Gráficos

Jeremías

El Tiempo de Jeremías

Datos esenciales

Bosquejo de Jeremías

Ilustraciones del Juicio de Dios

Principales pruebas de Jeremías

        1. Prueba por amenazas de muerte (11:18-23)

        2. Pruebas por aislamiento (15:15-21)

        3. Pruebas por el cepo (19:14-20:18)

        4. Pruebas por arresto (26:7-24)

        5. Pruebas por desafió (28:10-16)

        6. Pruebas por destrucción (36:1-32)

        7. Pruebas por violencia y encarcelamiento (37:15)

        8. Pruebas por hambre (38:1-6)

        9. Pruebas por cadenas (40:1)

        10. Pruebas por rechazo (42:1-43:4)


Lecciones objetivas de Dios en Jeremías

Reyes en el tiempo de Jeremías

Jeremías detalles

Sirvió como profeta de Judá desde 627 a.C hasta el cautiverio en 586 a.C.

Función de los Profetas

Sinopsis

1. Llamado de Jeremías (1)

2. Advertencias y exhortaciones a Judá (2-29)

3. Promesas y restauración (30-33)

4. Introducción histórica (34-35)

5. Los sufrimientos de Jeremías (36-38)

6. Caída de Jerusalén y sus consecuencias (39-45)

7. Juicio contra las naciones (46-51)

8. Apéndice histórico (52)


Bosquejo Resumen

A. Juicio de Dios sobre Judá (1:1-45:5)

1. Llamamiento de Jeremías

2. Jeremías condena a Judá por sus pecados

3. Jeremías profetiza destrucción

4. Jeremías acusa a los líderes de Judá

5. Se promete restauración

6. Llega el castigo que Dios prometió



B. Juicio de Dios sobre las naciones (46:1-52:34)

1. Profecías sobre naciones extranjeras

2. Caída de Jerusalén

Jeremías confronta a mucha gente con su pecado: reyes, falsos profetas, los que están en los templo y los que están a las puertas de la ciudad. La falta de respuesta hizo que Jeremías se preguntara si había algún bien. A menudo se sintió desalentado y a veces amargado. Llevar un mensaje tan desalentador a estas personas fue una tarea pesada. Nosotros también tenemos la responsabilidad de llevar estas nuevas a un mundo caído. Los que siguen en su senda de maldad serán eternamente condenados al fracaso. Si bien podemos sentirnos desalentados por la falta de respuesta, debemos seguir ejerciendo presión al hablar a los demás de las consecuencias del pecado y la esperanza que Dios ofrece. Los que le dicen a la gente sólo lo que quiere escuchar, no son fieles al mensaje de Dios.

Jeremías vivió para ver el cumplimiento de sus profecías: la más notable fue la caída de Jerusalén. El cumplimiento de esta y otras profecías en contra de las naciones extranjeras vino como resultado del pecado. Los que se niegan a confesar sus pecados, traerán juicio sobre sí mismos.