Gráficos

Filipenses

El Tiempo de Filipenses

  • ca. 47 - 49 d.C. Primer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 50 d.C. El concilio de Jerusalén.

  • ca. 50 - 53 d.C. Segundo viaje misionero de Pablo

  • ca. 50 d.C. Comienzo de la Iglesia de Filipos.

  • ca. 53 - 57 d.C. Tercer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 56 d.C. Nueva visita de Pablo a Filipos.

  • ca. 58 d.C. Arresto de Pablo en Jerusalén.

  • ca. 60 - 62 d.C. Prisión de Pablo en Roma; escribe Filipenses.

  • ca. 67 d.C. Ejecución de Pablo y Pedro en Roma.

Datos esenciales

Bosquejo de Filipenses

Palabras clave de Filipenses

Preparación para la vida cristiana

Así como se necesita mucha preparación para las actividades atléticas, debemos prepararnos con diligencia para la vida cristiana. Tal preparación demanda tiempo, energía, práctica constante y visión. Debemos dedicarnos a la vida cristiana, pero antes debemos conocer las reglas prescritas en la Palabra de Dios (2 Timoteo 2:5).

Tres Niveles de Perfección

Todas las fases e la perfección están fundadas en la fe en Cristo y en lo que hizo, no es lo que podamos hacer para El. No podemos perfeccionarnos a nosotros mismos; solo Dios puede obrar en y por medio de nosotros hasta que su buena obra quede perfeccionada en el día en que Jesucristo regrese (1:6).

1. Relación perfecta




2. Progreso perfecto





3. Perfectos totalmente

Somos perfectos debido a nuestra eterna unión con el infinitamente perfecto Cristo. Cuando nos convertimos en sus hijos, somos declarados "no culpables", en otras palabras justos. Esta perfección es absoluta e invariable, y es esta relación perfecta la que nos garantiza que un día seremos "completamente perfectos" (Colosenses 2:8-10; Hebreos 10:8-14)

Podemos crecer y madurar espiritualmente a medida que continuemos confiando en Cristo, aprendamos más acerca de Él,nos acerquemos más a Él, y le obedezcamos. Nuestro progreso es variable (en contraste con nuestra relación), porque depende de nuestro caminar cotidiano, hay veces en que maduramos más que otras. Pero estamos creciendo hacia la perfección si proseguimos esforzándonos (Filipenses 3:12). Estas obras buenas no nos perfeccionan, sino que en la medida que Dios nos perfecciona hacemos obras para Él. (Filipenses 3:1-15).

Cuando Cristo vuelva para llevarnos a su reino eterno, seremos glorificados y hechos completamente perfectos. (Filipenses 3:20, 21).

Sinopsis

1. Saludo, acción de gracias y oración (1:1-11)

2. Circunstancias de Pablo (1:12-26)

3. Exhortaciones (1:27-2:18)

A. Llevar una digna del evangelio (1:27-30)

B. Ser imitadores de Cristo en actitud y acciones (2:1-18)

4. Mensajeros del evangelio (2:19-30)

A. Timoteo (2:19-24)

B. Epafrodito (2:25-30)

5. Advertencias contra legalistas y libertinos (3:1-4:1)

A. Testimonio de Pablo contra los legalistas (3:1-16)

B. Testimonio de Pablo contra los libertinos (3:17-4:1

6. Exhortaciones finales, agradecimientos y conclusión (4:2-23)


Bosquejo Resumen

1. Gozo en el sufrimiento (1:1-30)

2. Gozo en el servicio (2:1-30)

3. Gozo en la fe (3:1-4:1)

4. Gozo en el dar (4:2-23)

Aunque Pablo escribía desde la prisión, el gozo es el tema dominante en su carta. El secreto de su gozo se basa en su relación con Cristo. La gente de hoy quiere desesperadamente ser feliz pero es sacudida y trastornada por los sucesos diarios, los fracasos y los inconvenientes. Los cristianos deben estar gozosos en toda circunstancia, aún cuando las cosas vayan mal, aunque sintamos el deseo de quejarnos, aun cuando nadie tenga gozo. Cristo aún reina y todavía los conocemos, de modo que podemos regocijarnos siempre.