Vivir la Biblia


  • Entendimiento: Capacidad de discernir cómo se relacionan entre sí las partes o aspectos de un asunto y de ver la cuestión en su totalidad, no solo los hechos aislados
  • Conocimiento: Hechos, o datos de información adquiridos por una persona a través de la experiencia, la comprensión teórica o práctica de un asunto u objeto de la realidad.  

  "Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna."

1 Juan_5:20 


    Todo el verdadero conocimiento es por experimentación, es un gran error confundir entendimiento de datos con memorización de datos. Y es más grande el error de confundir entendimientos de datos con conocimiento.

             

    Cuando alguien tiene experiencia, esa persona tiene conocimiento de esa experiencia. Si esa persona escribe esos conocimientos en un libro, ese conocimiento se tiene que convertir en datos o información. Cuando alguien lee ese libro el lector no recibe el conocimiento, solo la información, los datos. Si el lector entiende los datos, entiende la experiencia como concepto. Pero si el lector verdaderamente quiere el conocimiento, es necesario tener la experiencia similar como la que tubo el autor.

 

Autor

Libro

Lector

Lector

Lector/Autor

Experiencia

Datos

Libro

Práctica

Experiencia

-El Autor tiene la experiencia práctica de lo que escribe.

-Los datos de la experiencia del Autor están en el libro.

-El lector lee las experiencias del autor.

-Lee los datos

-El Lector práctica los datos del autor

-Pasa de saber a hacer.

-Por la práctica el Lector llega a las mismas experiencias del autor.

-Obtiene el conocimiento

    

  • Se puede dar el caso de que el autor está hablando de unos datos que el mismo no a practicado. Pero en el caso de los autores de la Biblia, la experiencia, la práctica era un requisito para escribir un libro de la Biblia.
  • Al hablar de la experiencia de la práctica de los datos, estamos hablando de Obediencia a la verdad, y por supuesto eso es lo que Dios esta buscando.
  • De esta manera, el carácter de Jesucristo se estará formando en nosotros por la obra de santificación del Espíritu Santo.
  • Una contradicción seria: saber acerca del amor, en griego, en hebreo, conocer las enseñanzas sobre el amor y no amar. Y así con todas las doctrinas Bíblicas, conocerlas pero no obedecerlas, no practicarlas, sería una contradicción.  

    Si alguien quiere aprender como manejar una bicicleta, esa persona puede conseguir algunos libros sobre bicicletas (Datos). Después de estudiar los datos en el libro de cómo manejar una bicicleta, esa persona puede entender los principios de cómo manejar una bicicleta, y si trata de experimentar, rápidamente se dará cuenta de la diferencia entre entendimiento y conocimiento, la experiencia le dará el conocimiento.

    

La diferencia entre la leche y la carne en la Biblia. Una es los primero pasos, y otra es después de la práctica

 

Hebreos 5:12-14

12- Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.

13- Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;

14- pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, pera los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en e discernimiento del bien y del mal. 
 

12- Tiempo aprendiendo y entendiendo pero no haciendo. Y por eso volver a los rudimentos para poder hacerlos

 

13- La leche es para los inexpertos (los que no tienen experiencia).

14- ¿Para quién es el alimento sólido? Para lo maduros   ¿Por qué tienen los sentidos ejercitados para el discernimiento del bien y del mal? Por el uso, por la práctica, estos son los que tienen conocimiento.
2 Timoteo 3:7
Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. 
 - Aprender no es el fin, sino hacer lo que se aprende para tener el conocimiento.
Santiago 1:22
Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 
 - "Engañarnos nosotros mismo", en el justificarnos en y saber y no en el hacer, entender sin conocimiento.

"El que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado"
Santiago 4:17

    No es tanto lo que sepamos o entendamos de Dios, si no si hemos experimentado lo que nos pide que hagamos. Algunos se justifican con el saber en vez de hacer, y la Biblia nos habla muchas veces de este tema y de sus consecuencias.

    Cuando entendamos lo que Dios no esta diciendo, busquemos ponerlo en practica para tener un verdadero conocimiento de la verdad, y esto forma el carácter de Jesús mismo en nuestro; y esto último es el propósito de Dios y el porque El nos dio la Biblia.   



Conocer a Dios 

  •          Lo que Dios más quiere de nosotros es que lo conozcamos. Y esto producirá los frutos de: amarle más, obedecerlo, alabarle con todo el corazón, darlo a conocer, confianza, paz, seguridad E.T.C, y todo por el  empezar a conocer a Dios.
  •          Jeremías 9:23,24  “Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas.Más alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová”
  •         Juan 17:3: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien  has enviado.”

Oseas 6:6 “Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios mas que holocausto”

 

CONOCER = CREER

 

Lo que conozca del carácter de Dios, el quien es Él  afectará mí:

1.      MORAL: La forma en que vivimos

2.      IDENTIDAD: La manera en que pensamos de nosotros mismos

3.      PRIORIDADES: ¿Que es lo más importante, que es lo que más cuenta? La relación con Dios y con los demás.

4.      AUTORIDAD: La forma en que la vemos, si pensamos que Dios es injusto. Lo pensaremos también de las autoridades.

5.      PRESUNCIÓN: Caer en orgullo por lo que hacemos. 

6.   NUESTRO DESTINO: Si lo conozco, lo querré conocer más, amarle y obedecerle más.


Conocerlo por Experiencias y no Intelectualmente 

            Y el conocer a Dios se basa en tener experiencias con Él. Y no es un conocimiento intelectual acerca de Dios y su carácter; sino experimentar a Dios en nuestra vida, en hechos reales, en experiencias con Él. De la experiencias es de lo que se basa el conocer a Dios. 

            Cada experiencia nos acercará más a Él, y nos animará en experimentarlo en más circunstancias difíciles. En esto consiste el conocer a Dios. No es un entendimiento intelectual acerca de Dios, sino el verlo actuar.

            Y el primer paso es el obedecer lo que nos esta diciendo, esta es la puerta para experimentarlo y conocerle. Veremos porque nos pide lo que nos pide, veremos las consecuencias de obedecerlo, y lo conoceremos en realidad.

 


CÓMO PASAR DE LA LECHE A LA CARNE

    Ahora, la gran pregunta es... ¿Cómo un cristiano recién nacido se pasa de la leche a la carne de la Palabra de Dios?

    Primero, debe desear la leche de la Palabra. Debe tener una comprensión de los principios básicos de la Palabra de Dios:

Desead como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada, para
que por ella crezcáis para salvación” (1 Pedro 2:2).

    No puedes empezar con la carne espiritual. Tienes que desear y aprender primero a digerir la leche espiritual.


SE OBEDIENTE A LA PALABRA DE DIOS:

    Éste es el paso más importante. Los cristianos carnales no obedecen a lo que ellos aprenden en la leche de la Palabra de Dios entonces ellos no pueden madurar hasta la carne. La Biblia enseña que no es suficiente el oír Su Palabra. Tienes que ser obediente. Tienes que volverte un "hacedor" de la Palabra y no sólo un "oyente":

“Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a
vosotros mismos” (Santiago 1:22).

    Un aumento en la comprensión espiritual viene a través de la meditación y obediencia a la Palabra de Dios. Así es cómo nosotros nos movemos de la leche a la carne. David escribió:

“He comprendido más que todos mis instructores, porque tus testimonios son
mi meditación. He entendido más que los ancianos, porque he guardado tus
ordenanzas. De todo mal camino contuve mis pies, para guardar tu palabra.
No me aparté de tus juicios, porque tú me has enseñado. ¡Cuán dulces son a
mi paladar tus palabras, más que la miel en mi boca! De tus ordenanzas
adquiero inteligencia; por eso aborrezco todo camino de mentira” 
(Salmos 119:99-104).

    Porque David guardó los mandatos de Dios y era un hacedor de la Palabra, su comprensión aumentó. Dios no te llevará a ti a las revelaciones más profundas si no has actuado en lo que has aprendido en la leche de la Palabra.

BUSCA LA CARNE:

    En el mundo natural, masticar la carne requiere más esfuerzo físico que beber la leche. Lo mismo es verdad en el mundo espiritual. Descubrir la carne de la Palabra de Dios requiere más esfuerzo espiritual que permanecer en la leche de la Palabra.

Proverbios capítulo 2 nos dice cómo buscar la carne da Palabra:

“Hijo mío, si aceptas mis palabras y atesoras mis mandamientos dentro de ti,
si prestas oído a la sabiduría e inclinas tu corazón al entendimiento, si
invocas a la inteligencia y al entendimiento llamas a gritos, si como a la plata
la buscas y la rebuscas como a tesoros escondidos, entonces entenderás el
temor de Jehová y hallarás el conocimiento de Dios” 
(Proverbios 2:1-5).

Éstos son los pasos para buscar y comprender el conocimiento de Dios:

1. Acepta mis palabras: Tienes que ser enseñable.

2. Atesora mis mandamientos dentro de ti: Debes aceptar la Palabra y debes integrarla en tu vida y espíritu. No intentes cambiar la Palabra para estar de acuerdo con tu manera de vivir.

3. Presta oído a la sabiduría: Realmente escucha a lo que Dios está diciéndote a través de Su Palabra. Escuchar requiere cambios en el vivir según lo indicado.

4. Incline tu corazón al entendimiento: Diligentemente dedícate a entender (interpretar) la Palabra.

5. Búsquela como la plata y la rebusque como a tesoros escondidos: Si alguien le dijera que hay un tesoro oculto en la propiedad que tienes, ¿qué harías? Empezarías excavando. Arias una búsqueda sistemática hasta que encuentres el tesoro. Esto se volvería una prioridad en tu vida.

    Cuando haces de la Palabra de Dios una prioridad y empiezas a buscar Su sabiduría sistemáticamente, la encontrarás. Pero debe volverse una prioridad de vida. Debes acercarte a ella con tanto entusiasmo y dedicación como si estuvieses buscando el tesoro.

   Si sigues estas reglas y buscas la carne de la Palabra de Dios, éstos serán los resultados:

1. Entonces entenderás el temor de Jehová: Versículo 5.

2. Y hallarás el conocimiento de Dios: Versículo 5.

3. Entonces entenderás la justicia, el derecho y la equidad: todo buen camino: Versículo 9.

4. Será agradable a tu alma:(Encontraras la satisfacción), Versículo 10.

5. Te guardará la sana iniciativa – versículo 11.

6. Y te preservará el entendimiento – Versículo 11.

7. Te librará del mal camino, de los hombres que hablan perversidades - Versículo 12.