Arqueología

Abdías

Abdías. “Edom”

Edom se localizaba al sur del Mar Muerto y al norte del golfo de Agaba. La región se ufana de sus numerosas montañas de más de 1,524 m de altura, algunas tierras de pastoreo y pocos oasis.

Muchas moradas de los edomitas eran sitios excavados en las paredes de esas montañas altas y escarpadas, lo que ocasionó la descripción de Abdías de los edomitas como un pueblo que habitaba «en las hendiduras de los desfiladeros» y que volaba «alto como águila» (Ab 3-4).

Aún en la actualidad se pueden apreciar esas moradas antiguas. Edom prosperó a través de su control de la principal ruta de caravanas que corría de norte a sur, la «puerta del rey»', así como también por medio de la extracción de hierro y cobre. Una civilización agrícola pre-edomita perteneciente a la Edad de Bronce' floreció en esta región, la cual estaba organizada por jefes de clanes seminómadas. Los faraones tuvieron que ver con las minas de cobre de Edom desde los siglos XIV a.C. al XII a.C., por esa razón el área se menciona con frecuencia en documentos egipcios.

Como descendientes de Esaú, el hermano gemelo del patriarca Jacob, Israel consideraba a los edomitas «hermanos» (vv. 10-12). Sin obtener resultado, Moisés intentó negociar el pasaje de los israelitas a través del territorio del rey de Edom. Saúl luchó contra los edomitas, pero David conquistó Edom. Su general, joab, aniquiló a muchos hombres durante una ocupación de seis meses, aunque Hadad, el heredero real, huyó a Egipto (1R 11:14- 22). Edom se rebeló bajo el reinado de Jorán (aprox. 851 a.C.), pero posteriormente Amasías (aprox. 800 a.C.) capturó su capital, Selá, le cambió el nombre y la llamó Joctel. En ocasiones, los edomitas invadieron Judá (p.ej. 2Cr 20; 28:16-17).

Desde el 734 a.C. hasta la caída de Jerusalén, Edom estuvo bajo la dominación asilla. Los registros asirios mencionan tres reyes edomitas como tributarios: Qaus-malaku (732 a.C.), Aiarammu (701 a.C.) y Qausgabri (629 a.C.). Edom prosperó bajo el control asirio, y su población aumentó considerablemente. La evidencia de establecimientos edomitas durante este periodo aparece en varios sitios, en el sur de Judá. Abdías indica que los edomitas participaron en la destrucción de Jerusalén en el 586 a.C.

Durante el período postexílico los árabes Invadieron Edom hasta que los nabateos se establecieron allí.' Los edomitas (a quienes se les llamaba idumeos durante el período postexílico) establecieron Hebrón como su capital. Juan Hicano convirtió a la fuerza a los idumeos al judaísmo en aproximadamente 120 a.C. Antípater, un idumeo, se convirtió en gobernador de Judea, y su hijo Herodes gobernó la región como rey.' Después de la destrucción de Jerusalén a manos de los romanos (70 d.C.) ldumea y los idumeos desaparecieron de la historia.

(biblia de Estudio Arqueológica. Vida. p. 1501)