Job

Job

Job en varias versiones:  

1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  

22  23  24  25  26 27  28  29  30  31  32 33  34  35  36  37  38  39  40  41  42

Tiempo de Lectura= 2:10 / Contiene: 42 capítulos, 1.070 versículo y 10.102 palabras.

MÉTODO CRÍTICO

1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Job o Moisés (?)

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO?   

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO?    

4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO?    

MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO? Muchos consideran a Job como una de las piezas literarias más antiguas que existen. El patriarca Job, un hombre justo, de repente sufre las pérdidas de su propiedad y, uno por uno, todos sus hijos. Como si esto no fuera suficiente, él mismo es arrojado en un sufrimiento físico terrible.     Una gran parte de este libro está dedicada a la discusión filosófica del sufrimiento entre Job y sus amigos. Los amigos le acusan diciéndole que de acuerdo con las leyes de la naturaleza, el sufrimiento viene como resultado del pecado. Job insiste en afirmar que él es bueno, y que el sufrimiento debe tener otro propósito. Los últimos capítulos nos dicen de qué modo su prosperidad la fue restaurada. Y el libro tiene un punto de vista diferente.

MÉTODO LITERARIO

1) ¿QUÉ GÉNERO DE LITERATURA ES EL LIBRO? Sapiencial / drama/ poético

MÉTODO PANORÁMICO

1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO? Job es el primero de los libros poéticos de la Biblia hebrea. Algunos creen que este es el primer libro de la Biblia que se escribió. El libro nos da indicios de la obra de Satanás. Ezequiel 14:14, 20 y Santiago 5:11 mencionan a Job como un personaje histórico 

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO? Demostrar la soberanía de Dios y el significado de la fe verdadera. Plantea la pregunta "¿Por qué sufre el justo?"

PALABRAS CLAVE DE JOB (RV1960): sabiduría, Dios, pecado, Satanás,  

FECHA: La historia tiene lugar en el período de los patriarcas; se han ofrecido varias sugerencias con respecto a la composición misma. 

ÉNFASIS: La sabiduría se encuentra finalmente sólo en Dios ; la sabiduría humana no puede por sí sola penetrar los caminos de Dios; el sufrimiento no merecido no tiene respuesta fácil; Dios no está obligado, con los seres humano caídos, a explicar todas las cosas; el temor al Señor es el camino a la verdadera sabiduría. 

CARACTERÍSTICAS PARTICULARES: Job es el primero de los libros poéticos de la Biblia hebrea. Algunos creen que este es el primer libro de la Biblia que se escribió. El libro nos da indicios de la obra de Satanás. Ezequiel 14:14, 20 y Santiago 5:11 mencionan a Job como un personaje histórico. 

CÓMO LEER JOB

    Todos en algún momento nos hemos enfrentado a las preguntas más difíciles de la vida: ¿Por qué hay maldad y sufrimiento en el mundo? ¿Por qué sufren los justos? ¿Dónde está Dios en los momentos de dolor? Las respuestas simplistas pasan la realidad por alto y nos dejan con serias interrogantes acerca del carácter de Dios. No encontrarás nada de eso aquí. La angustiosa búsqueda de Job por respuestas en medio del terrible dolor lleva a un encuentro transformacional con Dios. Su experiencia dramática nos trae cara a cara con el Dios que tiene las respuestas a nuestras preguntas más profundas.

    El principio del libro le da al lector un importante vistazo «tras bambalinas» al debate celestial que establece el contexto de las tragedias terrenales que le sucederán a Job. Escuchamos a Satanás acusar a Dios, declarando que su reino es semejante al de Dios, construido en intereses propios, y asegura que la única razón por la que Job sirve a Dios deriva de las muchas bendiciones que recibe. Básicamente le está diciendo: «quítale todo lo que tiene, ¡ten por seguro que te maldecirá en tu propia cara!». El desafío es lanzado y el escenario está listo para el enfrentamiento cósmico, cuyo resultado será determinado en la tierra. Todo el cielo, excepto Dios, contiene la respiración mientras Satanás arrebata las cosas buenas de la vida de Job. ¿Que pasará? ¿Cómo responderá Job? Imagina el estruendoso grito de victoria cuando las huestes celestiales escucharon a Job, desprovisto de las bendiciones, habiendo perdido su propiedad, ganados e hijos, proclamando en el medio de su agonía: «¡Alabado sea el nombre del Señor!» (Job 1:21b). Job demostró que amaba a Dios simplemente por quién Él es y no por lo que había recibido de Él. Dios había sido vindicado y Satanás humillado.

    Pero sólo nosotros, los lectores, tenemos el beneficio de esta perspectiva «tras bambalinas». Todo lo que Job sabía era que de repente todo lo bueno en su vida había sido destruido, aunque no sabía por qué. Estaba desesperado por entender, quería una explicación. Hizo una infinidad de preguntas hasta que finalmente tuvo un encuentro con Dios en medio de su dolor. Ese momento lo cambió todo. Al final del drama, Job exclama, «Hasta ahora sólo había oído de ti, pero ahora te he visto con mis propios ojos.» (Job 42:5). Pídele a Dios que tú también puedas verlo de una manera nueva mientras lees esta historia.

    Considera las distintas voces que aparecen a través de este libro, las mismas que encontramos en los momentos de prueba: Dios, el diablo, amigos bien intencionados, familia y el propio corazón de Job. Disfruta también la extensa variedad de técnicas literarias usadas en este libro: diálogo, poesía, proverbios, acertijos, lamentos, maldiciones, y metáforas. Lee con cuidado, recordando que nosotros tenemos el privilegio de ver la realidad «tras bambalinas» que Job y sus amigos no tuvieron.

TÍTULO: Como sucede con otros libros de la Biblia, Job lleva el nombre del personaje primordial de la narración. Este nombre pudo haber sido derivado de la palabra hebrea para "persecución", y por esta razón significa "el perseguido", o de una palabra árabe que quiere decir "arrepentirse", y por esta razón significa "arrepentido". El escritor relata una época en la vida de Job. Los escritores del Nuevo Testamento citaron de manera directa a Job en dos ocasiones (Ro 11:35; 1Co 3:19), además Ezequiel 14:14, 20 y Santiago 5:11 muestran que Job fue una persona real.  


TEMAS:

Estructura de Job

Título: “Job demostrando la infinita sabiduría de Dios”

Versículo Clave: 42:3  “¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía”

Autor y fecha

    El libro no nombra a su autor. Job es un candidato poco probable porque el mensaje del libro descansa en la ignorancia de Job de los acontecimientos que ocurrieron en el cielo con relación a su situación. Una tradición talmúdica sugiere a Moisés como el autor debido a que la tierra de Uz (1:1) era adyacente a Madián donde Moisés vivió durante 40 años, y él pudo haber obtenido un registro de la historia ahí. Salomón también es una buena posibilidad debido a la semejanza en contenido con parte del libro de Eclesiastés, como también el hecho de que Salomón escribió los otros libros de sabiduría (a excepción de Salmos, y fue el autor de los Salmos 72 y 127). Aunque vivió mucho tiempo después de Job, Salomón pudo haber escrito de acontecimientos que ocurrieron mucho tiempo antes de él, de la misma manera en la que Moisés fue inspirado para escribir acerca de Adán y Eva. Eliú. Isaías, Ezequías, Jeremías y Esdras también han sido sugeridos como posibles autores, pero sin apoyo.

    

    La fecha de la escritura del libro puede ser mucho después de los acontecimientos registrados en él. Esta conclusión está basada en: 

    Los acontecimientos de la odisea de Job parecen ser patriarcales. Job, por otro lado, parecía saber de Adán (31:33) y el diluvio noéico (12:15). Estas características culturales / históricas halladas en el libro parecen colocar los acontecimientos cronológicamente en un tiempo probablemente después de Babel (Gn 11:1-9) pero antes o contemporáneo con Abraham (Gn 11:27).  

Contexto Histórico de Job

    Este libro comienza con una escena en el cielo que le explica todo al lector (1:6-2:10) Job estaba sufriendo debido a que Dios estaba en competencia con Satanás. Job nunca supo eso, ni alguno de sus amigos, por esta razón todos lucharon por explicar el sufrimiento desde la perspectiva de su ignorancia, hasta que finalmente Job descansó en nada más que fe en la bondad de Dios y la esperanza de su redención. El hecho de que Dios defendió la confianza de Job es el mensaje de culminación del libro. Cuando no hay explicaciones racionales y ni siquiera teológicas para el desastre y el dolor, confía en Dios.  

Retos de Interpretación

 

 

 

   

Temas históricos y teológicos

 

 

 

 

 

 

Vista Panorámica de Job

Job es una obra maestra de la literatura, pero su verdadera grandeza está en la discusión de las luchas que cada persona confronta. ¿Por qué sufre la gente buena? ¿Cómo se enfrenta uno con el dolor y la pérdida de algo? Cuando las circunstancias agobian, ¿dónde está Dios? ¿Se frustran jamás los propósitos de un Dios omnisciente? ¿Es Dios sólo para los que tienen éxito, los ricos, poderosos y saludables? ¿Es El también el Dios del pobre, del débil, del enfermo y del que agoniza? Job confronta con toda honestidad estos asuntos, y rechaza las respuestas simples. A los escritos sobre de esta clase se le llama literatura de sabiduría, y el libro de Job es el primero de cinco libros de sabiduría en el Antiguo Testamento; los otros son Salmos, Proverbios, Eclesiastés y el Cantar de los Cantares.

Entre los libros bíblicos, la estructura de Job es extraordinaria. Comienza con una sección de prosa (1:1–2:13) en la cual Job es privado de su familia y posesiones materiales; sin embargo, su fe permanece firme. La sección central es poesía (3:1–42:6) en la cual varias personas dialogan acerca de las razones de las calamidades de Job. La sección final es prosa (42:7–17) en la cual Job reacciona al Señor en humilde arrepentimiento. En ninguna manera el arrepentimiento de Job le concede la bendición de Dios, pero en su gracia Él le restaura la salud y le duplica sus bendiciones anteriores.

Según Ez 14:14, 20, Job es una persona histórica (como lo son Noé y David), y es de renombre por su paciencia (Stg 5:11). Los eventos registrados en el libro de Job ocurrieron probablemente en el tiempo de Abraham, Isaac y Jacob (Gn 12–35). Varios hechos atestiguan esto: Job es el patriarca de su familia (1:2; 42:11). El ofrece sacrificios a favor de sus hijos (1:5), lo que sugiere que vivió antes que la ley fuera dada. Su riqueza se expresa en términos agrícolas (1:3). La palabra traducida moneda de plata (42:11) data del tiempo de Jacob (Gn 33:19). El antiguo título Dios Todopoderoso es usado más de 30 veces por Job (cp. Gn 17:1). Las verdades contenidas en este libro son eternas.

El propósito de este antiguo libro no es explicar el sufrimiento y el dolor, sino ayudar al creyente a soportarlos. El libro de Job alienta a tener mayor fe en Dios, porque enseña que El está en control aun en los momentos más difíciles de la vida, inclusive cuando parece que nada tiene sentido.

Referencias Proféticas 

    Mientras Job reflexionaba sobre la causa de su miseria, tres preguntas vinieron a su mente, todas las cuales son respondidas solo en nuestro Señor Jesucristo. Estas preguntas ocurren en el capítulo 14. Primero, en el verso 4 Job pregunta “¿Quién hará limpio a lo inmundo? Nadie.” La pregunta de Job viene de un corazón que reconoce que no es posible complacer a Dios o ser justificado a Sus ojos. Dios es santo; nosotros no. Por tanto, existe un gran abismo causado por el pecado, entre Dios y el hombre. Pero la respuesta a la angustiosa pregunta de Job se encuentra en Jesucristo. Él ha pagado el castigo por nuestro pecado y lo ha intercambiado por Su justicia, haciéndonos por ello aceptables a los ojos de Dios (Hebreos 10:14; Colosenses 1:21-23; 2 Corintios 5:17).

    Segunda pregunta de Job, “Más el hombre morirá, y será cortado; perecerá el hombre, ¿y dónde estará él?” (vrs. 10) es otra pregunta acerca de la eternidad, la vida y la muerte que es respondida solo en Cristo. Con Cristo, la respuesta a ‘¿dónde estará él?’ es en la vida eterna, en el cielo. Sin Cristo, la respuesta es una eternidad “en las tinieblas de afuera” donde será “el lloro y el crujir de dientes.” (Mateo 25:30).

    La tercera pregunta de Job, se encuentra en el verso 14, y dice “Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?” Una vez más, la respuesta se encuentra en Cristo. Nosotros realmente viviremos de nuevo si estamos en Él “Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?” (1 Corintios 15:54-55).

Importancia en la Biblia

    Job parece abrir la puerta al concepto neotestamentario de la gracia, al plantear que Dios está más allá de la misma Ley y de las interpretaciones que los hombres hicieron de ella en momentos específicos. Ese concepto nos lleva a confiar en Dios en cualquier

circunstancia. No ganamos nada con tratar de entender el porqué de la dificultad. A veces el justo sufre sin saber por qué, de ahí que sea importante aprender a dejarlo todo en las manos de Dios.

    Por otro lado, este magistral libro, nos deja ver que Dios no está amarrado ni a este mundo, ni a su pueblo, ni al concepto que tengamos de la naturaleza divina. Dios es libre y soberano. Ante su grandeza nos sentimos empequeñecidos. Como Job, no hallamos más remedio que rendirnos a Él con humildad.

    El libro no termina sin recalcar que Dios es bueno y justo en todos sus tratos. Al final restauró a Job y hasta le dio más de lo que antes tenía. Si permanecemos fieles, a la postre Dios siempre disipa las tinieblas de nuestra existencia con la luz de su presencia.

El Carácter de Dios en Job


Cristo en Job

    El libro de Job hace surgir muchas preguntas en cuanto al propósito del sufrimiento. Si bien es difícil hallar respuestas directas en Job, nuestra esperanza está en Cristo, que se identifica con nuestros sufrimientos (He 4:15. En última instancia Job clama a Cristo, el Mediador entre Dios y los seres humanos (9:33; 25:4; 33:23).

Apuntes de Job

El libro de Job tiene un lugar importante en la historia bíblica, no solamente al llamarnos a una total confianza en Dios hasta en las situaciones más críticas, sino también al preparar el camino para Jesucristo, que como el Dios encarnado de la respuesta final a la pregunta de Job asumiendo el papel del sufriente inocente, sólo que en este caso para llevar los pecados de todo el mundo.