¿Contradicciones N.T?

¿Contradicciones en el Nuevo Testamento?

Esta es una lista de 121 aparentes contradicciones en el Nuevo Testamento, aparentes porque en realidad no lo son, solo que no es  tomado en cuenta el contexto para entender en realidad su significado. Algunos críticos de la Biblia utilizan algunas de estas aparentes contradicciones para afirmar que la Biblia no es digna de confianza. Y algunos estudiantes honestos se enfrentan a  estas aparentes contradicciones como obstáculo para comprender y hacer una interpretación correcta. 

Algunas de las razones principales de la existencia de estas aparentes contradicciones en la Biblia, son:

Otro punto importante en cuanto a las aparentes contradicciones en la Biblia, es que ninguna de ellas alteran doctrinas de la Biblia.  Dios inspiró la Biblia, se originó en su mente, y Dios mismo se encarga que entendamos que fue lo que Él mismo inspiró; y para ese trabajo los cristianos tenemos al Espíritu Santo, el que inspiró la Biblia, viviendo dentro de nosotros para enseñarnos cual es la idea original. 

(La BIblia no tiene contradicciones, si consigues una respetando los puntos anteriores, por favor notificanos, gracias)


1.- El linaje de Jesús se remonta al hijo de David, Salomón. 

Mateo 1:6. “Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías.” 

- El linaje de Jesús se remonta al hijo de David, Natán. 

Lc.3:31hijo de Melea, hijo de Mainán, hijo de Matata, hijo de Natán” 

La aparente contradicción en los linajes de Jesús en Mateo 1:6 y Lucas 3:31 se puede explicar de la siguiente manera:


Ambos pasajes presentan los linajes de Jesús desde diferentes perspectivas: uno desde la perspectiva legal a través de José y otro desde la perspectiva biológica a través de María. Esta diferencia no implica una contradicción, sino que resalta las diferentes líneas genealógicas que convergen en Jesús según el contexto de cada evangelio.


2. - El anuncio del nacimiento especial se produjo antes de la concepción

Lucas 1:26-31. 26 Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, 27 a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. 28 Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. 29 Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. 30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.
- El anuncio del nacimiento especial vino después de la concepción. 

Mateo 1:18-21. 18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. 19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,[a] porque él salvará a su pueblo de sus pecados. 


La aparente contradicción en los relatos del anuncio del nacimiento especial de Jesús en Lucas 1:26-31 y Mateo 1:18-21 se    puede entender considerando los siguientes puntos:



La aparente discrepancia en el momento del anuncio puede explicarse por el enfoque selectivo de cada evangelista. Lucas se centra en el anuncio a María y su respuesta inicial, mientras que Mateo se enfoca en la situación de José y cómo él recibe el mensaje del ángel. Ambos relatos están en armonía en cuanto al nacimiento especial de Jesús, pero presentan diferentes aspectos de la historia desde perspectivas complementarias.


3. -  A los padres de Jesús se les habló de la futura grandeza de su hijo. 

Mateo 1:18-21. 18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. 19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,[a] porque él salvará a su pueblo de sus pecados.  

Lucas 1:28-35. 28 Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. 29 Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. 30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. 34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. 35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. 


- Los padres de Jesús no sabían nada del potencial de su hijo. 

Lucas 2:48-50.  48 Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia. 49 Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? 50 Mas ellos no entendieron las palabras que les habló. 51 Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.


La aparente contradicción en los relatos del Nuevo Testamento sobre si los padres de Jesús sabían o no sobre su futura grandeza se puede abordar considerando los siguientes puntos:



La aparente discrepancia se resuelve considerando que, si bien los padres de Jesús fueron informados sobre su futura grandeza por el ángel, no tenían un entendimiento completo de todo lo que esto implicaba. La experiencia en el templo muestra su asombro y confusión ante las acciones de Jesús, lo que refleja que aún estaban procesando la magnitud de su hijo y su misión divina. Este episodio no contradice el conocimiento que tenían sobre la grandeza de Jesús, sino que muestra su proceso de comprensión y crecimiento espiritual a lo largo del tiempo.


4. - El ángel le dijo a José. 

Mateo.1:20.  Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
- El ángel le dijo a María. 

Lucas 1:28. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. 



La aparente contradicción en cuanto a quién le habló el ángel sobre el nacimiento de Jesús se puede aclarar teniendo en cuenta que ambos evangelios, Mateo y Lucas, relatan el anuncio del ángel en contextos diferentes y desde perspectivas distintas:

No hay una contradicción real en estos relatos, sino más bien una complementariedad en la narración de los eventos. Mateo se enfoca en el papel de José y cómo él recibe la noticia del ángel, mientras que Lucas se centra en el encuentro entre el ángel Gabriel y María. Ambos evangelios presentan aspectos importantes del anuncio del nacimiento de Jesús desde diferentes perspectivas para enriquecer la comprensión de los lectores sobre este acontecimiento clave en la historia cristiana.


5. - Hubo 28 generaciones desde David hasta Jesús. 

Mateo 1:17. De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce.
- Hubo 43 generaciones desde David hasta Jesús. 

Lucas 3:23-31. 23 Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí, 24 hijo de Matat, hijo de Leví, hijo de Melqui, hijo de Jana, hijo de José, 25 hijo de Matatías, hijo de Amós, hijo de Nahum, hijo de Esli, hijo de Nagai, 26 hijo de Maat, hijo de Matatías, hijo de Semei, hijo de José, hijo de Judá, 27 hijo de Joana, hijo de Resa, hijo de Zorobabel, hijo de Salatiel, hijo de Neri, 28 hijo de Melqui, hijo de Adi, hijo de Cosam, hijo de Elmodam, hijo de Er, 29 hijo de Josué, hijo de Eliezer, hijo de Jorim, hijo de Matat, 30 hijo de Leví, hijo de Simeón, hijo de Judá, hijo de José, hijo de Jonán, hijo de Eliaquim, 31 hijo de Melea, hijo de Mainán, hijo de Matata, hijo de Natán, 

Las aparentes discrepancias en el número de generaciones desde David hasta Jesús en los evangelios de Mateo 1:17 y Lucas 3:23-31 se pueden explicar considerando diferentes enfoques genealógicos y propósitos literarios:



Es importante tener en cuenta que las genealogías en los evangelios no siempre siguen una estructura literal de cada generación, sino que a menudo se enfocan en aspectos teológicos, simbólicos o históricos específicos. Por lo tanto, las diferencias en el número de generaciones entre Mateo y Lucas pueden entenderse en el contexto de sus propósitos literarios y la manera en que presentan la genealogía de Jesús para resaltar aspectos clave de su identidad y misión.


6, - Jacob era el padre de José. 

Mateo 1:16.  16 y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.
- Heli era el padre de José. 

Lucas. 3:23. 23 Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí, 

Las aparentes contradicciones en cuanto a quién era el padre de José, el esposo de María y padre adoptivo de Jesús, se pueden abordar desde la perspectiva de diferentes enfoques genealógicos y propósitos literarios en los evangelios de Mateo y Lucas:



Esta aparente discrepancia se puede resolver considerando que Mateo y Lucas tienen diferentes enfoques y propósitos al presentar las genealogías de Jesús. Mateo enfatiza la línea de descendencia legal a través de José, mientras que Lucas puede estar destacando la línea de descendencia biológica a través de María. Ambos relatos buscan establecer la conexión de Jesús con la profecía mesiánica y su legitimidad como el Mesías.


7. - Iba a ser llamado Emmanuel. 

Mateo 1:23. He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.
- Se llamaba Jesús

Mateo 1:25. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre Jesús.

Las aparentes contradicciones en cuanto al nombre de Jesús se pueden entender considerando los diferentes significados y propósitos detrás de los nombres mencionados en los pasajes citados:



No hay una contradicción real entre estos pasajes, ya que ambos enfatizan aspectos importantes del nombre y la identidad de Jesús. "Emmanuel" resalta la naturaleza divina de Jesús y su misión como Dios encarnado entre los seres humanos, mientras que "Jesús" refleja su función como el Salvador y redentor de la humanidad. Ambos nombres son significativos y complementarios en la comprensión de la identidad y la obra de Jesucristo.


8. - José, María y Jesús huyen a Egipto mientras Herodes mata a todos los varones menores de 2 años. 

Mateo 2:13-16. 13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo. 14 Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto, 15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo. 16 Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos. 


- José, María y Jesús no huyeron a Egipto, sino que se quedaron para los rituales del templo. ¡No se menciona la matanza de niños! 

Lucas.  2;21-39. 21 Cumplidos los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre JESÚS, el cual le había sido puesto por el ángel antes que fuese concebido.22 Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor 23 (como está escrito en la ley del Señor: Todo varón que abriere la matriz será llamado santo al Señor), 24 y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tórtolas, o dos palominos. 25 Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. 26 Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor. 

27 Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley, 28 él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo: 29 Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, Conforme a tu palabra; 30 Porque han visto mis ojos tu salvación, 31 La cual has preparado en presencia de todos los pueblos; 32 Luz para revelación a los gentiles, Y gloria de tu pueblo Israel. 33 Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él. 34 Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, este está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha 35 (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones. 36 Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad, 37 y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones. 38 Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén. 39 Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret


La aparente contradicción en los relatos sobre la huida de José, María y Jesús a Egipto y la matanza de los niños menores de dos años bajo el reinado de Herodes se puede entender considerando los siguientes puntos:



Estas aparentes contradicciones se pueden resolver considerando que Mateo y Lucas tienen enfoques y propósitos literarios distintos en sus relatos. Mateo destaca la huida a Egipto como parte del cumplimiento de la profecía y el peligro que enfrentaba Jesús bajo el gobierno de Herodes. Por otro lado, Lucas se enfoca en otros aspectos importantes de la vida de Jesús, como su presentación en el templo y la confirmación de su identidad mesiánica por parte de Simeón y Ana.

Es importante tener en cuenta que los evangelios no siempre presentan los mismos eventos o detalles en cada relato, ya que cada escritor tenía un propósito específico al redactar su evangelio y seleccionaba los eventos que mejor servían a ese propósito.


9. - Jesús fue tentado durante los 40 días en el desierto. 

Marcos 1:13. Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás, y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.
- Jesús fue tentado después de los 40 días en el desierto. 

Mateo 4:2,3. 2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

Las aparentes contradicciones en cuanto al momento en que Jesús fue tentado en el desierto se pueden abordar desde la perspectiva de diferentes enfoques y énfasis en los relatos de los evangelios de Marcos y Mateo:



La aparente discrepancia se puede resolver considerando que Marcos y Mateo enfatizan diferentes aspectos del evento de la tentación en el desierto. Marcos destaca la tentación en sí misma como un evento relevante en el ministerio de Jesús, mientras que Mateo proporciona más detalles sobre el contexto y la secuencia de eventos al mencionar el período de ayuno antes de la tentación. Ambos relatos no se contradicen, sino que complementan la comprensión del lector sobre este importante episodio en la vida de Jesús.


10. - El diablo primero llevó a Jesús al pináculo, luego a la cima de la montaña. 

Mateo 4:5-8. 5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, 6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. 7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. 8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, 


- El diablo primero llevó a Jesús a la cima de la montaña, luego al pináculo. 

Lucas 4:5-9. 5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. 8 Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 9 Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo


Las aparentes contradicciones en cuanto al orden en que el diablo llevó a Jesús al pináculo y a la cima de la montaña se pueden explicar considerando que los evangelios de Mateo y Lucas tienen enfoques literarios y énfasis diferentes en sus relatos de la tentación en el desierto:



La aparente discrepancia en el orden de los lugares de la tentación se puede entender como una variación literaria en la presentación de los eventos por parte de Mateo y Lucas. Ambos evangelios relatan la misma experiencia de tentación de Jesús pero pueden resaltar diferentes aspectos y detalles para transmitir diferentes mensajes o énfasis teológicos. En última instancia, ambas versiones complementan la comprensión global de la tentación en el desierto y el triunfo de Jesús sobre las tentaciones del diablo.


11. - Satanás tentó a Jesús

Mateo 4:1-10. Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 4 Él respondió y dijo: Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, 6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. 7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. 8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, 9  y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. 10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. (Marcos 1:13; Lucas 4:1,2)


- Satanás no tenía ningún interés en Jesús. 

Juan 14:30. No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí.  

Las aparentes contradicciones en cuanto al papel de Satanás en la vida de Jesús se pueden aclarar considerando el contexto y los propósitos específicos de los pasajes mencionados:




La aparente contradicción se resuelve entendiendo que aunque Satanás intentó tentar a Jesús en el desierto, esto no significa que Satanás no tuviera interés en él. La tentación en el desierto fue un evento crucial en la vida de Jesús para demostrar su fidelidad y resistencia ante las artimañas de Satanás. Además, la afirmación de Jesús en Juan 14:30 sobre la falta de poder de Satanás sobre él resalta la superioridad y la autoridad de Jesús sobre las fuerzas espirituales malignas.

12. - El bautismo de Jesús fue con el "Espíritu Santo"

Marcos 1:8 Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.
- También se añadió fuego al bautismo. 

Mateo 3:11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. 

Las aparentes contradicciones en cuanto al bautismo de Jesús con el Espíritu Santo y la referencia al fuego en el bautismo se pueden entender considerando el contexto y el simbolismo asociado con el bautismo en los evangelios de Marcos y Mateo:

La aparente contradicción se resuelve al entender que el Espíritu Santo y el fuego se usan simbólicamente para describir aspectos diferentes pero complementarios del bautismo de Jesús. El Espíritu Santo representa la renovación espiritual, la capacitación para el ministerio y la presencia divina en la vida de Jesús, mientras que el fuego simboliza la purificación y el juicio divino que acompaña la obra del Espíritu Santo en la vida de las personas.

En resumen, ambos aspectos del bautismo de Jesús con el Espíritu Santo y el fuego se complementan para transmitir la plenitud y la profundidad del significado espiritual asociado con este evento en los evangelios.



13. - Juan conocía a Jesús antes de bautizarlo. 

Mateo 3:11-13 11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. 12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. 13 Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. (Juan 1:28,29)

- Juan no sabía nada de Jesús en absoluto. 

Mateo 11:1-3. 1 Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue de allí a enseñar y a predicar en las ciudades de ellos. 2 Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus discípulos, 3 para preguntarle: ¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?


La aparente contradicción sobre si Juan el Bautista conocía a Jesús antes de bautizarlo o no se puede aclarar teniendo en cuenta el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que el conocimiento de Juan el Bautista sobre Jesús evolucionó a lo largo del tiempo y en diferentes contextos. Antes del bautismo de Jesús, Juan reconoció la grandeza y la superioridad de Jesús como el Mesías. Sin embargo, más tarde, mientras estaba en la cárcel y enfrentaba circunstancias difíciles, Juan podría haber experimentado dudas o incertidumbres temporales, lo que llevó a su pregunta a Jesús a través de sus discípulos.

En resumen, Juan el Bautista tuvo conocimiento de Jesús antes de bautizarlo, pero su comprensión y percepción podrían haberse visto influenciadas por las circunstancias específicas en diferentes momentos de su ministerio.


14. - Jesús comienza su ministerio después del arresto de Juan

Marcos 1:13,14. 13 Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás, y estaba con las fieras; y los ángeles le servían. 14 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, 


- Jesús comienza su ministerio antes del arresto de Juan. 

Juan 3:22-24. 22 Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y bautizaba. 23 Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados. 24 Porque Juan no había sido aún encarcelado. 


Las aparentes contradicciones en cuanto al momento en que Jesús comenzó su ministerio en relación con el arresto de Juan el Bautista se pueden aclarar considerando los diferentes enfoques y énfasis en los relatos de los evangelios de Marcos y Juan:


La aparente contradicción se puede resolver al considerar que los evangelios presentan diferentes aspectos y momentos del ministerio de Jesús en relación con Juan el Bautista. Marcos enfoca su relato en el inicio del ministerio público de Jesús después del arresto de Juan, mientras que Juan proporciona detalles sobre la actividad de Jesús y sus discípulos antes de que Juan fuera encarcelado.

En resumen, aunque hay diferencias en la secuencia exacta de eventos, ambos relatos muestran que Jesús comenzó su ministerio público en un momento cercano al arresto de Juan el Bautista, y estos detalles complementan la comprensión general de su ministerio y su relación con Juan.


15. - Está registrado que Jesús vio descender al espíritu. 

Mateo 3:16. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. (Marcos 1:10)


- Está registrado que Juan vio descender al espíritu. 

Juan 1:32. También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.

Las aparentes contradicciones en cuanto a quién vio descender al Espíritu Santo durante el bautismo de Jesús se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:


La aparente contradicción se resuelve al considerar que ambos relatos son complementarios y muestran diferentes perspectivas del mismo evento. Mateo enfatiza que Jesús fue testigo de la venida del Espíritu Santo durante su bautismo, mientras que Juan el Bautista confirma que él también fue testigo de este acontecimiento.

En resumen, tanto Jesús como Juan el Bautista vieron al Espíritu Santo descender durante el bautismo de Jesús, y ambos testimonios enfatizan la importancia y la autenticidad de este evento en la vida de Jesús y su comienzo oficial del ministerio público.


16. - La voz celestial se dirigió a la reunión. 

Mateo 3:17.  Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.


-La voz celestial se dirigió a Jesús

Marcos 1:11 Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia. (Lc.3:22) 


Las aparentes contradicciones en cuanto a quién fue dirigida la voz celestial durante el bautismo de Jesús se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:


La aparente contradicción se resuelve al considerar que ambos relatos describen el mismo evento del bautismo de Jesús, pero enfatizan diferentes aspectos. Mateo destaca cómo la voz celestial fue escuchada por la multitud, confirmando la identidad de Jesús como el Hijo de Dios ante todos los presentes. Por otro lado, Marcos se centra en el mensaje directo que recibió Jesús de la voz celestial, reforzando su identidad y su relación especial con Dios.

En resumen, la voz celestial se dirigió tanto a la multitud como a Jesús durante el bautismo, y los evangelios presentan estas perspectivas para resaltar diferentes aspectos del significado y la importancia del evento.


17. - Inmediatamente después del bautismo, Jesús pasó 40 días en el desierto. 

Mateo 4:1,2 1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. (Marcos 1:12,13)


- Tres días después del bautismo, Jesús estaba en las bodas de Caná. 

Juan 2:1. Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.  


Las aparentes contradicciones en cuanto al tiempo que Jesús pasó en el desierto después de su bautismo y su asistencia a las bodas de Caná se pueden resolver teniendo en cuenta el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:


La aparente contradicción se resuelve al entender que los eventos mencionados en Mateo 4:1,2 y Juan 2:1 no son mutuamente excluyentes, sino que describen diferentes momentos y eventos en la vida de Jesús después de su bautismo:

En resumen, Mateo 4:1,2 y Juan 2:1 presentan diferentes momentos y eventos en la vida de Jesús después de su bautismo, y no representan una contradicción sino una secuencia cronológica de su ministerio y actividades posteriores al bautismo.


18. - Jesús fue a Betfagé y al Monte de los Olivos, luego se fue a Betania. 

Mateo 21:1,17. 1 Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos - 17 Y dejándolos, salió fuera de la ciudad, a Betania, y posó allí.
- Jesús fue a Betfagé y Betania en el Monte de los Olivos. 

Marcos 11:1 Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos,  (Lucas.19:29)

- Jesús fue a Betania y luego a Jerusalén. 

Juan 12:1,12. 1 Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos - 12 El siguiente día, grandes multitudes que habían venido a la fiesta, al oír que Jesús venía a Jerusalén,


Las aparentes contradicciones en cuanto a la secuencia de los eventos relacionados con la entrada de Jesús a Jerusalén y su visita a Betfagé, el Monte de los Olivos, y Betania se pueden entender considerando diferentes perspectivas y enfoques literarios en los evangelios:



Estas aparentes contradicciones pueden resolverse considerando que los evangelios enfocan diferentes aspectos de los eventos y pueden tener propósitos literarios distintos. Es posible que Jesús haya visitado estas áreas varias veces durante su ministerio, y cada evangelista seleccionó y presentó los eventos de acuerdo con su enfoque y propósito al escribir su evangelio.

En resumen, las diferencias en la secuencia de los eventos relacionados con Betfagé, el Monte de los Olivos, Betania y Jerusalén pueden entenderse como variaciones en la narrativa que no necesariamente indican una contradicción, sino que muestran diferentes perspectivas y enfoques en la presentación de los eventos en los evangelios.


19. - Jesús y sus discípulos enseñaron en Capernaúm. 

Marcos 1:20,21. 20 Y luego los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron. 21 Y entraron en Capernaum; y los días de reposo, entrando en la sinagoga, enseñaba.


- Sólo Jesús enseñó en Cafarnaúm. 

Lc 4:30,31. 30 Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue. 31 Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo.


Las aparentes contradicciones en cuanto a quién enseñó en Capernaum (también conocido como Cafarnaúm en algunos textos) se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:


La aparente contradicción se resuelve al considerar que ambos relatos no son mutuamente excluyentes, sino que presentan diferentes aspectos de la enseñanza de Jesús y sus discípulos en Capernaum:

En resumen, la aparente contradicción se debe a diferentes enfoques y detalles presentados en los evangelios, pero ambos relatos concuerdan en que Jesús y, en algunos casos, sus discípulos enseñaron en Capernaum durante su ministerio.


20. - Pedro fue elegido, con Andrés, por el Mar de Galilea. 

Mateo 4:18-20 18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. 19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. 20 Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron. (Marcos 1:16-18)
- Pedro fue elegido, con Santiago y Juan, junto al lago de Genesaret. 

Lucas 5:2-11.  2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. 3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. 4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. 5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. 6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. 7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. 8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. 9 Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, 10 y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. 11 Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

- Andrés eligió a Jesús y luego consiguió que Pedro se uniera. 

Juan 1:35-42. 35 El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos. 36 Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios. 37 Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús. 38 Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras? 39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima. 40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. 41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). 42 Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro).


Las aparentes contradicciones en cuanto a la elección de Pedro y Andrés, así como la ubicación de esta elección, se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:



La aparente contradicción se resuelve al entender que estos relatos presentan diferentes momentos y eventos relacionados con la elección de Pedro y Andrés como discípulos de Jesús:

En resumen, estos relatos no representan contradicciones, sino que ofrecen diferentes perspectivas y detalles sobre la elección de Pedro y Andrés como discípulos de Jesús en diferentes momentos y contextos.


21. - Pedro iba a predicar a los judíos. 

Mt.10:2,5,6  2 Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; - 5 A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, 6 sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. (Gálatas 2:7)
- Pedro debía predicar a los gentiles. 

Hechos 15:7. Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen.


Las aparentes contradicciones en cuanto al público al que Pedro iba a predicar se pueden aclarar considerando la evolución del ministerio de Pedro y el contexto específico de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que el ministerio de Pedro experimentó un cambio significativo a lo largo del tiempo:

En resumen, no hay una contradicción real, sino una evolución en el ministerio de Pedro que refleja la expansión del evangelio hacia los gentiles, como se muestra en Hechos 15, en contraste con el enfoque inicial en los judíos según Mateo 10.


22. - Jesús sanó a la suegra de Simón Pedro después de que él limpió al leproso. 

Mateo 8:1-15. 1 Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. 2 Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. 3 Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció. 4 Entonces Jesús le dijo: Mira, no lo digas a nadie; sino ve, muéstrate al sacerdote, y presenta la ofrenda que ordenó Moisés, para testimonio a ellos. 5 Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, 6  y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. 7 Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. 8 Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará. 9 Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a este: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. 11 Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12 mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 13 Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora. 14 Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de este postrada en cama, con fiebre. 15 Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía.


- Jesús curó a la suegra de Simón Pedro antes de limpiar al leproso. 

Marcos 1:30-42. 30 Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; y en seguida le hablaron de ella. 31 Entonces él se acercó, y la tomó de la mano y la levantó; e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servía. 32 Cuando llegó la noche, luego que el sol se puso, le trajeron todos los que tenían enfermedades, y a los endemoniados; 33 y toda la ciudad se agolpó a la puerta. 34 Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían. 35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. 36 Y le buscó Simón, y los que con él estaban; 37 y hallándole, le dijeron: Todos te buscan. 38 Él les dijo: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido. 39 Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios. 40 Vino a él un leproso, rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres, puedes limpiarme. 41 Y Jesús, teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, sé limpio. 42 Y así que él hubo hablado, al instante la lepra se fue de aquel, y quedó limpio. (Lucas 4:38 a 5:13) 


Las aparentes contradicciones en cuanto al orden de los eventos de la sanación de la suegra de Simón Pedro y la limpieza del leproso se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que Mateo y Marcos presentan los eventos desde perspectivas diferentes, enfatizando aspectos particulares de los milagros de Jesús:

En resumen, no hay una contradicción real, sino que los evangelios presentan los eventos desde diferentes perspectivas y con un énfasis particular en la secuencia de los milagros de Jesús. Ambos relatos complementan la comprensión global de los milagros y la obra de Jesús durante su ministerio terrenal.


23. - La suegra de Pedro fue sanada antes de que Pedro fuera llamado a ser discípulo. 

Lucas 4:38,39 38 Entonces Jesús se levantó y salió de la sinagoga, y entró en casa de Simón. La suegra de Simón tenía una gran fiebre; y le rogaron por ella. 39 E inclinándose hacia ella, reprendió a la fiebre; y la fiebre la dejó, y levantándose ella al instante, les servía. 

Lucas 5:10. y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.


- La suegra de Pedro fue sanada después de que Pedro fuera llamado a ser discípulo. Mateo 4:18,19 18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. 19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. 

Mateo 8:14,15 14 Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de este postrada en cama, con fiebre. 15 Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía.  

(Marcos 1:16,17,30,31)


Las aparentes contradicciones en cuanto al momento en que la suegra de Pedro fue sanada con respecto a su llamado como discípulo se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al entender que los relatos de Lucas y Mateo ofrecen diferentes énfasis y detalles en la narrativa:

En resumen, la aparente contradicción se debe a las diferentes perspectivas y énfasis en la presentación de los eventos en los evangelios de Lucas y Mateo, pero ambos relatos concuerdan en que la suegra de Pedro fue sanada por Jesús y Pedro fue llamado como discípulo.


24. - Santiago y Juan estaban con Jesús cuando sanó a la suegra de Simón Pedro. 

Marcos 1:29-31. 29 Al salir de la sinagoga, vinieron a casa de Simón y Andrés, con Jacobo y Juan. 30 Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; y en seguida le hablaron de ella. 31 Entonces él se acercó, y la tomó de la mano y la levantó; e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servía.


- Santiago y Juan no estaban con Jesús cuando sanó a la suegra de Simón Pedro

Lucas 4:38,39 38 Entonces Jesús se levantó y salió de la sinagoga, y entró en casa de Simón. La suegra de Simón tenía una gran fiebre; y le rogaron por ella. 39 E inclinándose hacia ella, reprendió a la fiebre; y la fiebre la dejó, y levantándose ella al instante, les servía.  (Lucas 5:10,11) 


Las aparentes contradicciones en cuanto a la presencia de Santiago y Juan cuando Jesús sanó a la suegra de Simón Pedro se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que Marcos y Lucas presentan diferentes enfoques en la narrativa:

En resumen, no hay una contradicción real, sino que Marcos y Lucas presentan diferentes detalles y enfoques en la narrativa de la sanación de la suegra de Simón Pedro en Capernaum. Ambos relatos concuerdan en el evento principal de la sanación y el llamado de Jesús a sus discípulos.


25. - Lebeo (Tadeo) era el nombre de un apóstol, pero no de Judas, hermano de Santiago. 

             Mateo 10:3.  Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, 4 Simón el     

            cananista, y Judas Iscariote, el que también le entregó.
- Judas, el hermano de Santiago, fue apóstol, pero no Tadeo. 

Lucas 6:16.  Judas hermano de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor. 

(Hechos 1:13)


Las aparentes contradicciones en cuanto a los nombres de los apóstoles Lebeo (Tadeo) y Judas, hermano de Santiago, se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que Lebeo (Tadeo) y Judas, el hermano de Santiago, se refieren a la misma persona en la lista de los doce apóstoles, pero con nombres diferentes o variantes de nombre:

En resumen, no hay una contradicción real, sino una cuestión de diferentes nombres o variantes de nombre que se aplican a la misma persona en los evangelios de Mateo y Lucas al listar a los doce apóstoles. Ambos relatos concuerdan en la identidad del apóstol en cuestión, solo que se le menciona por nombres diferentes.


26. - El criado del centurión fue sanado entre la limpieza del leproso y la curación de la suegra de Pedro. 

Mateo 8:2-15.  2 Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. 3 Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció. 4 Entonces Jesús le dijo: Mira, no lo digas a nadie; sino ve, muéstrate al sacerdote, y presenta la ofrenda que ordenó Moisés, para testimonio a ellos. 5 Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, 6 y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. 7 Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. 8 Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará. 9 Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a este: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. 11 Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12 mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 13 Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora. 14 Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de este postrada en cama, con fiebre. 15 Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía.


- El criado del centurión fue sanado después de la limpieza del leproso y la curación de la suegra de Pedro. 

Lucas 4:38,39 38 Entonces Jesús se levantó y salió de la sinagoga, y entró en casa de Simón. La suegra de Simón tenía una gran fiebre; y le rogaron por ella. 39 E inclinándose hacia ella, reprendió a la fiebre; y la fiebre la dejó, y levantándose ella al instante, les servía. (Lucas 5:12,13; 7:1-10) 


Las aparentes contradicciones en cuanto al momento en que el criado del centurión fue sanado se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al entender que los evangelistas enfocan diferentes aspectos y detalles en la narración de los eventos:

En resumen, no hay una contradicción real, sino que los evangelistas presentan los eventos desde diferentes perspectivas y enfoques, resaltando aspectos particulares de la obra y el ministerio de Jesús. Ambos relatos concuerdan en la sanación del criado del centurión como un evento milagroso realizado por Jesús.


27. - La gente no estaba impresionada con la alimentación de la multitud. 

Marcos 6:52.Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones.


- La gente quedó muy impresionada con la alimentación de la multitud. 

Juan 6:14. Aquellos hombres entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo.


Las aparentes contradicciones en cuanto a la reacción de la gente ante la alimentación de la multitud se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al entender que las reacciones pueden variar dependiendo de las personas involucradas y su comprensión del evento milagroso:

En resumen, no hay una contradicción real, sino que los evangelistas presentan diferentes aspectos y reacciones ante el mismo evento milagroso, destacando las percepciones y comprensiones variadas de las personas involucradas en el relato.


28. - Después de alimentar a la multitud, Jesús fue a Genesaret. 

Marcos 6:53. Y dondequiera que entraba, en aldeas, ciudades o campos, ponían en las calles a los que estaban enfermos, y le rogaban que les dejase tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que le tocaban quedaban sanos.


- Después de alimentar a la multitud, Jesús fue a Cafarnaúm. 

Juan 6:14-17. 14 Aquellos hombres entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo. 15 Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey, volvió a retirarse al monte él solo. 16 Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar, 17 y entrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaum. Estaba ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos.

 

Las aparentes contradicciones en cuanto al destino de Jesús después de alimentar a la multitud se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al entender que ambos relatos pueden complementarse para ofrecer una imagen completa de los eventos:

En resumen, no hay una contradicción real, sino que los evangelistas presentan diferentes aspectos y detalles de los eventos después de la alimentación de la multitud. Ambos relatos concuerdan en la ubicación general en la costa noroeste del Mar de Galilea, aunque enfatizan diferentes aspectos de la narrativa.


29. - Un demonio clama que Jesús es el Santo de Dios. 

Marcos 1:23,24. 23 Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces, 24 diciendo: ¡Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios.


- Todo el que confiesa que Jesús vino en carne es de Dios. 

1 Juan 4:2. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios 


Las aparentes contradicciones en cuanto a las declaraciones sobre Jesús se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al entender el contexto y la intención de las declaraciones en cada pasaje:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos pasajes, ya que se refieren a contextos y aspectos diferentes de la relación de las personas con Jesús y su identidad divina como el Santo de Dios y como el Verbo encarnado.


30. - Jesús maldijo a la higuera para que no diera fruto. 

Mateo 21:19. Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. (Marcos 11:14)


- No era tiempo de que la higuera diera fruto. 

Marcos 11:13.Y viendo de lejos una higuera que tenía hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero cuando llegó a ella, nada halló sino hojas, pues no era tiempo de higos. 


Las aparentes contradicciones en cuanto a la maldición de la higuera por parte de Jesús se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos relatos ofrecen diferentes perspectivas del mismo evento:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos pasajes, sino que ofrecen diferentes detalles y enfoques del mismo evento de la maldición de la higuera por parte de Jesús. Ambos relatos concuerdan en que la higuera no tenía fruto en el momento en que Jesús la vio.


31. - La higuera se seca inmediatamente, y los discípulos se asombran. 

Mateo 21:19,20. 19 Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. 20 Viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿Cómo es que se secó en seguida la higuera?


- Los discípulos notan por primera vez el árbol seco al día siguiente. 

Marcos 11:20,21. 20 Y pasando por la mañana, vieron que la higuera se había secado desde las raíces. 21 Entonces Pedro, acordándose, le dijo: Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado.  


Las aparentes contradicciones en cuanto al tiempo en que los discípulos notaron que la higuera estaba seca se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de los pasajes mencionados:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que los evangelistas enfocan diferentes aspectos y detalles de los eventos:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos pasajes, sino que ofrecen diferentes perspectivas temporales de los eventos. Ambos relatos concuerdan en que la higuera se secó como resultado de la maldición de Jesús y que esto causó asombro entre los discípulos, aunque uno menciona el evento de manera inmediata y el otro lo menciona al día siguiente.


32. - Jesús es el mediador del "Padre". 

1 Timoteo 2:5. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre (1 Juan 2:1)


- Jesús se sienta a "su" mano derecha. 

Marcos. 16:19. Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios. 


- Jesús y el "Padre" son uno en lo mismo

Juan 10:30. Yo y el Padre uno somos.


Estos versículos aparentemente contradictorios se refieren a diferentes aspectos de la relación entre Jesús y Dios Padre en la doctrina cristiana. Veamos cómo se pueden aclarar:

Entonces, no hay contradicción en estos versículos, sino que cada uno enfatiza un aspecto particular de la relación entre Jesús y Dios Padre:

En conjunto, estos versículos complementan nuestra comprensión de la relación única y profunda entre Jesús y Dios Padre en la fe cristiana.


33. - Hay un "Dios". 

1 Timoteo 2:5. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre (Santiago 2:19)

- Hay tres. 

1 Juan 5:7. Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.


La aparente contradicción entre los versículos se refiere a una cuestión teológica relacionada con la naturaleza de Dios en la doctrina cristiana. Aquí está cómo se pueden aclarar:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos se refieren a aspectos diferentes de la naturaleza de Dios en la doctrina cristiana:

En la doctrina cristiana, la enseñanza de que "hay un Dios" no contradice la afirmación de que "hay tres" en el contexto de la Trinidad. Más bien, estas afirmaciones se complementan entre sí y forman parte de la comprensión más amplia de la naturaleza de Dios en la fe cristiana.


34. - Jesús dijo que honra a vuestro padre y a vuestra madre. 

Mateo 15:4. Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente.  

(Mateo. 19:19; Marcos 7:10; Marcos 10:19; Lucas.18:20)


- Jesús dijo que vino a poner a la gente en contra de sus padres. 

Mateo.10:35-37. 35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; 36 y los enemigos del hombre serán los de su casa. 37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí (Lucas.12:51-53; Lucas.14:26)


- Jesús dijo que no llamemos padre a nadie. 

Mateo 23:9.  Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. 


Estas aparentes contradicciones en los dichos de Jesús se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y los detalles específicos de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que cada dicho de Jesús aborda un aspecto particular de las relaciones familiares, la lealtad espiritual y la autoridad espiritual:

En resumen, estos dichos de Jesús no se contradicen entre sí, sino que ofrecen enseñanzas diversas sobre las relaciones humanas, la lealtad espiritual y la autoridad divina. Cada uno aborda un aspecto específico de la vida cristiana y la relación con Dios y los demás.


35. - Dios dijo: "Necio...". 

Lucas.12:20. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? (Mateo 23:17)

- Pablo llama a la gente necia. 

1 Corintios 15:36. Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes.

- Llama a alguien tonto y te vas al infierno. 

Mateo 5:22. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. 


Estas aparentes contradicciones en cuanto al uso de la palabra "necio" se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y la intención de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que el uso de la palabra "necio" varía según el contexto y la intención de cada pasaje:

En resumen, no hay una contradicción real en el uso de la palabra "necio" en estos pasajes, sino que cada uno aborda diferentes aspectos relacionados con la sabiduría espiritual, la fe y el respeto hacia los demás.


36. - La ira en sí misma es un pecado. 

Mateo 5:22. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. 


- Pero no necesariamente. 

Efesios 4:26.  Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo


Las aparentes contradicciones sobre la ira en el Nuevo Testamento se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y la interpretación de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos pasajes abordan diferentes aspectos relacionados con la ira:

En resumen, la ira en sí misma no es considerada un pecado según Efesios 4:26, pero la manera en que se maneja y se expresa puede llevar al pecado, como lo advierte Mateo 5:22. Ambos pasajes enfatizan la importancia de controlar las emociones y evitar que la ira descontrolada conduzca a acciones pecaminosas.


37. - Pide y se te dará. Busca y encontraras. Toca y se te abrirá. 

Mateo 7:7,8. 7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11:9,10)

- Pide y se te negará. Busca y no encontrarás. Llama y se te negará la entrada. 

Lc.13:24-27. 24 Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. 25 Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26 Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27 Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 


Estas aparentes contradicciones en los versículos se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y la interpretación de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan diferentes aspectos de la relación entre el creyente y Dios:

En resumen, estos versículos no se contradicen entre sí, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre la relación entre el creyente y Dios, incluyendo la importancia de la oración persistente, la búsqueda de Dios y el esfuerzo por seguir su camino y cumplir con su voluntad.


38. - No juzgues. 

Mateo 7:1,2. 1 No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.


- A menos que sea necesario, claro. 

1 Juan 4:1-3. 1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. 2 En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; 3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.  


Estas aparentes contradicciones en los versículos se pueden aclarar teniendo en cuenta el contexto y la interpretación de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan diferentes aspectos del juicio:

En resumen, mientras que Mateo 7:1,2 advierte contra el juicio injusto y crítico, 1 Juan 4:1-3 enfatiza la importancia de discernir y evaluar la autenticidad de las enseñanzas y los espíritus. Ambos aspectos son importantes en la vida espiritual, pero se aplican en contextos diferentes y con propósitos distintos.


39. - Jesús agradece que algunas cosas están escondidas. 

Mt.11:25.  En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.  (Marcos 4:11,12)

- Jesús dijo que todas las cosas deben darse a conocer. 

Marcos 4:22. Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz. 


Las aparentes contradicciones en estos versículos se pueden aclarar considerando el contexto y el mensaje específico de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos enfatizan diferentes aspectos de la revelación divina y la naturaleza de la verdad:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre la revelación divina y la naturaleza de la verdad, resaltando tanto la selectividad como la inevitabilidad de la revelación completa de la verdad espiritual.


40. - Jesús dijo que no se daría ninguna señal. 

Marcos 8:12. Y gimiendo en su espíritu, dijo: ¿Por qué pide señal esta generación? De cierto os digo que no se dará señal a esta generación.


- Jesús dijo que no se daría ninguna señal excepto la de Jonás. 

Mateo.12:39. Él respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. (Lucas.11:29)


- Jesús mostró muchas señales. 

Juan 20:30. Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. (Hechos 2:22)


Estas aparentes contradicciones se resuelven al considerar el contexto y el mensaje específico de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan diferentes aspectos relacionados con las señales que Jesús mostró o no mostró:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre las señales que Jesús mostró y la importancia de la fe en él como el Mesías y Salvador.


41. - Jesús declaró que la ley era hasta el fin del cielo y la tierra. 

Mateo 5:17-19. 17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. 18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. 19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, este será llamado grande en el reino de los cielos.

- Jesús declaró que la ley era sólo hasta el tiempo de Juan. 

Lucas.16:16. La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él.  


Las aparentes contradicciones en estos versículos se pueden aclarar al considerar el contexto y la interpretación precisa de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan diferentes aspectos de la ley y su cumplimiento:

En resumen, Jesús no contradice sus enseñanzas, sino que ofrece perspectivas complementarias sobre el papel de la ley y su relación con la nueva dispensación del evangelio, enfatizando tanto su continuidad como el comienzo de una nueva era en la historia de la redención.


42- El "Sermón de la Montaña" tuvo lugar en la montaña. 

Mateo 5:1. Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.

- El "Sermón de la Montaña" tuvo lugar en una llanura

Lucas 6:17. Y descendió con ellos, y se detuvo en un lugar llano, en compañía de sus discípulos y de una gran multitud de gente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón, que había venido para oírle, y para ser sanados de sus enfermedades


El aparente conflicto entre Mateo 5:1 y Lucas 6:17 sobre el lugar del "Sermón del Monte" se puede abordar considerando algunos aspectos históricos y lingüísticos:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que estas descripciones pueden referirse a aspectos diferentes del mismo evento o reflejar las diferentes perspectivas de los evangelistas:

En resumen, estas diferencias en la descripción del lugar del Sermón del Monte entre Mateo y Lucas no son contradictorias en sí mismas, sino que pueden representar diferentes perspectivas o enfoques en la narración de los eventos por parte de los evangelistas.


43- El "Padre Nuestro" fue enseñado a muchos durante el "Sermón de la Montaña". 

Mateo 6:9. Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.


- El "Padre Nuestro" fue enseñado sólo a los discípulos en otro momento. 

Lucas 11:1. Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.  


Las aparentes contradicciones en los relatos del "Padre Nuestro" se pueden aclarar al considerar el contexto y las posibles situaciones en las que Jesús enseñó esta oración:


La aparente contradicción se resuelve al considerar que Jesús pudo haber enseñado el "Padre Nuestro" en diferentes momentos y contextos:

Durante el Sermón del Monte, Jesús pudo haber enseñado la oración a la multitud como parte de su enseñanza general sobre la oración y la relación con Dios (como se registra en Mateo 6:9).


En otro momento, los discípulos pudieron haber pedido a Jesús una enseñanza más específica sobre la oración, lo que llevó a la enseñanza directa del "Padre Nuestro" a los discípulos (como se registra en Lucas 11:1).

En resumen, no hay una contradicción real entre Mateo 6:9 y Lucas 11:1 sobre la enseñanza del "Padre Nuestro", ya que ambas situaciones podrían haber ocurrido en momentos y contextos diferentes durante el ministerio de Jesús.


44. - Jesús tenía su propia casa. 

Marcos 2:15. Aconteció que estando Jesús a la mesa en casa de él, muchos publicanos y pecadores estaban también a la mesa juntamente con Jesús y sus discípulos; porque había muchos que le habían seguido. 


- Jesús no tenía su propia casa. 

Lucas.9:58. Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza.


Las aparentes contradicciones en estos versículos se pueden aclarar considerando el contexto y los detalles específicos de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos se refieren a diferentes aspectos de la vida de Jesús:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos pasajes, ya que ambos reflejan diferentes aspectos de la vida y el estilo de Jesús durante su ministerio, mostrando tanto su cercanía con las personas como su renuncia a las comodidades materiales en favor de su misión espiritual.


45. - Las buenas obras deben ser vistas. 

Mateo 5:16. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.


- Las buenas obras no deben verse. 

Mateo 6:1-4. 1 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. 2 Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 3 Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.


Las aparentes contradicciones en estos versículos se pueden aclarar al considerar el contexto y el mensaje específico de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan diferentes aspectos de las buenas obras y la motivación detrás de ellas:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos pasajes, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre la naturaleza de las buenas obras, enfatizando tanto la visibilidad de las acciones justas como la sinceridad y la pureza de corazón en su realización.


46. - Jesús dijo que la salvación era solo para los judíos. 

Mateo 15:24. Él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. (Mateo 10:5,6; Juan 4:22; Romanos 11:26,27)

- Pablo dijo que la salvación también era para los gentiles. 

Hechos 13:47,48. 47 Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra. 48 Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna. 


Las aparentes contradicciones en estos versículos se resuelven al considerar el contexto y la evolución del mensaje de salvación en el Nuevo Testamento:

La aparente contradicción se resuelve al entender que la enseñanza de Jesús sobre la salvación inicialmente se centró en el pueblo judío, pero luego, a través del ministerio de sus discípulos, especialmente después de la resurrección y la ascensión de Jesús, se extendió a todas las naciones, incluyendo a los gentiles.

La transición hacia la predicación de la salvación para los gentiles se ve claramente en el ministerio de Pablo, quien fue llamado como apóstol a los gentiles y desempeñó un papel crucial en la expansión del evangelio más allá de las fronteras judías. Esto no contradice la enseñanza de Jesús, sino que representa el desarrollo y la implementación completa del plan redentor de Dios para toda la humanidad, judíos y gentiles por igual.


47. - El arrepentimiento es necesario. 

Hechos 3:19.  Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio (Lucas.3:3)


- El arrepentimiento no es necesario. 

Romanos 11:29.  Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios. 


Las aparentes contradicciones en estos versículos se resuelven al considerar el contexto y el significado específico de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan aspectos diferentes pero complementarios:

En resumen, ambos versículos no se contradicen entre sí, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre el arrepentimiento y la fidelidad de Dios en su relación con la humanidad y su plan de salvación.


48. - Los no creyentes obtienen misericordia. 

Romanos 11:32. Porque Dios sujetó a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos.

- Sólo los creyentes obtienen misericordia. 

Juan 3:36. El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. (Romanos 14:23)


Las aparentes contradicciones en estos versículos se resuelven al considerar el contexto y la perspectiva específica que presentan:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos presentan perspectivas diferentes pero complementarias sobre la misericordia de Dios:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos, sino que ofrecen perspectivas diferentes sobre la misericordia de Dios, que se extiende a todos pero se experimenta en su plenitud a través de la fe en Jesucristo.


49. - Sólo los creyentes bautizados obtienen misericordia. 

Marcos 16:16. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.


- La misericordia no puede ser predeterminada. 

Romanos 9:18. De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece.


Las aparentes contradicciones en estos versículos se resuelven al considerar el contexto y el mensaje específico de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan aspectos diferentes de la salvación y la misericordia de Dios:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos, ya que se complementan al abordar diferentes aspectos de la salvación y la misericordia divina, enfatizando tanto la responsabilidad humana en la fe y el bautismo como la soberanía y gracia de Dios en su obra redentora.


50. - Todos los que invoquen al "Señor" serán salvos. 

Romanos 10:13. porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. (Hechos 2:21)


- Sólo los predestinados serán salvos. 

Hechos 13:48. Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.  (Efesios 1:4,5; 2 Tes.2:13; Hechos 2:47)


Las aparentes contradicciones en estos versículos se relacionan con diferentes aspectos de la salvación y la soberanía de Dios. Aquí hay una explicación que puede aclarar estas aparentes contradicciones:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan diferentes aspectos de la salvación:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre la salvación, destacando tanto la responsabilidad humana en la fe como la soberanía y gracia de Dios en su obra redentora.


51. - Jesús dijo que no desecharía a ninguno de los que vienen a él. 

Juan 6:37.  Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

- Jesús dijo que muchos de los que vienen a él serán desechados. 

Mateo 7:21-23. 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.


Las aparentes contradicciones en estos versículos se resuelven al considerar el contexto y la enseñanza específica que presentan:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan aspectos diferentes de la relación entre la fe, la obediencia y la salvación:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre la necesidad de una fe genuina y una obediencia sincera como evidencia de una relación verdadera con Jesucristo y la salvación que Él ofrece.


52. - La salvación viene por la fe y no por las obras. 

Efesios 2:8,9. 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. 

(Romanos 11:6; Gálatas 2:16; Romanos 3:28)


- La salvación viene por la fe y las obras. 

Santiago 2:14, 17, 20. 14 Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? - 17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. - 20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 


Las aparentes contradicciones entre Efesios 2:8-9 y Santiago 2:14, 17, 20 se refieren a la relación entre la fe y las obras en el contexto de la salvación. Para entender estas aparentes contradicciones, es importante considerar el mensaje específico de cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al entender que estos versículos abordan diferentes aspectos de la salvación:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos, sino que ofrecen perspectivas complementarias sobre la relación entre la fe, las obras y la salvación, destacando tanto la importancia de la fe como la necesidad de que esa fe se manifieste en acciones concretas y obras justas.


53. - Los justos tienen vida eterna. 

Mateo. 25:46. E irán estos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

- Los justos apenas se salvan. 

1 Pedro 4:18. Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?


- No hay justos. 

Romanos 3:10. Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;


Estos versículos pueden parecer contradictorios a primera vista, pero al considerar el contexto y la enseñanza general de la Biblia sobre la justicia y la salvación, se puede resolver la aparente contradicción de la siguiente manera:

La aparente contradicción se resuelve al entender que:

En resumen, estos versículos no son contradictorios, sino que ofrecen una comprensión completa de la justicia, la salvación y las realidades de la vida cristiana bajo la gracia de Dios.


54. - Los reincidentes son condenados. 

2 Pedro 2:20. Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

- Los reincidentes se guardan independientemente. 

Juan 10:27-29. 27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 


Estos versículos pueden parecer contradictorios a primera vista, pero al considerar el contexto y la enseñanza general de la Biblia sobre la salvación y la perseverancia de los creyentes, se puede resolver la aparente contradicción de la siguiente manera: