Gráfico

2 Corintios

El Tiempo de 2 Corintios

  • ca. 47 - 49 d.C. Primer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 50 d.C. El concilio de Jerusalén.

  • ca. 50 - 53 d.C. Segundo viaje misionero de Pablo.

  • ca. 52 d.C. Inicio de la Iglesia de Corintio.

  • ca. 53 - 57 d.C. Tercer viaje misionero de Pablo.

  • ca. 56 d.C. Primavera: se escribe 1 Corintios.

  • ca. 56 d.C. Otoño: Se escribe 2 Corintios.

  • ca. 58 d.C. Arresto de Pablo en Jerusalén.

  • ca. 60 - 62 d.C. Prisión de Pablo en Roma.

  • ca. 67 d.C. Ejecución de Pablo y Pedro en Roma.

Datos esenciales

Defensa del ministerio de Pablo

Bosquejo de 2 Corintios

Un ministro fiel

En esta epístola autobiográfica, Pablo defiende su ministerio, dejándonos una clara luz acerca de las numerosas dificultades que enfrentó como siervo de Cristo:

Diferencias entre 1 y 2 Corintios

Las dos cartas a los Corintios, registradas en la Biblia, son muy distintas, con tonos y enfoques diferentes.

Credenciales de Pablo

Uno de los problemas más grandes de Pablo con la iglesia en Corinto era que lo veían nada más que como un predicador temperamental, por cuanto no tomaban en serio sus consejos por medio de cartas y personalmente durante sus visitas. Pablo se refiere a esta ciudad en 2 Corintios, señalando sus credenciales. como apóstol de Cristo y por qué debían considerar sus consejos.

    1. Enviado por Dios. (1:1; 1:21; 4:1)

    2. Habló sinceramente. (1:18; 4:2)

    3. Actuó con pureza, sinceridad y dependencia de Dios solo, en su trato con ellos. (1:12)

    4. Fue directo y sincero en sus cartas. (1;13,14)

    5. Tenía el Espíritu Santo de Dios. (1:22)

    6. Amó a los creyentes en Corinto. (2:4; 6:11; 11:11)

    7. Habló con integridad y en el poder de Cristo. (2:17)

    8. Trabajó entre ellos y cambió sus vidas. (3:2,3)

    9. Vivió como un ejemplo a todos los creyentes. (3:4; 12:6)

    10. Nunca se rindió. (4:1, 16)

    11. Enseñó las Escrituras con integridad. (4:2)

    12. Tenía a Cristo como el centro de su mensaje. (4:5)

    13. Enfrentó persecución al predicar las buenas nuevas. (4:8-12; 6:4,5,9,10)

    14. Fue embajador de Cristo, llamado para predicar las buenas nuevas. (5:18-20)

    15. Procuró vivir en forma intachable de modo que otros no se apartaran de Dios. (6:3,4)

    16. Llevó una vida edificante, comprendió el evangelio y manifestó paciencia con los corintios. (6:6)

    17. Fue veraz y lleno del poder de Dios. (6:7)

    18. Se mantuvo veraz delante de Dios primero y siempre. (6:8)

    19. Nunca fue corrupto o sacó provecho de alguien. (7:2; 11:7-9)

    20. Se hizo cargo del dinero ofrendado para ser enviado a Jerusalén en una manera responsable y libre de cargos. (8:20,21)

    21. Usó las armas de Dios, no las suyas propias, en la obra de Dios. (10:1-6)

    22. No había dudas de que pertenecía a Cristo. (10:7,8)

    23. No se gloría en sí mismo sino en el Señor. (10:12,13)

    24. Tenía autoridad porque les enseñaba las buenas nuevas. (10:14,15)

    25. Soportó dolor y peligro para cumplir con su llamado. (11:23-33)

    26. Fue bendecido con una visión maravillosa. (12:2-4)

    27. Fue humillado constantemente por un “aguijón en la carne” que Dios se negó a quitarle. (12:7-10)

    28. Hizo milagros entre ellos. (12:12)

    29. Constantemente fue motivado a edificar a otros espiritualmente. (12:19)

    30. Estaba lleno del poder de Dios. (13:4)

    31. Enfrentó la prueba. (13:5,6)

    32. Constantemente se preocupó que sus hijos espirituales llegaran a madurar como creyentes. (13:9)

Principios de confrontación en 2 Corintios

Algunas veces la reprensión es necesaria, pero debe usarse con cuidado. El propósito de cualquier reprensión, confrontación o disciplina es ayudar a las personas, no herirlas.

Método

Referencia

  • Sea firme y resuelto

  • Afirme todo lo que ve que es bueno

  • Sea cuidadoso y sincero

  • Conozca los hechos

  • Después de la confrontación haga el seguimiento

  • Sea gentil luego de ser firme

  • Use palabras que reflejen el mensaje de Cristo, no sus propias ideas

  • Emplee disciplina sólo cuando todo lo demás falla

  • 7:9; 10:2

  • 7:4

  • 7:14; 8:21

  • 11:22-27

  • 7:13; 12:14

  • 7:15; 13:11-13

  • 10:3, 12, 13; 12:9

  • 13:2

Sinopsis

1. Introducción: Salutación y acción de gracias (1:1-11)

2. Pablo explica su conducta y ministerio apostólico (1:12-7:16)

A. La integridad de Pablo (1:12-2:4)

B. La necesidad de perdón (2:5-11)

C. Ministros del nuevo pacto (2:12-17)

D. El Espíritu hace competentes a los ministros (3:1-1)

E. Transformado a su imagen (3:12-4:6)

F. Tesoros en tinajas de arcilla (4:7-16a)

G. Las perspectivas de nuestra morada celestial (4:16b-5;10)

H. El ministerio de la reconciliación (5:11-6:10)

I. La apelación de Pablo a los corintios (6:11-7:4)

J. El buen reporte de Tito (7:5-16)

3. La colecta para los cristianos en Jerusalén (8-9)

4. La vindicación de Pablo de su autoridad apostólica (10-13)

A. Defensa de su ministerio (10)

B. Comparación de Pablo con apóstoles falsos (11-12)

C. Advertencias finales (13:1-10)

5. Conclusión (13:11-14)

Bosquejo Resumen

    1. Pablo explica sus acciones (1:1-2:11)

    2. Pablo defiende su ministerio (2:12-7:16)

    3. Pablo defiende la ofrenda (8:1-9:15)

    4. Pablo defiende su autoridad (10:1-13:14)

Al responder a los ataques contra su carácter y autoridad, Pablo explica la naturaleza del ministerio cristiano y, como ejemplo, habla con sinceridad acerca de su ministerio. Esta es una carta importante para todo aquel que quiera involucrarse en cualquier clase de ministerio cristiano porque tiene mucho para enseñarnos en relación con la forma en que debiéramos desarrollar nuestro ministerio hoy. Como Pablo, aquello que estén en el ministerio deberían ser irreprensibles, sinceros, confiables, interesados en otros, receptivos y dispuestos a sufrir por la causa de Cristo.