Aplicación

1 Timoteo

Aplicación de 1 Timoteo

1. ¿Se rige por los principios de la iglesia a la que asiste usted?

2. ¿Qué piensa usted acerca de los líderes, de su iglesia local?

3. ¿Ora por todos, incluso por las autoridades?


Aplicación final de 1 Timoteo

1. ¿Cuáles son las verdades básicas de 1 Timoteo?

2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?

3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?

4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?

5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería efectuar en mi vida?


Aplicación práctica

Jesucristo es presentado por Pablo como el mediador entre Dios y el hombre (1 Timoteo 2:5), el Salvador para todos los que creen en Él. Él es Señor de la iglesia y Timoteo le sirve pastoreando Su iglesia. Así, encontramos que ésta es la aplicación principal de la primera carta de Pablo a su “hijo en la fe.” Pablo instruye a Timoteo en asuntos sobre la doctrina de la iglesia, el liderazgo de la iglesia, y la administración de la iglesia. Podemos usar estas mismas instrucciones para gobernar nuestra asamblea local en la actualidad. De la misma manera, el trabajo y ministerio de un pastor, los requerimientos para un anciano, y para un diácono son justamente tan importantes y pertinentes en la actualidad como lo fueron en los días de Timoteo.

La primera carta de Pablo a Timoteo, se valora como un libro de enseñanza sobre el liderazgo, la administración, y el pastoreo de la iglesia local. Las instrucciones en esta carta se aplican a cualquier líder o prospecto de líder de la iglesia cristiana, y son igualmente relevantes en la actualidad, como lo fueron en los tiempos de Pablo. Para aquellos que no fueron llamados para asumir el liderazgo en su iglesia, este libro es igualmente práctico. Cada seguidor debe contender por la fe y evitar la falsa enseñanza. Cada seguidor debe permanecer firme y perseverar.

Temas de Aplicación