Aplicación

Salmos

Aplicación de Salmos

1. Cuando se sienta desanimado, confundido, temeroso o herido; cuando sienta la necesidad de hablar con Alguien que lo entienda, acuda a los Salmos. Haga a un lado sus luchas y, a la manera del salmista, espere en Dios. Él actuara en su favor.

2. Piense en el valor práctico de los Salmos, y permita que sea este libro su primer recurso cuando busque consejo, sabiduría y comprensión. Recuerde que es bienaventurado el que no anda en consejos de malvados, sino que se deleita en la ley del Señor, y en ella medita de día y de noche (véase Salmo 1.)

3. ¿Ha pensado en terminar cada día como termina el libro de Salmos, es decir, con un salmo de alabanza? “Regocíjense los santos por su gloria, y canten aun sobre sus camas. Exalten a Dios con sus gargantas… Todo lo que respira alabe a JAH. Aleluya” (Salmo 149:5-6; 150:6.) Haga la prueba, y verá lo que Dios puede hacer.


Aplicación final de Salmos

1. ¿Cuáles son las verdades básicas de Salmos?

2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?

3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?.

4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?

5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería efectuar en mi vida?


Aplicación práctica

Uno de los resultados de ser lleno con el Espíritu o con la Palabra de Cristo, es cantar. Los salmos son el “cancionero” de la iglesia primitiva, que reflejaban la nueva verdad en Cristo.

Dios es el mismo Señor en todos los salmos, pero respondemos a Él en diferentes formas, de acuerdo con las circunstancias específicas de nuestra vida. ¡Que maravilloso Dios es al que adoramos! declara el salmista, Uno que es alto y elevado por encima de nuestras experiencias humanas, pero también Uno que está lo suficientemente cerca para tocarlo y quien camina a nuestro lado a lo largo de todo nuestro camino por la vida.

Podemos traer todos nuestros sentimientos a Dios – sin importar cuán negativos o quejumbrosos puedan ser – y podemos descansar, seguros de que Él nos escuchará y entenderá. El salmista nos enseña que la oración más profunda de todas es el grito de ayuda, mientras nos encontramos abrumados por los problemas de la vida.


Temas de Aplicación