Gráfico

Efesios

El Tiempo de Efesios

  • ca. 47 - 49 d.C. Primer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 50 d.C. El concilio de Jerusalén.

  • ca. 50 - 53 d.C. Segundo viaje misionero de Pablo.

  • ca. 53 - 57 d.C. Tercer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 54 - 56 d.C. Larga visita de Pablo a Efeso.

  • ca. 58 d.C. Arresto de Pablo en Jerusalén.

  • ca. 60 - 62 d.C. Prisión de Pablo en Roma; escribe Efesios.

  • ca. 67 d.C. Ejecuciones de Pablo y Pedro en Roma.

Datos esenciales

Palabras clave de Efesios

Pasajes Paralelos de Sumisión

Efesios & Colosenses

Al igual que la carta a los Colosenses, la remitida a los Efesios fue enviada por medio de Tíquico (Ef 6:21); Col 4:7-8). La analogía de lenguaje y de pensamiento revela que las dos epístolas fueron redactadas en la misma época.

Este paralelismo llega al punto que, de los 155 versículos de Efesios, se hallan 78, con más o menos modificaciones en Colosenses. Es evidente que el apóstol redactó estas dos epístolas bajo la presión de la misma circunstancias. La epístola a los Efesios parece haber sido escrita inmediatamente después de la de Colosenses, siendo de mayor alcance que la anterior.

Efesios

Ef 1:1, 2

Ef 1:3, 20; 2:6; 3:10; 6:12

Ef 1:6, 7

Ef 1:9; 3:9; 6:19

Ef 1:10

Ef 1:11

Ef 1:17

Ef 1:19, 20

Ef 1:20

Ef 1:22

Ef 1:23

Ef 4:22-24

Ef 4:32

Colosenses

Col 1:1, 2

Col 1:5; 3:1-3

Col 1:13-14

Col 1:26; 2:2; 4:3

Col 1:10, 25

Col 1:12

Col 1:10

Col 2:12

Col 3:1

Col 1:18

Col 2:9

Col 3:8-10

Col 3:13

La Armadura de Dios para nosotros

Luchamos en una guerra espiritual, todos los creyentes se ven acosados por los ataques de Satanás porque ya no pertenecen a su bando. Sin embargo, Pablo nos dice que usemos cada pieza de la armadura de Dios para resistir sus ataques y permanecer firmes aun en medio de los mismos.

Nuestra verdadera identidad en Cristo

  • Romanos 3:24 Somos justificados (declarados "no culpables" de pecado).

  • Romanos 8:1 No nos espera ninguna condenación.

  • Romanos 8:2 Somos libres de la Ley del pecado y de la muerte.

  • 1 Corintios 1:2 Somos santificados y hechos aceptos por Jesucristo.

  • 1 Corintios 1:30 Somos rectos y santos en Cristo.

  • 1 Corintios 15:22 Seremos vivificados en la resurrección.

  • 2 Corintios 5:17 Somos nuevas criaturas.

  • 2 Corintios 5:21 Somos hechos justicia.

  • Gálatas 3:28 Somos uno en Cristo con todas los creyentes.

  • Efesios 1:3 Somos bendecidos con toda bendición espiritual en Cristo.

  • Efesios 1:4 Somos santos, sin mancha y cubiertos con el amor de Dios.

  • Efesios 1:5,6 Somos adoptados como hijos de Dios.

  • Efesios 1:7 Nuestros pecados son borrados y somos perdonados.

  • Efesios 1:10,11 Seremos traídos bajo la autoridad de Cristo.

  • Efesios 1:13 Somos sellados como propiedad de Dios por el Espíritu Santo.

  • Efesios 2:6 Somos resucitados para sentarnos con Cristo en gloria.

  • Efesios 2:10 Somos hechura suya.

  • Efesios 2:13 Nos han acercado a Dios.

  • Efesios 3:6 Somos copartícipes de las promesas de Cristo.

  • Efesios 3:12 Tenemos acceso a la presencia de Dios y podemos acercarnos a Él con seguridad.

  • Efesios 5:29,30 Somos parte del cuerpo de Cristo, la Iglesia.

  • Colosenses 2:10 Tenemos de todo, estamos completos en Cristo.

  • Colosenses 2:11 Somos libres de nuestros malos deseos.

  • 2 Timoteo 2:10 Tendremos gloria eterna.

Sinopsis

1. Saludos (1:11-2)

2. El propósito divino (1:3-3:21)

A. Resucitados en Cristo por la gracia (1:3-2:10)

B. Los judíos y los gentiles hechos uno en Cristo (2:11-18)

C. Los judíos y los gentiles unidos en una familia en Cristo (2:19-22)

D. Pablo, un ministro para los gentiles (3:1-13)

E. Oración de Pablo por los efesios (3:14-21)

3. Instrucciones prácticas (4:1-6:20)

4. Conclusiones (6:21-24)

Bosquejo Resumen

    1. Unidad en Cristo (1:1- 3:21)


    1. Unidad en el cuerpo de Cristo (4:1- 6:24)

En esta carta, Pablo se ocupa de las cosas maravillosas que hemos recibido a través de Jesucristo y que se refiere a la Iglesia como un cuerpo, un templo, una novia y un soldado. Todas ilustran unidad de propósito y muestran que cada individuo es parte y por lo tanto debe trabajar con el resto. En nuestras vidas, debiéramos erradicar toda murmuración, chisme, crítica, celo, cólera y odio, porque son barreras que impiden la unidad en la iglesia.