, el Judas del A.T. (2 Sam 15:12; Juan 13:18). 

SALMOS 42, 43

    Sed de un exiliado, por la casa de Dios. Parece haber estado en la región de Hermón al este del Jordán (6), entre un pueblo impío y hostil. Estos dos salmos forman un solo poema. 
    Los "hijos de Coré" de los títulos de los Salmos 42-49, 84, 85, 87, 88, eran una familia de levitas, poetas, organizados por David en preparación para los servicios del Templo, en un extenso gremio musical que continuó durante muchas generaciones (1 Cr 6:31-48; 9:19, 22, 33).

SALMO 44

    Un grito desesperado, en tiempo de una catástrofe nacional en la cual parece que el ejército haya sufrido una derrota aplastante.

SALMO 45

    Canto nupcial de un rey, a quien se da el nombre de Dios y que sienta en un trono eterno. puede referirse en parte a David o a Salomón; pero algunas de las palabras son del todo inaplicables a ambos, o a soberano humano alguno. He de ser un canto del Mesías, en anticipación de las bodas del Cordero (Apoc 19:7).
    "Sosanim" en este título y en los Salmos 69, 80, significa "lirios", posiblemente un canto de primavera, o metafóricamente, un coro de mujeres.   

SALMO 46

    Himno de Batalla de Sión. Base del himno de Lutero,"Castillo fuerte es nuestro Dios", himno de batalla de la Reforma.
    "Alamot" en el título significa "vírgenes", o un coro de doncellas. 

SALMOS 47, 48

    Dios es Rey. Dios reina, Sión es la ciudad de Dios. Este Dios es Dios nuestro para siempre; regocíjese toda la tierra.

SALMO 49

    La vanidad de las riquezas terrenales. No muy diferente de algunas de las enseñanzas de Jesús (Mat 6:9-34; Lucas 12:16-21; 16:19-31).

SALMO 50

    Dios es Dueño de la tierra y de todo cuanto en ella hay. Cuando damos a Dios, solamente devolvemos lo que es Suyo. 

SALMO 51

    Oración de David, pidiendo misericordia; consecuencia de su pecado con Betsabé (2 Sam 11-12). Véase bajo Salmo 32.

SALMO 52

    Canto de confianza de David, de que será librado de la mano de Doeg (1 Sam 21, 22).

SALMO 53

    La pecaminosidad universal de los hombres. Similar al Salmo 14 ; citado en Romanos 3:10-12. Se cree que "Mahalat" en el título significa enfermedad, o una tonada melancólica.  

SALMO 54

    Oración de David en Zif, mientras se escondía de Saúl (1 Sam 23:19-28; 26:1-25). Otros salmos escritos mientras David huía de Saúl; 7 (?), 34, 52, 57, 59, 63 (?), 142. 

SALMO 55

    Traicionado por sus amigos, David confía en Dios. Así como el Salmo 41, parece corresponder al tiempo de la rebelión de Absalón, y referirse especialmente a Aquitofel (12-14; 2 Sam 15:12, 13)

SALMO 56

    David pide ser librado de los filisteos. Empleó sus propios recursos hasta lo último, aun simulando estar loco, como se cuenta en 1 Sam 21:10-13; pero a la vez oraba, y confiaba en Dios para el resultado. El Salmo 34 es su cántico de gracias por esta liberación. 
    Se cree que "Mictam" en los títulos de los Salmos 16 y 56-60 signifique "joya" o "dorado" o sea poemas de pensamientos áureos dignos de ser grabados en registros permanentes. 

SALMO 57

    Oración de David mientras se escondía de Saúl (1 Sam 22:1; 24:1; 26:1). "No destruyas" en los títulos de los Salmos 57, 58, 59, 75, parece referirse a 2 Sam 26:9.

SALMO 58

    Una oración contra los malos. Su día de retribución es seguro. Véase bajo el Salmo 35. 

SALMO 59

    Otra oración, cuando Saúl había enviado soldados para atrapar a David en su casa (1 Sam 19:10-17). Pero David confiaba en Dios. 

SALMO 60

    Una oración con motivo de reveses nacionales, como los Salmos 44, 74, 79, 108. "Susan-Hedut" aquí y en Salmo 80, significa "lirio del testimonio" ; véase bajo Salmo 45.  

SALMO 61

    Un himno de confianza, estando lejos de su hogar; quizás durante a rebelión de Absalón. 

SALMO 62

    Un poema de devoción férvida a Dios, y confianza inconmovible. Derrama tu corazón ante Dios, y confía en El en todo tiempo.

SALMO 63

    Un himno del desierto, que posiblemente pertenezca al tiempo de la huida de David delante de Absalón. Confía en que será restaurado. 

SALMO 64

    Oración de David, pidiendo ser protegido de los complots de enemigos secretos, y confiando en que Dios hará que triunfe.   

SALMO 65

    Canto del mar y de las cosechas. Dios corona el año con bienes; la tierra da voces de júbilo.

SALMO 66

    Salmo de gracias nacionales. Alabad a Dios. Temed a Dios. Cantad Regocijaos. Los ojos de Dios observan a las naciones.

SALMO 67

    Salmo misionero, en anticipación de las buenas nuevas del Evangelio que circunda la tierra. Canten las naciones de júbilo

SALMO 68

    Marcha de combate. Este salmo era favorito de los cruzados, de los hugonotes, de Savonarola y de Oliverio Cromwell.   

SALMO 69

    Un salmo de sufrimiento, como el 22; con vislumbres, a través del velo de los padecimientos de David, de los de Cristo; citado en este sentido en el N.T. (4, 9, 21, 22, 25; Juan 2:17; 15:25; 19: 28-30; Hech 1:20; Rom 11:9; 15:3). 

SALMO 70

    Un ruego urgente de socorro. Este salmo es casi idéntico a la última parte del 40. Dios jamás le faltó a David. 

SALMO 71

    Un salmo de la vejez, retrospectivo de una vida de confianza aunque rodeado de dificultades y de enemigos en todo el camino. 

SALMO 72

    Gloria y grandeza de reino del Mesías. Este es uno de los salmos de Salomón, siendo el otro el 127. El reino de Salomón estaba en el pináculo de su gloria. Podemos creer que este Salmo era en parte una descripción de su propio reino pacífico y glorioso. Pero algunas de sus declaraciones, y su tenor general, no pueden sino aludir al reino de Uno más grande que Salomón. Véase además bajo el Salmo 2.

SALMO 73 

    ¿Qué de la prosperidad de los malo? "Asaf" Salmo 50 y 73-83, era director de canto de David (1 Cr 15:16-20; 16:15). Los coros de Ezequías cantaban los salmos de Asaf (2 Cr 29:30).

SALMO 74

    Una oración en tiempo de calamidad nacional, quizás con referencia a la invasión de Sisac (1 Reyes 14:25, 26; 2 Cr 12:2, 9)

SALMO 75

    Destrucción segura de los malos, y triunfo seguro de los justos, en el día en que la tierra se deshaga.    

SALMO 76 

    Gracias por una victoria. Parece referirse a la destrucción de las huestes de Senaquerib (2 Reyes 19:25.

SALMO 77

    Otra súplica de ayuda en tiempo de catástrofe, recordando a Dios las maravillas que El había hecho a favor de Israel en el pasado.

SALMO 78

    Este Salmo y los 81, 105, 106 y 114 se denominan "históricos". Son recitaciones poéticas de la historia pasada de Israel, para mantener vivo el recuerdo de las maravillas de Dios para con Israel. 

SALMO 79

     Lamento sobre la destrucción de Jerusalén. Se cree que se refiere a la invasión de Sisac, o a la de los babilonios. 

SALMO 80

    Otra oración en tiempo de desastre nacional. Quizás se refiere a la caída del reino del norte. 

SALMO 81

     La desobediencia de Israel, causa de sus males. Si hubiera escuchado a su Dios, todo habría sido diferente.

SALMO 82

    Inculpa de la maldad prevaleciente, jueces injustos, que olvidan su responsabilidad ante el juez Supremo. 

SALMO 83

     Oración contra una confederación de idumeos, árabes, moabitas, amonitas, amalecitas, filisteos y otros. 

SALMO 84

    La bienaventuranza del amor a la casa de Dios. Dios ama a los que aman el camino de Su casa. Véase bajo el Salmo 27.

SALMO 85

    Gracias por el regreso del cautiverio; y una oración pidiendo la restauración de la tierra, y un mejor porvenir.

SALMO 86

    Ruego de misericordia, como tantos otros salmos de David; piadoso, pero necesitado de perdón; véase bajo el Salmo 32.

SALMO 87

    Sión, la Ciudad de Dios, uno de los nombres poéticos de la Iglesia, lleva registro (6) de los herederos del cielo (Heb 12:22).

Salmo 88

    Queja lastimera de un enfermo vitalicio. "Hemán" en el título era un dirigente de coros de David (1 Crón 15:17-19) y contemporáneo de Salomón (1 Reyes 4:31). "Mahalat-Leanot" significa canto de enfermedad.

SALMO 89

    Juramento de Dios, de la eternidad del trono de David; un salmo magnífico. Véase bajo Salmo 2 y  2 Sam 7. "Etán" era director de catos de David, juntamente con Asaf y Hemán (1 Cr 15:16-19).

SALMO 90

    La eternidad de Dios. Siendo obra de Moisés, que vivió 400 años antes de David, bien puede ser el primero de todos los salmos. Moisés escribió cánticos (Ex 15; Deut 32). La tradición de los rabinos atribuye a Moisés los salmos anónimos 91-100 que le siguen; si esto es cierto, este grupo puede haber sido el núcleo original del libro de los Salmos.

SALMO 91 

    Un himno magnífico de confianza. Ningún mal te acontecerá. Dios enviará Sus ángeles para guardarte en todos tus caminos. !Cuan admirable cosa es tener una fe semejante!. 

SALMO 92 

    Un himno sabático de alabanza, que parece mirar hacia atrás hasta el descanso de la Creación, y adelante hasta el descanso eterno.

SALMO 93

    El poder y la majestad, santidad y eternidad del trono de Dios. Desde la eternidad Dios reina para siempre. 

SALMO 94

    Oración a Dios, pidiendo venganza sobre los malos, para dar fin a su largo reinado de crimen. Véase bajo Salmo 35.

SALMOS 95-100

    Continúan el pensamiento del Salmo 93. Esto se llaman salmos "teocráticos", por cuanto se relacionan con la soberanía de Dios, y vislumbran el reino del Mesías venidero.

SALMO 95

    Cantad y regocijaos. Dios es Rey; arrodillémonos delante de El. Somos Su pueblo; escuchemos Su voz.  

SALMO 96

    Cantad; Dios reina.Alégrese la tierra; y regocíjese el cielo. El Día del juicio se acerca. 

SALMO 97

    Jehová viene. La tierra se conmueve. Una antífona de coronación, que quizás se refiere tanto a la primera como a la segunda venida.  

SALMO 98

    Parece ser un canto del Día de Coronación. Siendo un "canto nuevo" (1), puede ser como de los que se cantarán en el cielo (Apoc 5:9-14).

SALMO 99

    Dios reina; tiemblen las naciones. Dios es santo. Ama la justicia y la rectitud. El contesta la oración. 

SALMO 100

    De la versión métrica de este Salmo es la tonada comúnmente usada para la Doxología, "A Dios, el Padre celestial"

SALMO 101

    Se cree que este Salmo posiblemente se haya escrito cuando David ascendió al trono, para anunciar los principios en que besaría del gobierno de su reino.   

SALMO 102

     Oración penitencial, en tiempo de terrible aflicción, humillación y reproche. Véase bajo el Salmo 32. La eternidad de Dios, 25, 27. se cita en Heb 1:10-12 con aplicación a Cristo.  

SALMO 103

    Salmo de la misericordia de Dios. Se cree que haya sido escrito en la vejez de David como resumen de los tratos de Dios para con él. Uno de los salmos más apreciados. "Cómo amamos su lectura! 

SALMO 104

Salmo de la naturaleza. Dios cuida de todas Sus obras. Nos recuerda las palabras de Jesús, "No un pajarillo cae a tierra, sin que vuestro Padre lo vea".

SALMO 105

    Resumen poético de la historia de Israel. Véase bajo  Salmo 78. Trata especialmente de su liberación milagrosa de Egipto.

SALMO 106

    Otro salmo histórico, contrastando la admirable misericordia de Dios, y la desobediencia persistente de Israel.

SALMO 107

    Las maravillas de la misericordia de Dios, en Sus tratos con SU pueblo y en Su administración de las obras de la naturaleza. 

SALMO 108

    Parece ser uno de los cantos de batalla de David. Es casi idéntico con algunas porciones de los Salmos 57 y 60. 

SALMO 109

    Venganza sobre los enemigos de Dios. Uno de los salmos imprecatorios (véase bajo Salmo 35).  Judas entra en el cuadro (8; Hech 1:20).

SALMO 110

    Dominio y sacerdocio eterno del Rey que viene. Este Salmo no puede referirse a persona histórica alguna sino a Cristo, y sin embargo, fue escrito mil años antes de Su venida (1, 4; Mat 22:44; Hech 2:34; Hech 1:13; 5:6. Véase bajo Salmo 2). 

SALMO 111

    Sobre la majestad, el honor, la rectitud, misericordia, fidelidad, verdad, justicia, santidad y eternidad de Dios. 

SALMO 112

    Bienaventuranza del hombre que, como Dios, es justo, misericordioso, lleno de gracia, bondadoso para con los pobres, y ama los camino de Dios

SALMO 113-118

    Los Salmos "Hadel". Se cantaban en familia, la noche de la Pascua; 113 y 114 para comenzar la comida, y 115-118 al terminar. Estos deben de haber sido himnos que Jesús y Sus discípulos cantaron en la Última Cena (Mat 26:30). 

SALMO 113

    Canto de alabanza. Comienza y termina con "aleluya", que significa, "alabad a Jehová". Alabadle para siempre.

SALMO 114

     Himno para recordar las maravillas del rescate de Israel de los egipcios, origen de la fiesta de la Pascua. 

SALMO 115

    Jehová, el Dios Único. Bienaventurado Su pueblo; bienaventurados los que confían en El, y no en los dioses de las naciones.  

SALMO 116

    Canto de gratitud a Dios, por haber sido librado de la muerte y de la tentación, y por repetidas contestaciones a la oración.

SALMO 117

    Sermón a las naciones, para que reconozcan a Jehová; citado en este sentido en Romanos 15:11. El capitulo medio, y el más corto, de la Biblia. 

SALMO 118

     Este fue el himno de despedida de Jesús a Sus discípulos, al salir de la cena pascual para dirigirse a la cruz (Mat 26:30). Contiene una profecía de Su rechazamiento (22,26; Mat 21:9, 42).

SALMO 119

    Las Glorias de la Palabra de Dios. Es el capítulo más largo de la Biblia. Cada uno de sus 176 versículo, excepto los 90, 121, 122 y 132, menciona la Palabra de Dios, bajo los nombres de Ley, Testimonios, Juicios; Estatutos, Mandamientos, Preceptos, Palabras, Ordenanzas o Caminos. Es una ampliación de los Salmo 1 y 19. Es alfabético, con 22 estrofas; cada estrofa tiene 8 versos, cada uno de los cuales comienza con la misma letras inicial (véase Salmo 19). Era el salmo favorito de Ruskin. 

SALMO 120-134

    Estos se llaman cánticos "graduales" "de las gradas, o subidas" o "de los peregrinos". Fueron escritos para música vocal, se cree que hayan sido cantados por los peregrinos en rumbo a las fiestas en Jerusalén, o mientras subían las quince gradas del Atrio de los Varones. De otra manera, las "subidas" puede referirse a que se cantaban en un tono elevado de voz, o al elevado estilo del pensamiento. 

SALMO 120

    Ruego de protección, por uno que vive lejos de Sión, entre gente engañosa y traicionera. 

SALMO 121

    Puede haber sido cantado por los peregrinos cuando por primera vez veían las montañas que rodean Jerusalén. 

SALMO 122

    Pueden haber cantado esté al acercarse a las puertas del Templo, dentro de los muros de la ciudad.

SALMO 123

    Y está ya dentro del Templo, mientras los peregrinos levantan sus ojos a Dios en oración, invocando Su misericordia.

SALMO 124

    Un himno del Templo, de gracias y alabanzas por repetido socorro en tiempos de gran peligro.

SALMO 125

    UN himno de confianza. Así los montes rodean a Jerusalén, Dios rodea a Su pueblo para siempre.

SALMO 126

    Canto de acción de gracias al volver de la cautividad. Es tan grato el haber vuelto, que les es difícil creer que es cierto, y les parece que sueñan.

SALMO 127

    Parece una combinación de dos poemas; sobre la construcción del Templo, y de la familia. Uno de los salmos de Salomón; el otro es el Salmo 72. 

SALMO 128

    Canto de bodas. Una continuación de la última mitad del Salmo 127. La familia piadosa es la base de la prosperidad nacional. 

SALMO 129

    Israel pide la caída de sus enemigos, que la han afligido generación tras generación desde su fundación.

SALMO 130

    El grito de una alma agobiada por el sentido de su pecado. Uno de los salmos penitenciales (véase Salmo 32)

SALMO 131

    Un salmo de confianza sencilla en Dios, He acallado y aquietado mi alma en Dios, como un niño con su madre.

SALMO 132

    Reiteración poética de la promesa inquebrantable de Dios a David, de un heredero eterno de su trono (véase Salmo 2).

SALMO 133, 134

    Un salmo de amor fraternal y de vida eterna; y un salmo de los guardas nocturnos del templo y sus saludos.

SALMO 135

    Canto de alabanza por las admirables obras de Dios, en la naturaleza y en la historia. Comienza y termina con "Aleluya" (alabad a Jehová).

SALMO 136
    El "Gran Halel". "Para siempre es Su misericordia" se repite en cada versículo. Se cantaba al iniciarse la Pascua. Era un canto favorito del Templo (1 Cr 16:41; 2 Cr 7:3; 20:21; Esd 3:11).

SALMO 137

    Salmo del Cautiverio. En tierra extraña, los exiliados anhelan  su hogar. La retribución de quienes les llevaron cautivos es segura.

SALMO 138

    Canto de acción de gracias, aparentemente con motivo de alguna contestación notable a la oración; quizás cuando ascendió al trono. 

SALMO 139

    La omnisciencia de Dios. Nada se Le esconde; sabe cada pensamiento, palabra y acto. La obscuridad no nos esconde de El. 

SALMO 140

    Una oración de David, pidiendo ser protegido de enemigos malvados, cuya destrucción implora. Salmo imprecatoria: véase el Salmo 35. 

SALMO 141
    Otras petición de David, de protección de sus enemigos. Aunque su reino fue glorioso, David siempre estaba rodeado de enemigos. 

SALMO 142

    Oración de David en sus primeros años, cuando se escondía de Saúl en una cueva (1 Sam 22:1; 24:3; véase Salmo 54).

SALMO 143

    Ruego penitente de David, pidiendo ayuda; posiblemente mientras era perseguido por su hijo Absalón (2 Sam 17:18; véase Salmo 32).

SALMO 144
    Uno de los cantos de batalla de David. Puede haber hecho que su ejército entonara cantos como este mientras avanzaban a la lucha.

SALMO 145

    Un canto de alabanza. David puede haber hechos que su ejército entonara cantos como este después de la batalla, para dar gracias por la victoria.  

SALMO 146-150

    Estos salmos se denominan "Aleluyas", palabra con la cual todos comienzan y terminan, y que significa "Alabad a Jehová". La palabra aparece a menudo en otros salmos. El gran derroche de Aleluyas con que el libro de los Salmos llega a su clímax y su final, luego se traslada al fin de la Biblia misma, en donde las repiten los coros celestiales de los redimidos (Apoc 19:1, 3, 4, 6).  

SALMO 146

    Mientras vivo, alabaré a Dios. Dios reina. Mientras tenga existencia, alabaré a Dios. !Oh alma mía, alaba a Jehová!.

SALMO 147

    Alabe a Dios la creación entera. Cantad a Jehová con alabanza. Alabe Israel a su Dios. Alabe Sión a Dios. !Aleluya!.

SALMO 148

    !Aleluya! Alaben a Jehová los ángeles; alábenle sol, luna y estrellas. Alabadle, cielos de los cielos.

SALMO 149

    !Aleluya! Alaben los santos a Dios; canten de gozo, y alégrense en Jehová. Regocíjese Sión. !Aleluya!

SALMO 150

    !Aleluya! Alabad a Jehová con bocina, salterio y arpa. Todo lo que respire, alabe a Jehová. !Aleluya!