¿Contradicciones A.T?

¿Contradicciones en el Antiguo Testamento?

Esta es una lista de 82 aparentes contradicciones en el Antiguo Testamento, aparentes porque en realidad no lo son, solo que no es  tomado en cuenta el contexto para entender en realidad su significado. Algunos críticos de la Biblia utilizan algunas de estas aparentes contradicciones para afirmar que la Biblia no es digna de confianza. Y algunos estudiantes honestos se enfrentan a  estas aparentes contradicciones como obstáculo para comprender y hacer una interpretación correcta. 

Algunas de las razones principales de la existencia de estas aparentes contradicciones en la Biblia, son:

Otro punto importante en cuanto a las aparentes contradicciones en la Biblia, es que ninguna de ellas alteran doctrinas de la Biblia.  Dios inspiró la Biblia, se originó en su mente, y Dios mismo se encarga que entendamos que fue lo que Él mismo inspiró; y para ese trabajo los cristianos tenemos al Espíritu Santo, el que inspiró la Biblia, viviendo dentro de nosotros para enseñarnos cual es la idea original. 

(La BIblia no tiene contradicciones, si consigues una respetando los puntos anteriores, por favor notificanos, gracias)


1.- El hombre fue creado después de las plantas. 

Génesis.1:12, 26. 12 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno;  26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

- El hombre fue creado antes que las plantas. 

Génesis 2:5-9. 5 y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que naciese; porque Jehová Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra, 6 sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba toda la faz de la tierra. 7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. 8 Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado. 9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal. 


Las aparentes contradicciones en la secuencia de la creación del hombre y las plantas en el Génesis se pueden reconciliar considerando dos perspectivas complementarias:

Esta aparente discrepancia se resuelve al comprender que el relato del Génesis 1 proporciona una visión general y estructurada de la creación en seis días, mientras que el relato del Génesis 2 se enfoca en detalles específicos, como la creación del Edén y la colocación del hombre en ese entorno. Ambos relatos son complementarios y ofrecen perspectivas diferentes pero coherentes sobre la creación según la narrativa bíblica.


2. - Las aves fueron creadas del agua. 

Génesis 1:20. Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos. 


- Las aves fueron creadas de la tierra. 

Génesis 2:19. Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.

En el relato de la creación en Génesis, se mencionan dos aspectos diferentes sobre la creación de las aves que pueden reconciliarse de la siguiente manera:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que el enfoque de cada verso es diferente. En Génesis 1:20, se da una visión general de la creación de las aves, mientras que en Génesis 2:19, se destaca la relación más cercana del hombre con las aves y otros animales terrestres en el contexto del jardín del Edén. Ambos pasajes complementan la narrativa general de la creación en Génesis sin contradecirse.


3. - Los animales fueron creados antes que el hombre. 

Génesis 1:24-26. 24 Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. 25 E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno. 26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.


- Los animales fueron creados después del hombre. 

Génesis 2:19. Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.  

La aparente contradicción entre Génesis 1:24-26 y Génesis 2:19 sobre el orden de la creación de los animales y del hombre se puede entender considerando dos enfoques complementarios de la narrativa de la creación:

En resumen, no hay una contradicción real entre estos versículos. Génesis 1 proporciona un panorama general de la creación, mientras que Génesis 2 se centra en los detalles específicos relacionados con la experiencia del hombre en el jardín del Edén. Ambos relatos se complementan para ofrecer una comprensión completa de la creación según la narrativa bíblica.


4. - En el primer día, Dios creó y separó la luz y la oscuridad. 

Génesis 1:3-5. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. 5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.


- En el cuarto día, Dios volvió a crear y separó la luz y las tinieblas. 

Génesis 1:14-18. 14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 17 Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 18 y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.


La aparente contradicción en la narrativa de la creación en Génesis 1 sobre la separación de la luz y la oscuridad en el primer día y la creación y separación de la luz y las tinieblas en el cuarto día se puede abordar desde una perspectiva literaria y teológica.

En resumen, la aparente contradicción se resuelve al comprender la narrativa de Génesis 1 como una expresión literaria y teológica que enfatiza diferentes aspectos de la creación en un orden poético y simbólico.


5. - Dios alentó la reproducción. 

Génesis 1:28.  Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.


- Dijo que era un proceso sucio. 

Levítico.12:1-8.  1 Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda. 3 Y al octavo día se circuncidará al niño. 4 Mas ella permanecerá treinta y tres días purificándose de su sangre; ninguna cosa santa tocará, ni vendrá al santuario, hasta cuando sean cumplidos los días de su purificación. 5 Y si diere a luz hija, será inmunda dos semanas, conforme a su separación, y sesenta y seis días estará purificándose de su sangre. 6 Cuando los días de su purificación fueren cumplidos, por hijo o por hija, traerá un cordero de un año para holocausto, y un palomino o una tórtola para expiación, a la puerta del tabernáculo de reunión, al sacerdote; 7 y él los ofrecerá delante de Jehová, y hará expiación por ella, y será limpia del flujo de su sangre. Esta es la ley para la que diere a luz hijo o hija. 8 Y si no tiene lo suficiente para un cordero, tomará entonces dos tórtolas o dos palominos, uno para holocausto y otro para expiación; y el sacerdote hará expiación por ella, y será limpia.


La aparente contradicción entre Génesis 1:28, donde Dios alienta la reproducción, y Levítico 12:1-8, donde se menciona un proceso de purificación después del parto, se puede entender considerando diferentes contextos y propósitos.

En consecuencia, no hay una contradicción directa entre estos pasajes. Uno trata sobre la bendición de la reproducción como parte del mandato inicial de la humanidad en Génesis, mientras que el otro se refiere a prácticas rituales específicas relacionadas con la purificación en el contexto de la ley judía en Levítico.


6. - Dios estaba complacido con su creación. 

Génesis 1:31.  Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.


- Dios no estaba complacido con su creación. 

Génesis 6:6. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 


Las aparentes contradicciones entre Génesis 1:31, donde se dice que Dios estaba complacido con su creación, y Génesis 6:6, donde se menciona que Dios se arrepintió de haber creado al hombre y estaba dolido en su corazón, pueden entenderse dentro del contexto de la narrativa bíblica y el lenguaje utilizado para expresar ciertos conceptos.

En resumen, estas aparentes contradicciones no implican un desacuerdo real dentro del texto bíblico, sino más bien reflejan aspectos diferentes de la relación entre Dios y su creación, desde la perfección inicial hasta la tristeza por la corrupción causada por el pecado humano.


7. - Adán moriría el día que comiera del fruto prohibido. 

Génesis 2:17. mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.


- Adán vivió 930 años. 

Génesis 5:5. Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.


Las aparentes contradicciones entre Génesis 2:17, donde se dice que Adán moriría el día que comiera del fruto prohibido, y Génesis 5:5, donde se menciona que Adán vivió 930 años, pueden entenderse dentro del contexto de la narrativa bíblica y la interpretación de ciertos conceptos.

En resumen, la "muerte" pronosticada en Génesis 2:17 se refiere principalmente a la muerte espiritual y moral, mientras que la longevidad de la vida de Adán registrada en Génesis 5:5 no contradice este concepto, ya que se refiere a la muerte física que ocurrió mucho más tarde en su vida.


8. - El nombre de "El Señor" era conocido en el principio. 

Génesis 4:26.  Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.  (Génesis 12:8; Génesis 22:14; Génesis 26:25)

- El nombre de "El Señor" no se conocía al principio. 

Éxodos. 6:3. Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos.


En Génesis 4:26, se menciona que "En aquel tiempo comenzaron a invocar el nombre del Señor". Esta frase indica que la práctica de invocar el nombre de Dios, o "El Señor", como una expresión de adoración y comunión con Él, comenzó en ese momento específico con la descendencia de Adán y Eva.

Por otro lado, en Éxodo 6:3, se menciona una declaración específica de Dios a Moisés donde dice: "Yo soy el Señor. Aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Todopoderoso, pero con mi nombre el Señor no me di a conocer a ellos". Aquí, la declaración se refiere a la revelación específica del nombre divino "Yahveh" o "Jehová" a Moisés y al pueblo de Israel como parte de la revelación del pacto en el Éxodo.

La aparente contradicción se resuelve considerando el contexto de cada pasaje:

En resumen, ambos pasajes no son contradictorios, sino que enfatizan aspectos diferentes de la relación entre Dios y la humanidad en diferentes momentos y contextos históricos.


9. - Dios prefirió la ofrenda de Abel a la de Caín. 

Génesis.4:4, 5. 4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; 5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

- Dios no muestra acepción de personas. 

2 Crónicas 19:7.  Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho.  (2 Samuel 14:14)


La aparente contradicción entre estos dos pasajes se puede entender considerando el contexto y la naturaleza de las ofrendas de Abel y Caín en Génesis 4 y el principio de que Dios no muestra acepción de personas en 2 Crónicas 19:7.

Por lo tanto, la aparente contradicción se resuelve al considerar que Dios no mostró preferencia por Abel sobre Caín debido a algún favoritismo arbitrario, sino que valoró la actitud y el corazón sincero de Abel en su ofrenda, mientras que la ofrenda de Caín no reflejó la misma sinceridad y entrega hacia Dios.


10. - Dios pregunta a Caín por el paradero de su hermano. 

Génesis 4:9. Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

- Dios va a ver lo que está pasando. 

Génesis 18:20, 21. 20 Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, 21 descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré.

- Dios está en todas partes y ve todo. 

Proverbios 15:3. Los ojos de Jehová están en todo lugar, Mirando a los malos y a los buenos. (Jeremías 16:17; Jeremías 23:24)


La aparente contradicción entre estos pasajes puede entenderse considerando diferentes aspectos del carácter y la interacción de Dios con la humanidad en distintos momentos y situaciones.

El pasaje de Proverbios 15:3 refleja la creencia en la omnisciencia y omnipresencia de Dios, es decir, que Dios está en todas partes y ve todo. Esto no significa que Dios necesite ir físicamente a un lugar para saber lo que está sucediendo, sino que su conocimiento y presencia son absolutos y abarcan todo.

Por lo tanto, no hay una contradicción real entre estos pasajes. Cada uno refleja una faceta diferente de la relación entre Dios y la humanidad, mostrando su conocimiento, presencia y forma de interactuar en distintos contextos y situaciones.


11. - Llovió sobre la tierra. 

Génesis 7:4. Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré de sobre la faz de la tierra a todo ser viviente que hice.

- Había lluvia de arriba y de abajo. 

Génesis 8:2. Y se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida. 


Estas aparentes contradicciones en los relatos del Diluvio en el Antiguo Testamento pueden explicarse desde la perspectiva de cómo se describen los eventos en diferentes momentos del relato.

En resumen, ambas descripciones no son contradictorias sino complementarias, ya que muestran diferentes aspectos del proceso del Diluvio, incluyendo la lluvia intensa y prolongada desde arriba, así como otros factores como las aguas subterráneas y la evaporación del agua.


12. - Dos pares de cada tipo debían ser llevados a bordo del arca de Noé. 

Génesis 6:19, 20. 19 Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán. 20 De las aves según su especie, y de las bestias según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie entrarán contigo, para que tengan vida. (Génesis 7:9, 14-16)


- Debían embarcarse dos pares y siete pares de algunos tipos. 

Génesis 7:2, 3.  2 De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra. 3 También de las aves de los cielos, siete parejas, macho y hembra, para conservar viva la especie sobre la faz de la tierra. 


Por lo tanto, no hay una contradicción real entre estos pasajes. Más bien, el segundo pasaje en Génesis 7:2-3 aclara y amplía la instrucción anterior para asegurarse de que Noé comprenda cómo debe llevar a bordo del arca a los diferentes tipos de animales según su limpieza ceremonial.


13. - Noé entró en el arca durante el Diluvio. 

Génesis 7:7. Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos.

- Noé entró en el arca después del Diluvio. 

Génesis 7:12, 13. 12 y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches. 13 En este mismo día entraron Noé, y Sem, Cam y Jafet hijos de Noé, la mujer de Noé, y las tres mujeres de sus hijos, con él en el arca 



La aparente contradicción en los pasajes sobre cuándo Noé entró en el arca se puede entender mejor al considerar el contexto y la narrativa completa del Diluvio en el relato bíblico.

La aparente contradicción se aclara al entender que Noé y su familia entraron en el arca antes de que comenzara la lluvia intensa que marcó el inicio del Diluvio. Ingresaron al arca en preparación para el Diluvio, y una vez que este comenzó con la lluvia intensa, se cerraron las puertas del arca según lo establecido por Dios. Por lo tanto, ambos pasajes están relatando diferentes momentos dentro de la misma secuencia de eventos.


14. - Hubo muchos idiomas antes de la torre de Babel. 

Génesis 10:5, 20, 31. 5 De estos se poblaron las costas, cada cual según su lengua, conforme a sus familias en sus naciones; 20 Estos son los hijos de Cam por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones; 31 Estos fueron los hijos de Sem por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones.

- Había un solo idioma antes de la torre de Babel. 

Génesis 11:1. Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras.


La aparente contradicción en estos pasajes puede explicarse considerando el contexto y la interpretación de los relatos bíblicos sobre la torre de Babel y la dispersión de las lenguas.

La narrativa de la torre de Babel, que se encuentra en los versículos siguientes de Génesis 11, explica cómo la humanidad intentó construir una torre para alcanzar el cielo, y en respuesta a esto, Dios confundió sus lenguas y los dispersó por toda la tierra. Este evento marcó el comienzo de la diversificación de los idiomas y la dispersión de los pueblos.

Por lo tanto, la aparente contradicción se resuelve al entender que Génesis 10 describe la situación antes de la torre de Babel, cuando había varias naciones y lenguas, mientras que Génesis 11:1 se refiere a un momento específico en el cual toda la humanidad hablaba un mismo idioma, antes de la dispersión lingüística que ocurrió como consecuencia de la torre de Babel.


15. - Abraham se casó con su media hermana y fue bendecido. 

Génesis 11:29. Y tomaron Abram y Nacor para sí mujeres; el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Nacor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca.  (Génesis 17:15,16; Génesis 20:11,12)

- El incesto está mal. 

Deuteronomio 27:22.  Maldito el que se acostare con su hermana, hija de su padre, o hija de su madre. Y dirá todo el pueblo: Amén. (Levítico 18:9; Levítico 20:17) 


La aparente contradicción entre estos versículos puede entenderse desde el contexto histórico y la evolución de las normas morales en la narrativa bíblica.

Por lo tanto, no hay una contradicción real entre estos pasajes. Simplemente reflejan las diferencias en las normas culturales y morales en diferentes períodos de la historia bíblica y la evolución de las enseñanzas religiosas sobre ciertas prácticas.


16 .- Abraham hizo un pacto con Abimelec y Ficol. 

Génesis 21:22, 27, 32. 22.  22 Aconteció en aquel mismo tiempo que habló Abimelec, y Ficol príncipe de su ejército, a Abraham, diciendo: Dios está contigo en todo cuanto haces; 27 Y tomó Abraham ovejas y vacas, y dio a Abimelec; e hicieron ambos pacto ; 32 Así hicieron pacto en Beerseba; y se levantó Abimelec, y Ficol príncipe de su ejército, y volvieron a tierra de los filisteos.

- Fue Isaac quien hizo el pacto con Abimelec y Ficol. 

Génesis 26:26-28. 26 Y Abimelec vino a él desde Gerar, y Ahuzat, amigo suyo, y Ficol, capitán de su ejército. 27 Y les dijo Isaac: ¿Por qué venís a mí, pues que me habéis aborrecido, y me echasteis de entre vosotros? 28 Y ellos respondieron: Hemos visto que Jehová está contigo; y dijimos: Haya ahora juramento entre nosotros, entre tú y nosotros, y haremos pacto contigo


La aparente contradicción entre estos dos versículos se puede resolver considerando el contexto y los detalles específicos de cada relato.




La aparente contradicción se resuelve al reconocer que ambos eventos ocurrieron, pero en momentos y circunstancias diferentes involucrando a Abraham y a su hijo Isaac respectivamente. Es como dos capítulos en la historia de la relación de la familia de Abraham con Abimelec y Ficol, cada uno abordando un aspecto particular de esa relación y la resolución de conflictos o acuerdos entre ellos.


17 .- Hebrón era el nombre en el tiempo de Abraham. 

Génesis 23:2. Y murió Sara en Quiriat-arba, que es Hebrón, en la tierra de Canaán; y vino Abraham a hacer duelo por Sara, y a llorarla.

- Hebrón recibió un nombre diferente. 

Josué 14:15. Mas el nombre de Hebrón fue antes Quiriat-arba; porque Arba fue un hombre grande entre los anaceos. Y la tierra descansó de la guerra.


La aparente contradicción en estos versículos se puede explicar considerando el contexto histórico y geográfico de la región.

Entonces, no hay una contradicción real entre los dos versículos; simplemente muestran el uso de diferentes nombres para la misma ubicación histórica dependiendo del período y del contexto en el que se refieran a ella.


18. - El nombre de Jacob fue cambiado en Peniel. 

Génesis 32:28-30. 28 Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. 29 Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. 30 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma.

- El nombre de Jacob fue cambiado en Padanaram. 

Génesis 35:9,10. 9 Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había vuelto de Padan-aram, y le bendijo. 10 Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel. 


En la Biblia, hay dos eventos separados en los que se menciona que el nombre de Jacob fue cambiado. 

No es una contradicción en el sentido de que se contradigan entre sí, sino que son dos momentos diferentes en la vida de Jacob en los que se destaca el cambio de nombre y su significado espiritual.


19. - Los siervos de Isaac cavaron un pozo en Beerseba. 

Génesis 26:32, 33. 32 En aquel día sucedió que vinieron los criados de Isaac, y le dieron nuevas acerca del pozo que habían abierto, y le dijeron: Hemos hallado agua. 33 Y lo llamó Seba; por esta causa el nombre de aquella ciudad es Beerseba hasta este día.


- Abraham cavó un pozo en Beerseba. 

Génesis 21:29-31. 29 Y dijo Abimelec a Abraham: ¿Qué significan esas siete corderas que has puesto aparte? 30 Y él respondió: Que estas siete corderas tomarás de mi mano, para que me sirvan de testimonio de que yo cavé este pozo. 31 Por esto llamó a aquel lugar Beerseba; porque allí juraron ambos. 32 Así hicieron pacto en Beerseba; y se levantó Abimelec, y Ficol príncipe de su ejército, y volvieron a tierra de los filisteos.


En el caso de los pozos en Beerseba, la aparente contradicción se debe a que la ciudad de Beerseba era conocida por tener varios pozos. 

Estos relatos no se contradicen entre sí, simplemente muestran que Beerseba era un lugar donde se excavaban pozos para obtener agua, y estos pozos eran importantes para el sustento y la seguridad de las personas y los rebaños en la región.


20. - Esaú se casó con dos mujeres hititas. 

Génesis 26:34. Y cuando Esaú era de cuarenta años, tomó por mujer a Judit hija de Beeri heteo, y a Basemat hija de Elón heteo

- Esaú se casó con tres mujeres cananeas. 

Génesis 36:2, 3.   2 Esaú tomó sus mujeres de las hijas de Canaán: a Ada, hija de Elón heteo, a Aholibama, hija de Aná, hijo de Zibeón heveo, 3 y a Basemat hija de Ismael, hermana de Nebaiot. 


La aparente contradicción sobre con quiénes se casó Esaú se debe a la forma en que se describen las esposas en diferentes pasajes de la Biblia. 

Esta discrepancia podría explicarse por la posibilidad de que las mujeres que Esaú tomó como esposas pertenecieran a grupos étnicos cercanos o relacionados, como los hititas y los cananeos, lo que podría haber llevado a diferentes descripciones de sus orígenes étnicos en los textos bíblicos.


21. - Basemat era hija de Elón el heteo. 

Génesis 26:34. Y cuando Esaú era de cuarenta años, tomó por mujer a Judit hija de Beeri heteo, y a Basemat hija de Elón heteo

- Basemat era hija de Ismael. 

Génesis 36:3.  y a Basemat hija de Ismael, hermana de Nebaiot.



La discrepancia en cuanto a la identidad de Basemat, mencionada en diferentes versículos del Antiguo Testamento, puede deberse a interpretaciones diferentes o a errores de transcripción a lo largo del tiempo en los textos bíblicos.

Una posible explicación es que haya habido más de una mujer con el nombre de Basemat, y que en diferentes contextos se haya hecho referencia a diferentes personas con ese nombre. Otra posibilidad es que haya habido una confusión o error en la transmisión de la información a lo largo de los tiempos, lo cual llevó a estas aparentes contradicciones en los textos bíblicos.


22. - Toda la vida vegetal fue destruida por el granizo. 

Éxodo 9:25. Y aquel granizo hirió en toda la tierra de Egipto todo lo que estaba en el campo, así hombres como bestias; asimismo destrozó el granizo toda la hierba del campo, y desgajó todos los árboles del país. 


- Toda la vida vegetal fue destruida por las langostas. 

Éxodo 10:15. y cubrió la faz de todo el país, y oscureció la tierra; y consumió toda la hierba de la tierra, y todo el fruto de los árboles que había dejado el granizo; no quedó cosa verde en árboles ni en hierba del campo, en toda la tierra de Egipto.


Las aparentes contradicciones en el Antiguo Testamento pueden surgir por varias razones, incluyendo diferencias en la interpretación, enfoques narrativos o detalles específicos que pueden ser vistos como discrepancias. Aquí hay algunas posibles explicaciones para las discrepancias que mencionas:

En resumen, las aparentes contradicciones pueden surgir por diferencias en la narrativa, la perspectiva o el enfoque de los pasajes bíblicos, y su comprensión puede requerir un análisis más detallado y contextualizado para llegar a una interpretación coherente.


23. - Dios instruye a los israelitas a saquear a los egipcios y saquear a sus enemigos.  

Éxodo 3:22. sino que pedirá cada mujer a su vecina y a su huéspeda alhajas de plata, alhajas de oro, y vestidos, los cuales pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojaréis a Egipto. (Deuteronomio 20:13-17)

- Dios prohíbe robar o defraudar al prójimo. 

Levítico 19:11,13. 11 No hurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el uno al otro; 13 No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la mañana.


Las aparentes contradicciones en el Antiguo Testamento respecto al saqueo y la prohibición de robar pueden entenderse desde diferentes perspectivas:

En resumen, estas aparentes contradicciones se pueden resolver al considerar el contexto histórico, el propósito específico de cada texto y la distinción entre eventos particulares y principios éticos generales establecidos por Dios en la ley moral.


24. - El suegro de Moisés propuso la idea de jueces para el pueblo. 

Éxodo 18:17, 24. 17 Entonces el suegro de Moisés le dijo: No está bien lo que haces. - 24 Y oyó Moisés la voz de su suegro, e hizo todo lo que dijo.

- Moisés propuso la idea de jueces para el pueblo. 

Deuteronomio 1:9-18. 9 En aquel tiempo yo os hablé diciendo: Yo solo no puedo llevaros. 10 Jehová vuestro Dios os ha multiplicado, y he aquí hoy vosotros sois como las estrellas del cielo en multitud. 11 ¡Jehová Dios de vuestros padres os haga mil veces más de lo que ahora sois, y os bendiga, como os ha prometido! 12 ¿Cómo llevaré yo solo vuestras molestias, vuestras cargas y vuestros pleitos? 13 Dadme de entre vosotros, de vuestras tribus, varones sabios y entendidos y expertos, para que yo los ponga por vuestros jefes. 14 Y me respondisteis y dijisteis: Bueno es hacer lo que has dicho. 15 Y tomé a los principales de vuestras tribus, varones sabios y expertos, y los puse por jefes sobre vosotros, jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez, y gobernadores de vuestras tribus. 16 Y entonces mandé a vuestros jueces, diciendo: Oíd entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, y el extranjero. 17 No hagáis distinción de persona en el juicio; así al pequeño como al grande oiréis; no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios; y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré. 18 Os mandé, pues, en aquel tiempo, todo lo que habíais de hacer.


Las aparentes contradicciones sobre quién propuso la idea de jueces para el pueblo en el Antiguo Testamento pueden entenderse considerando diferentes perspectivas y momentos en la narrativa bíblica:

Ambos relatos no son necesariamente contradictorios, sino que ofrecen diferentes perspectivas sobre la misma idea. Jetro puede haber sugerido la idea inicialmente, pero Moisés fue quien la implementó y organizó oficialmente el sistema de jueces según la voluntad de Dios.

Estos pasajes resaltan la importancia de la colaboración y el consejo sabio en la toma de decisiones, mostrando cómo las ideas pueden surgir de diferentes personas pero ser implementadas de manera efectiva para el beneficio del pueblo.



25. - Los sacerdotes estaban con Moisés en el Monte Sinaí. 

Éxodo 19:22- 24. 22 Y también que se santifiquen los sacerdotes que se acercan a Jehová, para que Jehová no haga en ellos estrago. 23 Moisés dijo a Jehová: El pueblo no podrá subir al monte Sinaí, porque tú nos has mandado diciendo: Señala límites al monte, y santifícalo. 24 Y Jehová le dijo: Ve, desciende, y subirás tú, y Aarón contigo; mas los sacerdotes y el pueblo no traspasen el límite para subir a Jehová, no sea que haga en ellos estrago.

- Moisés nombró a los primeros sacerdotes más tarde en el desierto. 

Éxodo 28:1. Harás llegar delante de ti a Aarón tu hermano, y a sus hijos consigo, de entre los hijos de Israel, para que sean mis sacerdotes; a Aarón y a Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar hijos de Aarón.

En el Antiguo Testamento, la aparente contradicción sobre la presencia de los sacerdotes con Moisés en el Monte Sinaí y el nombramiento posterior de los primeros sacerdotes en el desierto se puede entender considerando el contexto y la secuencia de eventos:

La aparente contradicción se resuelve al comprender que Moisés recibió las instrucciones divinas en el Monte Sinaí antes de establecer el sistema sacerdotal formalmente. Después de recibir las instrucciones sobre el tabernáculo y los rituales sacerdotales, Moisés procedió a nombrar a Aarón y sus hijos como sacerdotes según las directrices divinas.

Esta secuencia muestra el proceso ordenado por Dios, donde primero se establecieron las leyes y los rituales, y luego se nombraron y consagraron a los sacerdotes para llevar a cabo esos deberes religiosos específicos en el tabernáculo.


26. - Moisés fue genial. 

Éxodo 11:3. Y Jehová dio gracia al pueblo en los ojos de los egipcios. También Moisés era tenido por gran varón en la tierra de Egipto, a los ojos de los siervos de Faraón, y a los ojos del pueblo.

- Moisés era manso. 

Números 12:3. Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra.


Las aparentes contradicciones en la descripción de Moisés como "genial" en Éxodo 11:3 y "manso" en Números 12:3 pueden entenderse considerando diferentes aspectos de su personalidad y roles en contextos específicos:

Ambas descripciones no son contradictorias, sino complementarias, ya que reflejan diferentes aspectos de la personalidad y el carácter de Moisés en diferentes situaciones. Moisés mostró tanto la grandeza en liderazgo como la humildad y la mansedumbre en su relación con Dios y su pueblo.


27. - Moisés era el único permitido cerca de Dios. 

Éxodo 24:2. Pero Moisés solo se acercará a Jehová; y ellos no se acerquen, ni suba el pueblo con él.

- Moisés no fue el único permitido. 

Éxodo 24:9-11. 9 Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; 10 y vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno. 11 Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron.


La aparente contradicción en estos versículos puede entenderse considerando el contexto y los detalles específicos de cada situación:

La aparente contradicción se aclara al comprender que en el primer pasaje (Éxodo 24:2), se enfatiza que Moisés es el único que recibe instrucciones directas de Dios antes de subir al monte. Sin embargo, una vez que Moisés ha recibido estas instrucciones y ha estado en la presencia de Dios, puede permitirse que otros se acerquen a Dios en su presencia, como vemos en Éxodo 24:9-11 con Josué y los ancianos de Israel.

Esta diferencia no implica una contradicción real, sino que muestra el progreso en la relación de Moisés con Dios y la forma en que Dios permitió que otros se acercaran a Él en diferentes momentos y circunstancias.


28. - Moisés condenó la fabricación de un ídolo. 

Éxodo 32:19, 20. 19 Y aconteció que cuando él llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte. 20 Y tomó el becerro que habían hecho, y lo quemó en el fuego, y lo molió hasta reducirlo a polvo, que esparció sobre las aguas, y lo dio a beber a los hijos de Israel.

- Moisés hizo un ídolo. 

Números 21:9. Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre un asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía. 

(2 Reyes 18:4) 


En estos dos pasajes, se relatan eventos diferentes que podrían parecer contradictorios a primera vista:

La aparente contradicción se aclara al entender el contexto y el propósito de cada acción:

Moisés no fabricó el ídolo en Números 21 como una acción de idolatría, sino como un medio por el cual Dios mostró Su poder de sanidad.



29. - El maná sabía a semilla de cilantro y miel. 

Éxodo 16:31. Y la casa de Israel lo llamó Maná; y era como semilla de culantro, blanco, y su sabor como de hojuelas con miel.

- El maná sabía a aceite fresco. 

Números 11:8.  El pueblo se esparcía y lo recogía, y lo molía en molinos o lo majaba en morteros, y lo cocía en caldera o hacía de él tortas; su sabor era como sabor de aceite nuevo. 


Las descripciones del maná en el Antiguo Testamento pueden entenderse considerando diferentes perspectivas y circunstancias en las que se mencionan:

Ambas descripciones no son necesariamente contradictorias, sino que reflejan las percepciones y preferencias variadas dentro del pueblo de Israel en diferentes momentos y circunstancias. El maná, como alimento provisto por Dios, era versátil y podía ser percibido de diversas formas dependiendo de las expectativas y experiencias individuales de las personas.



30. - El día de reposo era para recordar la creación. 

Éxodo 20:11. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó. (Éxodo. 31:17)

 
- El día de reposo era para recordar la estancia en Egipto. 

Deuteronomio 5:15. Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.


Las aparentes contradicciones en la razón del día de reposo (sábado) en el Antiguo Testamento se pueden entender desde diferentes perspectivas:

Ambos aspectos no son necesariamente contradictorios, sino que ofrecen diferentes dimensiones de significado para el día de reposo. Mientras que el sábado recuerda la creación y el descanso divino, también representa la liberación y redención de Dios hacia su pueblo. Estas interpretaciones complementarias pueden entenderse como capas de significado que enriquecen la comprensión del día de reposo en el contexto bíblico.


31. - Dios detalla las ofrendas de sacrificio. 

Éxodo 20:24.  Altar de tierra harás para mí, y sacrificarás sobre él tus holocaustos y tus ofrendas de paz, tus ovejas y tus vacas; en todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré. 

(Éxodo 29:10-42; Levítico 1:1-17; Números 28:1-31)

- Dios dice que no ordenó sacrificios. 

Jeremías 7:22. Porque no hablé yo con vuestros padres, ni nada les mandé acerca de holocaustos y de víctimas el día que los saqué de la tierra de Egipto.

La aparente contradicción entre Éxodo 20:24 y Jeremías 7:22 se puede entender considerando el contexto y la evolución del pensamiento religioso en el Antiguo Testamento:

La aparente contradicción se resuelve al comprender que los sacrificios y ofrendas eran parte del sistema ritual y cultual del Antiguo Testamento, pero Dios siempre ha buscado la sinceridad y la obediencia del corazón por encima de los rituales externos. Los profetas, como Jeremías, enfatizaron la importancia de una relación verdadera con Dios y la necesidad de un corazón quebrantado y contrito más que la mera observancia de rituales.


32. - El Libro de Jasher fue escrito en la época de Josué. 

Josué 10:13. Y el sol se detuvo y la luna se paró, Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. 


- El Libro de Jaser fue escrito en la época de David. 

2 Samuel 1:17,18. 17 Y endechó David a Saúl y a Jonatán su hijo con esta endecha, 18 y dijo que debía enseñarse a los hijos de Judá. He aquí que está escrito en el libro de Jaser.

La aparente contradicción en cuanto al momento en que fue escrito el Libro de Jaser se debe a la interpretación de los versículos mencionados:

La discrepancia en los tiempos de escritura puede deberse a varias razones:

En resumen, la aparente contradicción se debe a la falta de detalles específicos en la Biblia sobre cuándo exactamente se escribió el Libro de Jaser. Su antigüedad y autoría exacta son temas de debate entre los estudiosos.


33. - Los israelitas eran un pueblo numeroso y poderoso. 

Éxodo 1:8, 9. 8 Entretanto, se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José; y dijo a su pueblo: 9 He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros.

- Los israelitas eran pocos en número. 

Deuteronomio 7:7. No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos

La aparente contradicción sobre el número de israelitas se puede entender considerando el contexto de los pasajes:

La aparente contradicción se aclara al considerar que en Éxodo se describe el crecimiento inicial de los israelitas en Egipto, mientras que en Deuteronomio se habla de la situación al momento en que Moisés dirige estas palabras al pueblo, antes de ingresar a la Tierra Prometida. La perspectiva cambia dependiendo del contexto histórico y el propósito del mensaje en cada pasaje.


34. - Los israelitas tenían agua en abundancia para lavar su ropa para la purificación. 

Éxodo 19:10.  Y Jehová dijo a Moisés: Ve al pueblo, y santifícalos hoy y mañana; y laven sus vestidos

- Los israelitas no tenían agua y se amotinaron por beber. 

Éxodo 15:22-24. 22 E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua. 23 Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. 24 Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber? 


La aparente contradicción entre Éxodo 19:10 y Éxodo 15:22-24 se puede entender considerando el contexto y los eventos específicos que se describen en cada pasaje:

La aparente contradicción se resuelve al considerar que las circunstancias y ubicaciones son diferentes en cada pasaje. En Éxodo 19:10, se habla de un momento específico en el monte Sinaí donde sí tenían acceso a agua para propósitos de purificación ritual, mientras que en Éxodo 15:22-24, se menciona un evento anterior en el desierto donde experimentaron escasez de agua para beber.


35. - Dios estaba con el pueblo. 

Éxodo 3:12. Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.


- Dios no estaba con el pueblo. 

Éxodo 33:3.  (a la tierra que fluye leche y miel); pero yo no subiré en medio de ti, porque eres pueblo de dura cerviz, no sea que te consuma en el camino.


La aparente contradicción entre Éxodo 3:12 y Éxodo 33:3 se puede entender considerando el contexto y la naturaleza de la relación entre Dios y el pueblo de Israel en diferentes momentos:

Entonces, la aparente contradicción se resuelve al entender que en Éxodo 3:12, Dios está hablando en un contexto de misericordia y promesa hacia Moisés y el pueblo antes de su gran pecado del becerro de oro, mientras que en Éxodo 33:3, Dios está expresando su ira y la posible consecuencia de su presencia en medio del pueblo en ese momento específico de desobediencia grave.


36. - Aarón murió en el monte Hor. 

Números 20:27, 28. 27 Y Moisés hizo como Jehová le mandó; y subieron al monte de Hor a la vista de toda la congregación. 28 Y Moisés desnudó a Aarón de sus vestiduras, y se las vistió a Eleazar su hijo; y Aarón murió allí en la cumbre del monte, y Moisés y Eleazar descendieron del monte.  (28; 33:38,39)

- Aarón murió en Mosera. 

Deuteronomio 10:6. (Después salieron los hijos de Israel de Beerot-bene-jaacán a Mosera; allí murió Aarón, y allí fue sepultado, y en lugar suyo tuvo el sacerdocio su hijo Eleazar.


La aparente contradicción sobre el lugar de la muerte de Aarón se puede abordar considerando diferentes aspectos:

En resumen, la narrativa principal y más detallada es que Aarón murió en el monte Hor según los pasajes de Números. La mención de Mosera en Deuteronomio puede ser interpretada de diferentes maneras y no necesariamente contradice la narrativa principal, pero podría reflejar una variación en la tradición o una comprensión regional específica de los eventos.


37. - Los cananeos fueron completamente destruidos. 

Números 21:3. Y Jehová escuchó la voz de Israel, y entregó al cananeo, y los destruyó a ellos y a sus ciudades; y llamó el nombre de aquel lugar Horma.

- Se dejó que los cananeos molestaran a los israelitas durante años. 

Jueces 3:1,2. 1 Estas, pues, son las naciones que dejó Jehová para probar con ellas a Israel, a todos aquellos que no habían conocido todas las guerras de Canaán; 2 solamente para que el linaje de los hijos de Israel conociese la guerra, para que la enseñasen a los que antes no la habían conocido:


La aparente contradicción entre la afirmación de que los cananeos fueron completamente destruidos y la idea de que continuaron molestando a los israelitas puede entenderse considerando el contexto histórico y la forma en que se relatan estos eventos en la Biblia.

En resumen, la aparente contradicción se resuelve al considerar que la destrucción de los cananeos en Números se refiere a eventos específicos de batallas, mientras que la presencia continua de los cananeos en Jueces refleja la realidad histórica de la coexistencia y las tensiones entre diferentes grupos étnicos en la región.


38. - Se sacaron piedras del río Jordán. 

Josué 4:3.  y mandadles, diciendo: Tomad de aquí de en medio del Jordán, del lugar donde están firmes los pies de los sacerdotes, doce piedras, las cuales pasaréis con vosotros, y levantadlas en el lugar donde habéis de pasar la noche.

- Se colocaron piedras en el río Jordán. 

Josué 4:9. Josué también levantó doce piedras en medio del Jordán, en el lugar donde estuvieron los pies de los sacerdotes que llevaban el arca del pacto; y han estado allí hasta hoy.


En Josué 4, hay una aparente contradicción en la forma en que se mencionan las piedras en relación con el río Jordán. La explicación probable radica en la secuencia de eventos y en cómo se describen estos eventos en el relato bíblico:

Entonces, no hay una contradicción real en estos versículos. El proceso implica sacar piedras del río para luego colocarlas en un lugar específico cerca del río, ambos actos realizados como parte de la misma ceremonia conmemorativa del cruce del Jordán por los israelitas.


39. - El voto nazareo se rompe si uno se acerca a un cadáver. 

Números 6:6-9. 6 Todo el tiempo que se aparte para Jehová, no se acercará a persona muerta. 7 Ni aun por su padre ni por su madre, ni por su hermano ni por su hermana, podrá contaminarse cuando mueran; porque la consagración de su Dios tiene sobre su cabeza. 8 Todo el tiempo de su nazareato, será santo para Jehová. 9 Si alguno muriere súbitamente junto a él, su cabeza consagrada será contaminada; por tanto, el día de su purificación raerá su cabeza; al séptimo día la raerá.


- Sansón, un nazareo, aparentemente no rompió este voto. 

Jueces 13:5. Pues he aquí que concebirás y darás a luz un hijo; y navaja no pasará sobre su cabeza, porque el niño será nazareo a Dios desde su nacimiento, y él comenzará a salvar a Israel de mano de los filisteos. (15:8,15,16; 16:17)


El voto de nazareo, como se describe en Números 6, incluía ciertas restricciones, como no beber vino ni tocarse un cadáver. La aparente contradicción se presenta en el caso de Sansón, quien era un nazareo pero que aparentemente se involucró en situaciones que podrían haberlo llevado a violar su voto. Sin embargo, hay algunas consideraciones importantes para entender esto:

En resumen, aunque parece haber una contradicción entre las restricciones del voto nazareo y las acciones de Sansón, estas discrepancias pueden explicarse considerando el contexto cultural, las interpretaciones del voto nazareo y la manera en que se relatan los eventos en la Biblia.


40. - Samuel ministró al "Señor". 

1 Samuel 3:1. El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia.

- Samuel no conocía al "Señor". 

1 Samuel 3:7. Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada.


La aparente contradicción entre estos versículos puede entenderse considerando el contexto completo del relato de Samuel y su relación con Dios:

La clave para resolver esta aparente contradicción está en entender el desarrollo progresivo de la relación de Samuel con Dios a lo largo de su vida:

Después de este evento, Samuel desarrolla una estrecha relación con Dios y se convierte en un profeta notable en Israel, comunicándose regularmente con Dios y entregando sus mensajes al pueblo. Esta aparente contradicción se resuelve al comprender que el relato describe diferentes etapas en la vida y el conocimiento espiritual de Samuel, desde su servicio inicial en el tabernáculo hasta su posterior papel como profeta y líder espiritual de Israel.


41. - David mató a Goliat. 

1 Samuel 17:49,50. 49 Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra. 50 Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano.


- Elhanán mató a Goliat. 

2 Samuel 21:19-21. 19 Hubo otra vez guerra en Gob contra los filisteos, en la cual Elhanán, hijo de Jaare-oregim de Belén, mató a Goliat geteo, el asta de cuya lanza era como el rodillo de un telar. 20 Después hubo otra guerra en Gat, donde había un hombre de gran estatura, el cual tenía doce dedos en las manos, y otros doce en los pies, veinticuatro por todos; y también era descendiente de los gigantes. 21 Este desafió a Israel, y lo mató Jonatán, hijo de Simea hermano de David. 


La aparente contradicción entre estos versículos se debe a una cuestión de interpretación y contexto. Veamos:

Existen varias teorías para reconciliar esta aparente contradicción:

En resumen, la aparente contradicción entre estos versículos puede ser resultado de diferencias en la narración o interpretación de eventos históricos, y las diversas teorías intentan reconciliar estas diferencias desde diferentes enfoques hermenéuticos.


42. - "Dios" hizo que David contara al pueblo. 

2 Samuel 24:1. Volvió a encenderse la ira de Jehová contra Israel, e incitó a David contra ellos a que dijese: Ve, haz un censo de Israel y de Judá.


- "Satanás" hizo que David contara al pueblo. 

1 Crónicas 21:1. Pero Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que hiciese censo de Israel.

La aparente contradicción entre estos versículos se puede abordar desde una perspectiva de cómo se describe la acción en relación con Dios y Satanás en la Biblia. Veamos:

La reconciliación de esta aparente contradicción puede entenderse de varias maneras:

En conclusión, la aparente contradicción entre estos versículos puede interpretarse dentro del contexto más amplio de cómo se describe la agencia divina y la intervención sobrenatural en la Biblia, y cómo diferentes autores o fuentes enfatizan diferentes aspectos de los mismos eventos.


43. - Saúl destruyó por completo a los amalecitas. 

1 Samuel 15:20. Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas.

- David destruyó por completo a los amalecitas. 

1 Samuel 27:8, 9. 8 Y subía David con sus hombres, y hacían incursiones contra los gesuritas, los gezritas y los amalecitas; porque estos habitaban de largo tiempo la tierra, desde como quien va a Shur hasta la tierra de Egipto. 9 Y asolaba David el país, y no dejaba con vida hombre ni mujer; y se llevaba las ovejas, las vacas, los asnos, los camellos y las ropas, y regresaba a Aquis.

- David destruyó a los amalecitas - otra vez - casi. 

1 Samuel 30:1,17,18.  1 Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los de Amalec habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego  ; 17 Y los hirió David desde aquella mañana hasta la tarde del día siguiente; y no escapó de ellos ninguno, sino cuatrocientos jóvenes que montaron sobre los camellos y huyeron. 18 Y libró David todo lo que los amalecitas habían tomado, y asimismo libertó David a sus dos mujeres. 


Estas aparentes contradicciones en relación con la destrucción de los amalecitas pueden explicarse considerando el contexto y los detalles específicos de cada evento:

La aparente contradicción radica en la interpretación de la palabra "destruir por completo". Mientras que en el caso de Saúl se indica que no cumplió completamente con la orden de Dios, en los casos de David se destaca su éxito en los enfrentamientos militares, aunque en el último evento no se menciona que haya exterminado a todos los amalecitas. Esto sugiere que las narraciones describen diferentes grados de éxito en las campañas militares contra los amalecitas, pero no necesariamente contradicen la realidad histórica de estos eventos.


44. - Dios escogió a Saúl para salvar al pueblo de los filisteos. 

1 Samuel 9:15-17.  15 Y un día antes que Saúl viniese, Jehová había revelado al oído de Samuel, diciendo: 16 Mañana a esta misma hora yo enviaré a ti un varón de la tierra de Benjamín, al cual ungirás por príncipe sobre mi pueblo Israel, y salvará a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirado a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mí. 17 Y luego que Samuel vio a Saúl, Jehová le dijo: He aquí este es el varón del cual te hablé; este gobernará a mi pueblo.


- Saúl muere y los filisteos invaden a los israelitas. 

1 Samuel 31:6, 7. 6 Así murió Saúl en aquel día, juntamente con sus tres hijos, y su escudero, y todos sus varones. 7 Y los de Israel que eran del otro lado del valle, y del otro lado del Jordán, viendo que Israel había huido y que Saúl y sus hijos habían sido muertos, dejaron las ciudades y huyeron; y los filisteos vinieron y habitaron en ellas.


Estas aparentes contradicciones en relación con la elección de Saúl y su posterior muerte pueden entenderse considerando el contexto y la evolución de los eventos en la historia bíblica:

La aparente contradicción se resuelve considerando el desarrollo de los eventos históricos. Aunque Dios escogió a Saúl como rey y líder militar para enfrentar a los filisteos, la desobediencia y las decisiones de Saúl, así como la voluntad divina de castigar a Israel por sus pecados, llevaron a la derrota final y la invasión filistea después de la muerte de Saúl. Esto muestra cómo, a pesar de la elección inicial y el potencial, las acciones humanas y la intervención divina pueden tener consecuencias variadas en la historia del pueblo de Israel.


45. - Dios escogió a Saúl. 

1 Samuel 9:16. Mañana a esta misma hora yo enviaré a ti un varón de la tierra de Benjamín, al cual ungirás por príncipe sobre mi pueblo Israel, y salvará a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirado a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mí.


- Dios se arrepiente de haber escogido a Saúl. 

1 Samuel 15:35. Y nunca después vio Samuel a Saúl en toda su vida; y Samuel lloraba a Saúl; y Jehová se arrepentía de haber puesto a Saúl por rey sobre Israel.
- Dios no necesita arrepentirse. 

Número 23:19. Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?


Las aparentes contradicciones en relación con la elección de Saúl por parte de Dios y el arrepentimiento asociado se pueden entender desde una perspectiva teológica y literaria:

Entender estos pasajes implica reconocer el uso de lenguaje figurativo y simbólico en la narrativa bíblica para transmitir verdades teológicas y morales. El arrepentimiento divino en este contexto no significa que Dios cambie de opinión o de naturaleza, sino que expresa el desencanto de Dios ante la desobediencia humana y las consecuencias que esta trae consigo.


46. - Saúl consultó a Dios pero no recibió respuesta. 

1 Samuel 28:6. Y consultó Saúl a Jehová; pero Jehová no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas.


- Saúl murió por no preguntar. 

1 Crónicas 10:13, 14. 13 Así murió Saúl por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina, 14 y no consultó a Jehová; por esta causa lo mató, y traspasó el reino a David hijo de Isaí.


Estas aparentes contradicciones en relación con Saúl y su consulta a Dios pueden entenderse considerando el contexto y las circunstancias específicas:

Estos pasajes no son contradictorios en sí mismos, sino que muestran diferentes aspectos de la relación entre Saúl y Dios a lo largo de su vida. La falta de respuesta divina en un momento específico y la muerte de Saúl como consecuencia de no buscar a Dios reflejan los resultados de su conducta y elecciones, en lugar de una contradicción en la narrativa.


47. - Saúl conoció a David antes del encuentro con Goliat. 

1 Samuel 16:19. Y Saúl envió mensajeros a Isaí, diciendo: Envíame a David tu hijo, el que está con las ovejas.

- Saúl no conoció a David hasta después del encuentro con Goliat. 

1 Samuel 17:55-58.  55 Y cuando Saúl vio a David que salía a encontrarse con el filisteo, dijo a Abner general del ejército: Abner, ¿de quién es hijo ese joven? Y Abner respondió: 56 Vive tu alma, oh rey, que no lo sé. Y el rey dijo: Pregunta de quién es hijo ese joven. 57 Y cuando David volvía de matar al filisteo, Abner lo tomó y lo llevó delante de Saúl, teniendo David la cabeza del filisteo en su mano. 58 Y le dijo Saúl: Muchacho, ¿de quién eres hijo? Y David respondió: Yo soy hijo de tu siervo Isaí de Belén.


Estas aparentes contradicciones en relación con el encuentro entre Saúl y David pueden resolverse teniendo en cuenta el contexto y la secuencia de eventos:

La aparente contradicción se resuelve al entender que la primera vez que Saúl conoció a David fue cuando David fue llevado ante él para tocar el arpa y aliviar su aflicción. Sin embargo, Saúl no tuvo un encuentro personal significativo con David hasta después de la derrota de Goliat, cuando Saúl buscó saber quién era el joven que había tenido tal valentía y habilidad en la batalla.


48. - Mical no tuvo hijos. 

2 Samuel 6:23. Y Mical hija de Saúl nunca tuvo hijos hasta el día de su muerte.

- Mical tuvo cinco hijos. 

2 Samuel 21:8. Pero tomó el rey a dos hijos de Rizpa hija de Aja, los cuales ella había tenido de Saúl, Armoni y Mefi-boset, y a cinco hijos de Mical hija de Saúl, los cuales ella había tenido de Adriel hijo de Barzilai meholatita


La aparente contradicción sobre si Mical tuvo hijos o no se puede explicar considerando el contexto y los detalles específicos:

Por lo tanto, no hay una contradicción real entre estos dos pasajes. Mical no tuvo hijos biológicos, pero sí crió a los hijos de su hermana Merab como propios, lo que se menciona en 2 Samuel 21:8.


49. - David pagó 50 piezas de plata por la propiedad. 

2 Samuel 24:24. Pero el rey respondió a Arauna: —Eso no puede ser. No voy a ofrecer al Señor mi Dios holocaustos que nada me cuesten. Te lo compraré todo por su precio justo. Fue así como David compró el lugar donde se limpia el trigo y los bueyes por cincuenta siclos de plata.


- David pagó 600 piezas de oro por la propiedad. 

1 Crónicas 21:25.  Fue así como David dio a Arauna seiscientos siclos de oro por aquel lugar.


La aparente contradicción entre 2 Samuel 24:24 y 1 Crónicas 21:25 sobre la cantidad pagada por la propiedad se puede abordar considerando diferentes aspectos:

En resumen, la aparente contradicción puede explicarse considerando el contexto, las diferentes versiones de la Biblia y la posibilidad de que la cantidad de pago haya variado durante el proceso de adquisición de la propiedad.


50. - Su nombre era Salomón. 

2 Samuel 12:24. Luego David fue a consolar a su esposa y se unió a ella. Betsabé le dio un hijo, al que llamó Salomón. El Señor amó al niño (1 Crónicas 22:9)

- Su nombre era Jedidías. 

2 Samuel 12:25. y mandó a decir por medio del profeta Natán que le pusieran por nombre Jedidías, por disposición del Señor.


La aparente contradicción en los nombres de Salomón y Jedidías en 2 Samuel 12:24-25 se puede entender considerando algunos factores:

En resumen, la aparente contradicción se resuelve al considerar que ambos nombres pueden haber sido utilizados en diferentes contextos y momentos para resaltar aspectos particulares de la vida y relación de Salomón con Dios.


51. - Salomón tenía 40.000 establos de caballos. 

1 Reyes 4:26. Salomón tenía doce mil caballos y cuatro mil establos para los caballos de sus carros de combate.


- Salomón tenía 4.000 establos de caballos. 

2 Crónicas 9:25. Salomón tenía cuatro mil establos para sus caballos y sus carros de combate; también, doce mil caballos que mantenía en las caballerizas y en su palacio en Jerusalén. 



Las aparentes contradicciones en la cantidad de establos de caballos que Salomón poseía se pueden entender considerando algunos factores:

En conclusión, las aparentes discrepancias en la cantidad de establos de caballos que Salomón tenía pueden atribuirse a factores como la variabilidad en los registros, redondeo de cifras y la perspectiva particular de cada libro bíblico. Estas diferencias no invalidan la enseñanza general o la narrativa, sino que reflejan la complejidad de la recopilación histórica en la antigüedad.


52. - Salomón tenía 3300 supervisores. 

1 Reyes 5:16. había además tres mil trescientos capataces que estaban al frente de la obra y dirigían a los trabajadores.

- Salomón tenía 3600 supervisores. 

2 Crónicas 2:2. Con este fin reclutó a setenta mil cargadores y ochenta mil canteros, para que trabajaran en la montaña. Al frente de ellos puso a tres mil seiscientos capataces.


Las aparentes contradicciones en el número de supervisores que Salomón tenía se pueden entender considerando varios factores:

En resumen, las diferencias en el número de supervisores que se mencionan en 1 Reyes 5:16 y 2 Crónicas 2:2 pueden atribuirse a la variabilidad en los registros históricos, el redondeo de cifras y la perspectiva particular de cada libro bíblico. Estas diferencias no afectan la enseñanza general o la veracidad de la narrativa, sino que reflejan la complejidad de la recopilación histórica y la transmisión de información en la antigüedad.


53. - El "mar fundido" de Salomón celebró 2000 "baños". 

1 Reyes 7:26. El grosor de la fuente era de un palmo y su borde, en forma de copa, se asemejaba a un capullo de azucena. Tenía una capacidad de dos mil batos.

- El "mar fundido" de Salomón tenía 3000 "baños". 

2 Crónicas 4:5.  El grosor de la fuente era de un palmo y su borde, en forma de copa, se asemejaba a un capullo de azucena. Tenía una capacidad de tres mil batos.



Las aparentes contradicciones en la capacidad del "mar fundido" de Salomón, mencionadas como 2000 "baños" en 1 Reyes 7:26 y 3000 "baños" en 2 Crónicas 4:5, pueden explicarse considerando varios factores:

En general, estas diferencias en la capacidad del "mar fundido" de Salomón no afectan la enseñanza principal o la veracidad de la narrativa. Son más bien el resultado de las complejidades inherentes a la transmisión y la interpretación de la información en textos antiguos.


54. - Salomón tenía miles de caballos. 

1 Reyes 4:26. Salomón tenía doce mil caballos y cuatro mil establos para los caballos de sus carros de combate.

- Un rey no debe multiplicar los caballos para sí mismo. 

Deuteronomio 17:15,16. 15 asegúrate de nombrar como rey a uno de tu mismo pueblo, uno que el Señor tu Dios elija. No aceptes como rey a ningún forastero ni extranjero. 16 El rey no deberá adquirir gran cantidad de caballos ni hacer que el pueblo vuelva a Egipto con el pretexto de aumentar su caballería, pues el Señor te ha dicho: «No vuelvas más por ese camino».


Las aparentes contradicciones entre la cantidad de caballos que se atribuyen a Salomón en 1 Reyes 4:26 y la advertencia en Deuteronomio 17:15-16 sobre los reyes no multiplicar los caballos para sí mismos pueden abordarse considerando el contexto y propósito de las narrativas.

La aparente contradicción se resuelve al considerar que Salomón, siendo un rey próspero y poderoso, podía tener una cantidad considerable de caballos sin violar directamente la advertencia en Deuteronomio. Además, el contexto en Deuteronomio se enfoca más en el corazón y la actitud del rey hacia la confianza en Dios y la dependencia en Él, en lugar de una prohibición absoluta sobre la posesión de caballos.


55. - Salomón tuvo cientos de esposas. 

1 Reyes 11:1-3. 1 Ahora bien, además de casarse con la hija del faraón, el rey Salomón amó a muchas mujeres moabitas, amonitas, edomitas, sidonias e hititas, todas ellas mujeres extranjeras 2 que procedían de naciones de las cuales el Señor había dicho a los israelitas: «No se unan a ellas ni ellas a ustedes, porque de seguro les desviarán el corazón para que sigan a otros dioses». Con tales mujeres se unió Salomón y decidió amarlas. 3 Tuvo setecientas esposas que eran princesas y trescientas concubinas; todas estas mujeres hicieron que se desviara su corazón.

- Un rey no debe multiplicar esposas para sí mismo. 

Deuteronomio 17:17. El rey no tomará para sí muchas mujeres, no sea que se extravíe su corazón; tampoco acumulará enormes cantidades de plata y oro.


Las aparentes contradicciones entre el hecho de que Salomón tuvo cientos de esposas según 1 Reyes 11:1-3 y la advertencia en Deuteronomio 17:17 de que un rey no debe multiplicar esposas para sí mismo se pueden entender considerando los siguientes puntos:

La aparente contradicción se resuelve al entender que, aunque Salomón tuvo cientos de esposas, esta acción fue vista negativamente porque condujo a su apostasía y al declive espiritual de Israel. La advertencia en Deuteronomio busca evitar precisamente este tipo de problemas al recordar a los reyes la importancia de mantenerse fieles a Dios y no dejarse influenciar por prácticas paganas a través de matrimonios múltiples con mujeres extranjeras.


56. - No hubo rey más grande antes o después de Ezequías. 

2 Reyes 18:1-5. 1 En el tercer año de Oseas, hijo de Elá, rey de Israel, Ezequías hijo de Acaz, rey de Judá, comenzó a reinar. 2 Tenía veinticinco años cuando comenzó a reinar; reinó en Jerusalén veintinueve años. Su madre era Abí hija de Zacarías. 3 Ezequías hizo lo que agrada al Señor, pues en todo siguió el ejemplo de su antepasado David. 4 Quitó los altares paganos, destrozó las piedras sagradas y quebró las imágenes de la diosa Aserá. Además, destruyó la serpiente de bronce que Moisés había hecho, pues los israelitas todavía le quemaban incienso, y la llamaban Nejustán. 5 Ezequías puso su confianza en el Señor, Dios de Israel. No hubo otro como él entre todos los reyes de Judá, ni antes ni después. 


- No hubo rey más grande antes o después de Josías. 

2 Reyes 23:24-25. 24 Además, Josías expulsó a los médiums y a los espiritistas, y eliminó toda clase de ídolos y el resto de las cosas detestables que se veían en el país de Judá y en Jerusalén. Lo hizo así para cumplir las instrucciones de la Ley, escritas en el libro que el sacerdote Jilquías encontró en el Templo del Señor. 25Ni antes ni después de Josías hubo otro rey que, como él, se volviera al Señor de todo corazón, con toda el alma y con todas sus fuerzas, siguiendo en todo la Ley de Moisés. 


Las afirmaciones en 2 Reyes 18:1, 5 sobre Ezequías y en 2 Reyes 23:24, 25 sobre Josías como reyes sin igual pueden parecer contradictorias a primera vista. Sin embargo, es importante considerar el contexto histórico y las circunstancias específicas que rodearon a cada rey:

Ambos reyes fueron excepcionales en su servicio a Dios y en la manera en que guiaron a su nación hacia la adoración verdadera. Las afirmaciones sobre su grandeza se relacionan con su compromiso religioso y liderazgo en tiempos específicos, más que una comparación absoluta de todos los reyes en la historia de Israel y Judá.


57. - Dios prohíbe la fabricación de ídolos. 

Éxodos 20:4. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.  (Deuteronomio  5:8, 9)

- Dios manda que se hagan ídolos. 

Éxodos  25:18. Harás también dos querubines de oro; labrados a martillo los harás en los dos extremos del propiciatorio.  (Números 21:8, 9) 


Estas aparentes contradicciones se resuelven al considerar el contexto y el propósito detrás de las instrucciones divinas.

Entonces, la aparente contradicción se disipa al comprender que la prohibición de hacer ídolos se refiere a la adoración de imágenes como si fueran dioses, mientras que las instrucciones específicas de hacer ciertas imágenes en el contexto del culto tenían propósitos distintos y no implicaban adoración idolátrica.


58. - Los hijos deben sufrir por los pecados de sus padres. 

Éxodo 20:5. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen (Éxodo 34:7; Números 14:18; Deuteronomio 5:9; Isaías 14:21)

- Los hijos no deben sufrir por los pecados de sus padres. 

Deuteronomio 24:16. Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su pecado. (Ezequiel 18:19,20)


Estas aparentes contradicciones en el Antiguo Testamento reflejan una evolución en la comprensión y la aplicación de la justicia divina a lo largo del tiempo, así como diferentes contextos y enfoques en la enseñanza.



Para reconciliar estas perspectivas aparentemente contradictorias, se puede entender que la Biblia muestra una progresión en la comprensión de la justicia divina. Inicialmente, se destacan las consecuencias sociales y familiares de los pecados, pero más tarde se aclara que cada persona es responsable de su relación personal con Dios y no debe cargar con la culpa de los pecados de otros.


59. - Dios prohíbe matar a los inocentes. 

Éxodos 23:7. De palabra de mentira te alejarás, y no matarás al inocente y justo; porque yo no justificaré al impío.

- Dios aprueba la matanza de inocentes. 

Números 31:17. Matad, pues, ahora a todos los varones de entre los niños; matad también a toda mujer que haya conocido varón carnalmente.  (Josué 6:21; Josué 7:24-26;  Josué 8:22-25; Josué 10:20, 40; Josué 11:15; 1 Samuel 15:3) 


Estas aparentes contradicciones en el Antiguo Testamento reflejan diferentes contextos históricos y narrativos, así como diferentes interpretaciones teológicas.

La comprensión de estas aparentes contradicciones a menudo se aborda desde una perspectiva teológica y hermenéutica, considerando factores como:

En última instancia, la interpretación y reconciliación de estas aparentes contradicciones a menudo depende del enfoque hermenéutico y teológico que se aplique, así como de la comprensión de los principios éticos y morales que subyacen en la enseñanza bíblica en su totalidad.


60. - Muerte a un falso profeta. 

Deuteronomio 18:20. El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá.

- Muerte también a un verdadero profeta engañado por "Dios". 

Ezequiel 14:9. Y cuando el profeta fuere engañado y hablare palabra, yo Jehová engañé al tal profeta; y extenderé mi mano contra él, y lo destruiré de en medio de mi pueblo Israel.


Estas aparentes contradicciones en el Antiguo Testamento reflejan diferentes contextos y enfoques en la relación entre los profetas y la revelación divina. Aquí hay algunas consideraciones clave:

Para reconciliar estas aparentes contradicciones, se pueden considerar los siguientes puntos:

En última instancia, la comprensión de estas leyes y principios requiere un enfoque hermenéutico cuidadoso que tenga en cuenta el contexto histórico, cultural y teológico en el que se dieron estas instrucciones.


61. - Dios recuerda el pecado incluso cuando ha sido perdonado. 

Éxodos 34:7.  que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación.
- Dios no recuerda el pecado después de que ha sido perdonado. 

Jeremías 31:34. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.


Las aparentes contradicciones en cómo se aborda el pecado y el perdón en el Antiguo Testamento pueden entenderse mejor considerando varios aspectos:

En resumen, las aparentes contradicciones sobre si Dios recuerda o no el pecado después de perdonarlo reflejan diferentes enfoques y contextos dentro del Antiguo Testamento, que pueden reconciliarse considerando el desarrollo teológico y el cambio de perspectiva a lo largo de la narrativa bíblica.