Gráficos

2 Tesalonicenses

Tiempo de 2 Tesalonicenses

  • ca. 47 - 49 d.C. El primer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 50 d.C. El concilio de Jerusalén.

  • ca. 50 - 53 d.C. El segundo viaje misionero de Pablo.

  • ca. 51 d.C. Fundación de la iglesia de Tesalónica.

  • ca. 51 d.C. Se escribe 1 Tesalonicenses.

  • ca. 51 - 52 d.C. Se escribe 2 Tesalonicenses.

  • ca. 53 - 57 d.C. El tercer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 58 d.C. Arresto de Pablo en Jerusalén

  • ca. 60 - 62 d.C. Encarcelamiento de Pablo en Roma.

  • ca. 67 d.C. Ejecuciones de Pedro y Pablo en Roma.

Datos esenciales

Bosquejo de 2 Tesalonicenses

Palabras clave en 2 Tesalonicenses

Comparando 1 y 2 Tesalonicenses

¿Cuándo veremos al Señor en el aire?

Sinopsis

1. Saludos, acción de gracias y oración (1)

A. Saludos (1:1-2)

B. Acción de gracias por la perseverancia de los tesalonicenses bajo persecución (1:3-10)

C. Intercesión por su crecimiento continuo y productividad continuos (1:11-12)

2. Instrucciones respecto a la venida de Jesús y la conducta cristiana (2)

A. El papel del hombre de maldad (2:1-12)

B. Amonestación a permanecer firmes (2:13-15)

C. Oración para que Dios les anime y fortalezca en la vida y ministerio (2:16-17)

3. Llamado a la oración y advertencia contra la ociosidad (3:1-15)

A. Pablo pide que oren por él (3:1-3)

B. Advertencia sobre la pereza y la ociosidad (3:4-15)

4. Saludos finales y bendición (3:16-18)


Bosquejo Resumen

    1. La esperanza gloriosa del regreso de Cristo (1:1-2:17)

    2. Cómo vivir a la luz del regreso del Cristo (3:1-18)

Pablo escribió con el propósito de animar a aquellos que estaban siendo perseguidos y corregir los malos entendidos sobre el tiempo en que regresaría Cristo. La enseñanza acerca del Señor originó ociosidad es esta joven iglesia. El inminente regreso de Cristo no debiera motivar en nosotros ociosidad; por el contrario, deberíamos estar mucho más ocupados: en santidad, usando bien nuestro tiempo y trabajando en favor de su reino. Debemos trabajar, no sólo en los tiempos fáciles cuando es conveniente, sino también en los tiempos difíciles. Los cristianos debemos esperar en forma paciente por la venida de Cristo y trabajar por Él mientras tanto.