Aplicación

Miqueas

Aplicación de Miqueas

1. Repase lo que ha aprendido en este libro acerca de Dios el Padre y Dios el hijo. Medite en esas verdades, y exprésele a Dios en oración se deseo de conocerlo de una manera más íntima. Pídale a Dios que le abra los ojos del entendimiento, y que le permita vivir conforme a la revelación que Él le ha dado de sí.

2. Miqueas 4:12 dice que las naciones no conocen los pensamientos del Señor ni entienden su propósito. Sin embargo, los hijos de Dios pueden llegar a conocer todo eso estudiando su Palabra. Amos dijo: “No hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (3:7.) El consejo secreto de Dios y su plan para el futuro se encuentran en la Palabra de Dios. ¿Ha ordenado usted su vida de tal manera que puede dedicar tiempo al estudio de su palabra?


Aplicación final de Miqueas

1. ¿Cuáles son las verdades básicas de Miqueas?

2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?

3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?.

4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?

5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería efectuar en mi vida?


Aplicación práctica

Dios da advertencias para que no tengamos que sufrir Su ira. El juicio es seguro si las advertencias de Dios no son escuchadas y Su provisión por el pecado en el sacrificio de Su Hijo es rechazada. Para el creyente en Cristo, Dios nos disciplinará –no por odio- sino por el amor que nos tiene. Él sabe que el pecado destruye y quiere que seamos íntegros. Esta plenitud que es la promesa de restauración, espera a aquellos que permanezcan obedientes a Él.


Temas de Aplicación